Se supone que los precios por unidad te ayudan a comparar un puré de manzana con otro puré de manzana o un ketchup con otro ketchup, para que puedas encontrar rápidamente la mejor oferta. Pero esos numeritos en la etiqueta del estante que muestran el precio por onza, por libra, por cuartos u otra medida pueden ser tramposos. Porque a veces no son comparables. Entonces, es posible que estés comparando, por ejemplo, un precio por onza con un precio por cuarto. ¡Eso no ayuda!

El problema es que no hay normas federales sobre los precios por unidad. Si bien el Instituto Nacional de Normas y Tecnología, una agencia del Departamento de Comercio, ha emitido recomendaciones para estandarizar las etiquetas, no todos los estados las siguen. Entonces, hasta que no se apruebe una ley para unificar las etiquetas, estás a la deriva. A continuación, te decimos cómo evitar 7 errores costosos:

Error N.° 1

Ignorar los precios por unidad de los productos.

De acuerdo, no son perfectos. Y muchas personas no los usan. En una encuesta realizada por el Instituto de Comercialización de Alimentos en 2014, el 22% de los encuestados dijo que no verificaba en forma habitual los precios por unidad. Pero otras investigaciones han descubierto que los consumidores pueden ahorrar más del 50% si eligen el tamaño más económico.

Consejo para hacer compras inteligentes
Si hay un precio por unidad, fíjate siempre en él, no importa qué estés comprando. A veces pueden ser confusos, pero si ni siquiera los miras, puedes perderte las mejores ofertas. Tip: Toma nota de los precios por unidad de los productos que siempre compras. Así, podrás detectar una buena oferta cuando la veas. “En especial, es importante conocer los precios de las cosas más costosas que comes, como las nueces, por ejemplo, porque el ahorro puede ser significativo durante una venta”, dice Steve Economides. Él y su esposa, Annette, escribieron “Recorta tus gastos del supermercado a la mitad” (HarperCollins Christian Publishing, 2010) y son dueños del sitio web moneysmartfamily.com.

Error N.° 2

Pensar que siempre puedes comparar los precios por unidad.

Incluso en la misma categoría de alimentos, las unidades que se usan en los precios pueden ser muy variadas. Pueden aparecer en onzas y en libras o en gramos y en kilos. Cuando fuimos de compras a nuestros mercados locales del metro de New York, encontramos dos botellas de condimento Ken’s Steak House de 24 onzas, una al lado de la otra en la estantería; una tenía el precio por cuarto, la otra, por pinta. También encontramos el vinagre Heinz con precio por cuarto y el vinagre Goya con precio por onza.

Consejo para hacer compras inteligentes
Haz las cuentas, pero no necesitas hacerlas mentalmente. Hay aplicaciones gratuitas que pueden hacer cuentas rápidas por ti, como Unit Price Compare para los teléfonos Android y Apples2Oranges para los iPhones.

Error N.° 3

Poner en la balanza todas tus opciones.

¡Lo decimos literalmente! Cuando hay productos agrícolas como melones o pepinos que se venden por unidad y no por libra, vale la pena elegir el más grande. Lo mismo pasa con el pollo asado. Nuestra tienda local tiene el peso en la etiqueta pero cobra el mismo precio por todas las aves. Economides dice que también ve variaciones de peso en los productos agrícolas empaquetados que tienen un precio fijo. “Por ley, los productos agrícolas que vienen en bolsas o en cajas deben contener, como mínimo, el peso en la etiqueta”, explica. Pero debido a la evaporación, los productores llenan de más los paquetes, de modo que una bolsa de 1 libra de zanahorias puede pesar hasta un cuarto de libra más.

Consejo para hacer compras inteligentes
Usa la balanza. Encontramos melones verdes que pesaban de 3.60 libras a 5.49 libras. A $3.99 por melón, eso equivale a 73 centavos por libra para el más grande y $1.11 por libra para el más pequeño. También tomamos dos bandejas de tomates de 1 libra y descubrimos que una pesaba 1.02 libras y la otra pesaba 1.14 libras, casi 2 onzas más por $2.99.

Error N.° 4

Suponer que el artículo en oferta es la mejor compra.

Onza por onza o libra por libra, la mejor compra podría ser un producto que no está en oferta, en especial si es de una marca de la tienda. ¡Así que no dejes que los carteles de oferta y los cupones te guíen a una pésima compra!

Consejo para hacer compras inteligentes
Saca tu teléfono inteligente. “Es posible que los artículos en oferta reflejen solamente el precio del producto y no incluyan el precio por unidad”, advierte Economides. Entonces, la calculadora de tu teléfono o esas aplicaciones de precios por unidad te ayudarán a determinar la mejor compra. Por ejemplo, encontramos pasta Barilla en oferta a 3 por $5, o $1.67 por libra, pero el precio habitual de la pasta Don Peppe es de solo $1.29 por libra.

Error N.° 5

Pensar que el tamaño grande siempre es más barato.

El paquete más grande suele ahorrarte dinero, pero no siempre. Por ejemplo, la caja de 32 onzas de caldo de pollo Swanson tiene un precio por unidad de $2.99 por cuarto, 27 centavos por cuarto más que el tamaño de 14 onzas. Y el precio por unidad de $2.79 por libra de una lata de 12 onzas de pasta de tomate Hunt’s era sorprendentemente $1.79 centavos por libra más alto que el de 8 onzas en oferta.

Consejo para hacer compras inteligentes
No tomes el de mayor tamaño de forma automática; siempre verifica los precios por unidad para saber cuál tamaño es la mejor compra.

Error N.° 6

Suponer que los paquetes de tamaño similar son iguales.

Asegúrate de obtener la misma cantidad por el dinero. Por ejemplo, descubrimos que las botellas de condimento Ken’s Steak House contienen 9 onzas mientras que las de Wish-Bone y las de Kraft tienen 8 onzas. Las bolsas de guisantes y de brócoli congelados Birds Eye pesaban 14.4 onzas; sin embargo, las bolsas de elote en grano y de mezcla de vegetales, que parecían ser idénticas, pesaban 16 onzas cada una por el mismo precio por bolsa.

Consejo para hacer compras inteligentes
Observa con atención para asegurarte de que las cantidades de los artículos que estás comparando son idénticas. Incluso la misma compañía podría usar paquetes diferentes en la misma línea.

Error N.° 7

No prestar atención en la caja registradora.

El código de un producto o un precio de oferta mal registrado pueden deshacer fácilmente algunos de los ahorros que conseguiste por prestar atención a los precios por unidad, observa Economides. Él calcula que le cobran de más en una de cada 5 compras que realiza en el supermercado. 

Consejo para hacer compras inteligentes 
Si no puedes ver la pantalla mientras pasas los artículos por la caja, mira tu factura antes de salir de la tienda. “Si hay un error, hemos descubierto que los gerentes de las tiendas están dispuestos a darnos dinero por la diferencia”, señala Economides. Y si no eres un genio que puede recordar los precios de cada artículo que compras, anótalos en tu lista mientras haces las compras.

_____________________


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.