estudiante en la bibliotéca

Pagar la universidad puede ser uno de tus mayores compromisos financieros. Pero muchas familias dudan y no saben si deberían comprar un seguro para proteger su inversión.

Si tenemos en cuenta que el costo promedio de matrícula, cuotas, alojamiento y comida es de aproximadamente $21,000 al año para una universidad pública y $47,000 para una universidad privada, es posible que te sientas tentado. Puedes comprar una póliza de seguro de reembolso de matrícula, que te reembolsará los pagos que hayas hecho por la matrícula, las cuotas y el alojamiento en el campus si abandonas la universidad.

Cientos de universidades, principalmente a través de vendedores externos como AWG Dewar y GradGuard, ofrecen el seguro, que cuesta varios cientos de dólares por año según el plan.

Como con cualquier producto de seguro, la trampa está en los detalles. La mayoría de los planes cubren el abandono de la universidad solo por un problema de salud grave. Si un estudiante abandona por razones académicas, es expulsado o simplemente no está contento con la universidad, el seguro no lo cubrirá.

"Para la mayoría de las familias, el seguro es innecesario", dice Shannon Vasconcelos, directora de financiación universitaria de College Coach y exfuncionaria de ayuda financiera de Boston University y Tufts University. "La mayoría de los estudiantes universitarios son jóvenes y saludables, por lo que probablemente no necesiten abandonar por razones médicas". Pero hay situaciones en las que podría tener sentido considerar comprarlo.  

Entiende cómo funciona

Para tomar una decisión, lo primero que debes hacer es leer la letra pequeña de la póliza para saber si podría funcionar para tus hijos. Ten en cuenta que, para cobrar el seguro, deberás documentar todos los gastos reclamados y contar con la recomendación de un médico para que tu hijo deje la universidad. Si bien muchas pólizas cubren los problemas de salud mental, generalmente un estudiante que se retira por un trastorno de este tipo tendría que haber sido hospitalizado por un problema de salud mental durante 24 o 48 horas.

Luego, averigua cuánto cubre el seguro. Algunos planes reembolsan el 100% de los costos cubiertos; otros reembolsan solo del 75 al 90% de la cantidad de dinero que pierdes al abandonar la universidad. El seguro de matrícula puede parecer una buena idea si tu hijo tiene problemas de salud crónicos, pero muchas pólizas excluyen las afecciones preexistentes.

Es posible que ya tengas cobertura

Ten en cuenta que la mayoría de las universidades tienen una política de reembolso y no limitan el reembolso a cuestiones médicas si tu hijo abandona durante el año académico, dice Jane Klemmer, una consultora universitaria independiente.

Entonces, si por ejemplo, tu hija se retira de la universidad a principios del semestre, es probable que la universidad te reembolse una gran parte de los costos de matrícula y alojamiento que pagaste; si tienes el seguro de matrícula, la póliza cubrirá lo que la universidad no pague.

Por ejemplo, en Boston University, un estudiante que abandona en las primeras 5 semanas de la universidad puede recibir del 20 al 100% de la matrícula, según el momento en que abandone la universidad, pero no recibirá nada después del 10 de octubre por el semestre de otoño. 

En Vanderbilt University, la póliza es un poco más generosa. Un estudiante puede retirarse hasta el 31 de octubre y obtener de un 40 a un 100% de reembolso.

Incluso si un estudiante se retira más tarde durante el semestre y no tiene seguro de matrícula, no necesariamente habrá malgastado su dinero, dice Klemmer. "Puedes pedir una dispensa de trabajo incompleto y recuperarlo cuando regreses a la universidad".

Al final, la decisión se basa en tu situación financiera y médica, así como en las reglas de la póliza que ofrezca el plan de la universidad de tu hijo. Si estás pagando el costo total de la matrícula, es posible que unos cientos de dólares más por el seguro no sean una gran diferencia para ti. Como alternativa, si perder un porcentaje de la matrícula pagada tuviera un grave impacto financiero en tu familia, entonces el seguro de matrícula valdría la pena, dice Vasconcelos.


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.