Como con cualquier cosa que compras, la mejor oferta en una hipoteca o en un refinanciamiento implica ir de compras a ver qué encuentras. Sin embargo, el 77% de los prestatarios solicitó un préstamo de un único prestamista en vez de hacer una búsqueda y revisar varias posibilidades para comparar los costos, según un estudio reciente de la Oficina de Protección Financiera al Consumidor.

“Bien puede la gente dedicar más tiempo y esfuerzo en la compra de productos más pequeños como electrodomésticos y televisores que el que emplea al elegir la hipoteca correcta”, dijo Richard Cordray, director de la agencia, en un comunicado. Pero al hacer esta tarea de buscar una hipoteca con cuidado, los ahorros pueden ser significativos. Si recibes una hipoteca de 30 años a una tasa fija de 250,000 dólares a un interés del 4% de un prestamista en lugar de pagar 4.5% a otro, te ahorrarás 26,345 dólares durante la vida del préstamo.

Sabemos que puede ser difícil encontrar la hipoteca adecuada y que el proceso puede ser intimidante. Sin embargo, seguir estos pasos te ayudará a navegar esto de una manera mejor:

OBTÉN TU PUNTUACIÓN DE CRÉDITO

Para obtener la tasa más favorable en un préstamo, tienes que tener un puntaje de crédito de al menos 740, dice Greg McBride, analista financiero de Bankrate.com. Recientemente, si tu puntuación crediticia era de 740 y aplicabas para una hipoteca de $300,000 a una hipoteca fija de 30 años, podrías calificar para una tasa de interés de 3.75%. Si tu puntuación era inferior a 680, la mejor tasa nacional que encontramos en Bankrate.com fue de 4.25% para el mismo préstamo, lo que te costaría $31,130 más durante la vida del préstamo.

Encontrar gratis un puntaje FICO se ha vuelto más fácil. Ahora alrededor de una docena de prestamistas lo ofrece a los clientes, aunque puede que debas tener un tipo de cuenta particular. Si no deseas hacer negocios con una empresa que ofrece puntuaciones gratis, puedes pagar $20 por un puntaje FICO y un informe de crédito en myfico.com.

Consigue tu puntuación al menos 6 meses antes de que planees conseguir una hipoteca. Si tu puntuación es menos que estelar, tendrás tiempo de tratar de impulsarla a que lo sea, opina Kelly Long, CPA (contadora pública) en Chicago.

DECIDE QUÉ TIPO DE HIPOTECA ES LA ADECUADA PARA TI

Antes de comprar, determina la cantidad que deseas pedir prestada, qué tipo de hipoteca deseas y por cuánto tiempo necesitas el plazo para que puedas comparar los productos de los prestamistas.

La mayoría de los prestatarios van con una hipoteca de tasa fija, generalmente por un periodo de 30 años, que extienden el costo de la compra de una casa en el tiempo al hacer pagos predecibles mensualmente, dijo David Reiss, profesor que enseña la ley de financiamiento de bienes raíces en Brooklyn Law School. Esos préstamos tienen sentido especialmente cuando las tasas son bajas y para los compradores que tengan la intención de conservar su casa por un largo tiempo.

Pero considera también una hipoteca de tasa ajustable (ARM, por sus siglas en inglés), también llamada hipoteca de interés variable o tasa flotante, señala Reiss. Tiene una tasa de interés fija por un periodo inicial de tiempo, después cambia periódicamente, generalmente con relación a un índice. La tasa de interés inicial suele ser inferior a la tasa de las hipotecas a tipo fijo. Por ejemplo, la hipoteca promedio de tasa fija a 30 años recientemente tuvo una tasa de porcentaje anual (APR) de 3.5%, según Bankrate.com; el 5/1 ARM promedio –que ajusta anualmente después de cinco años—era de 2.67%.

Cuando la tasa se ajusta, a veces puede resultar en un aumento considerable en los pagos mensuales de la hipoteca. “Las hipotecas ARM son apropiadas para las personas que prevén trasladar o pagar el préstamo antes de que se ajuste”, dice Reiss, “o para aquellos que no planean permanecer en un hogar por muchos años”.

Muchos compradores de vivienda por primera vez pueden calificar para los préstamos de la Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés). Por lo general tienen requisitos menos rígidos para los préstamos, pagos iniciales bajos y los requisitos de ingreso más flexibles. Para obtener más información, ve a fha.com/fha_loan_requirements.

LANZA UNA AMPLIA RED

Después de decidir sobre un tipo de préstamo, compara las ofertas que puedes obtener de una combinación de ofertas de los grandes bancos nacionales, bancos en línea, los bancos regionales locales, cooperativas de crédito, corredores de hipotecas y sociedades de crédito hipotecario, dice Long. Las tasas de interés pueden fluctuar a diario, así que trata de hacer tus compras en un mismo día o en los próximos días, de ser posible.

Recuerda que los prestamistas con las tasas de interés más bajas no necesariamente son la mejor opción, ya que las tasas pueden elevar significativamente el costo de una hipoteca. En general, una hipoteca con tarifas más altas tendrá una tasa de interés más baja, por lo que es importante preguntar sobre la creación del préstamo, las cuotas de suscripción, los honorarios del corredor y los costos de cierre. Y pedir a los prestamistas que te expliquen lo que cubre cada cuota.

Los puntos son los honorarios pagados a un prestamista o corredor y por lo general están relacionados con el tipo de interés. Cuantos más puntos pagues, más baja será la tasa. Un punto cuesta 1% del monto del préstamo y reduce la tasa de interés en 0.25%.

Para averiguar la cantidad que realmente terminarás pagando, pide que los puntos se citen como una cantidad en dólares. En general, las personas que planean vivir en una casa durante 10 años o más deben tener en cuenta los puntos para mantener la tasa de interés más baja mientras dure el préstamo. El pago de una cantidad de dinero por adelantado para los puntos podría no valer la pena si estás planeando mudarte en un periodo de tiempo corto.

Las calculadoras que comparan ofertas de hipotecas, como las que están en Bankrate.com y HSH.com pueden ser de utilidad para que compares el costo de diferentes hipotecas durante la vida del préstamo.

PRESIONA PARA OBTENER UNA MEJOR TRANSACCIÓN

Después de haber encontrado la mejor oferta, trata de negociar incluso mejores condiciones. Pregunta al prestamista si va a perdonar a o a reducir alguno de los honorarios que está cargando o si te ofrecen una tasa de interés más baja (o menos puntos). Es poco probable que obtengas exención de los costos de terceros, como el de un estudio de título, tarifas de procesamiento del gobierno o los honorarios del tasador, señala Reiss. “Pero tal vez puedas reducir los honorarios del prestamista, al igual que la suscripción, el procesamiento de documentos o los costos de la preparación de los mismos,” destacó.


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.