Hay pocas cosas más irritantes que abrir una bolsa de chips y ver que está más llena de aire que de otra cosa, o que al hundir la cuchara en un bote de helado resulta que hay menos onzas de lo prometido. ¿Cómo nos pueden engañar así? es lo que se preguntan los consumidores a menudo. ¡Debería haber alguna ley!

Técnicamente, hay una ley; la Ley federal de Envasado y Etiquetado Justos (Fair Packaging and Labeling Act) de más de 50 años de antigüedad. Prohíbe el “relleno excesivamente suelto” o el espacio vacío no funcional que crea la ilusión de una mayor cantidad de producto mediante el llenado insuficiente, el envasado excesivo u otros factores. Pero la ley tiene huecos. Cuando nos comunicamos con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) para consultar acerca de las violaciones, y una reciente notificación que podrían haber emitido, el oficial de prensa de la FDA nos dirigió a una base de datos en la que no pudimos encontrar detalles de violaciones ni advertencias para los fabricantes.

Más información

California es uno de los pocos estados donde los funcionarios locales están ajustando las riendas. A fines de agosto, StarKist aceptó llegar a un arreglo en una demanda colectiva presentada por Patrick Hendricks ante el Tribunal Federal del Distrito para el Distrito Norte de California, donde los acusaba de haber llenado a medias varias latas de 5 onzas de atún claro en trozos y atún blanco sólido durante más de cinco años. StarKist negó haber cometido delito alguno, pero aceptó pagar $8 millones en efectivo y $4 millones en cupones canjeables por sus productos de atún. (Puedes presentar una demanda hasta el 20 de noviembre; dirígete a tunalawsuit.com).

Larry Barlly, fiscal supervisor de distrito adjunto del Condado de Yolo, California, nos dijo que desde 2009, se llegó a un arreglo en 27 causas por relleno suelto en sanciones de carácter civil contra empresas como Coty, CVS, Hershey, Johnson & Johnson, Mars y Walgreens. Como parte de los arreglos, también se obligó a las empresas a rediseñar sus envases.

Hay otras causas pendientes en otros lugares. En marzo pasado, en New York, 100 consumidores se unieron en una demanda colectiva contra Johnson & Johnson Consumer Companies y McNeil-PPC, donde se acusaba a los fabricantes de utilizar frascos desproporcionalmente grandes para contener una pequeña cantidad de cápsulas de Motrin IB y Motrin PM.

“Casi todas las cuestiones farmacéuticas están relacionadas con asuntos regulatorios, de modo que cualquier cambio en los materiales de envasado (digamos, a un tamaño de frasco diferente) puede implicar costosas inversiones, así como revisiones y aprobaciones que consumen mucho tiempo por parte de la [FDA u otra] agencia”, expresó Jim Butschli, editor de la publicación comercial Packaging World.

“Tú y yo podemos indignarnos, pero el relleno suelto podría tener una función”, manifestó el abogado de alimentos y medicamentos Eric Greenberg.

Cuando las empresas empiezan a hacer cambios a los envases, puedes apostar que tiene que ver con las finanzas. “Si aumentan los costos brutos del papel, verás que las hojas del papel de cocina son más escasas y de menor tamaño”, indica Edgar Dworsky, editor del blog de defensa del consumidor, MousePrint.org, que mira la letra chica de los anuncios publicitarios. “Cuando hay escasez de cacahuate, el fabricante quita algunas cucharadas del frasco para compensar los costos más altos”.

Por lo tanto, debes estar atento al mirar el envasado. Presta atención al contenido neto más que a la caja o la bolsa que lo envuelve. Compara el precio por unidad de marcas de varios tamaños y tamaños de envase para ver cuál vende al menor precio por onza, por cuarto o por libra. Para dejarte bien encaminado, miramos con mucha atención algunos envases grandes y sus atrevidas afirmaciones de publicidad; y compartimos lo que nos dijeron los representantes de servicio al cliente cuando llamamos, como cualquier consumidor lo haría, para preguntar a estas empresas: “¿Dónde está el resto que falta?”

Chocolate con leche gigante de Hershey (WT 7oz) vs. Chocolate amargo especial gigante de Hershey (WT 6.8 oz)

Misma etiqueta “gigante”, diferente tamaño

Cuando la palabra “grande” no tiene un gran impacto, “los empleados de marketing hacen anuncios más grandes y atrevidos, y neutralizan a la competencia”, expresó Mark Lang, Ph.D., profesor de marketing alimentario en Saint Joseph’s University. Hershey tiene barras de chocolate extra grandes (4.25 onzas), king (2.6) y de chocolate amargo especiales gigantes (6.8, menos que sus 8 onzas iniciales). Y no todos los “gigantes” son creados iguales: la versión gigante del chocolate con leche pesa 7 onzas completas. ¿Por qué la diferencia? “Podría ser un motivo de marketing, pero la verdad no lo sé”, dijo un representante.