El arsénico que contienen nuestros alimentos es un verdadero problema de salud pública, y los expertos en seguridad alimenticia de Consumer Reports opinan que es importante comerlo en menor cantidad. La exposición a un tipo, el arsénico inorgánico, puede elevar el riesgo de contraer ciertas clases de cáncer, enfermedades del corazón y diabetes del tipo 2.

El arroz en general es uno de los alimentos que contiene los más altos niveles de arsénico inorgánico. Sin embargo, hay algunas buenas noticias: Nuestras pruebas más recientes revelaron que el arroz blanco basmati de California, India, y Pakistán, al igual que el arroz sushi estadounidense contenían la misma cantidad promedio de arsénico inorgánico que la mayoría de los otros tipos de arroz.  El arroz integral tenía más que el blanco, pero el basmati integral procedente de esas regiones tenía alrededor de un tercio menos que los otros tipos de arroz integral.

Nuestras pruebas demostraron además que el amaranto, la cebada, el trigo sarraceno, el farro y la polenta (maíz triturado) contenían, en promedio, pequeñas cantidades de arsénico inorgánico. Algunas muestras de quinoa contenían niveles elevados, pero aun así mucho menores que los hallados en el arroz.

No tendríamos que preocuparnos por el arsénico, sin embargo, si para empezar hubiera menos en nuestra comida. No existe ningún límite federal para la cantidad permitida en el arroz ni en los productos elaborados a partir del arroz. Consumer Reports viene apremiando a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para que complete pronto su evaluación del arsénico en el arroz y ponga un límite. La FDA también debería abordar de inmediato el riesgo para los niños que comen alimentos preparados con arroz como los cereales, las pastas y los jugos, estableciendo una norma para tales alimentos. (Ya recomienda a los padres que no usen el cereal de arroz como el primer alimento sólido del niño).

A partir de la revisión de los trabajos científicos, nuestros expertos opinan que el límite al arsénico inorgánico debería de ser de 120 partes por cada mil millones.

Para reducir el arsénico que contienen nuestros suelos y nuestra agua, la FDA debería retirar la aprobación de la nitarsona, un fármaco de uso en animales, que contiene arsénico y se utiliza en la alimentación de los pollos. Los pesticidas que contienen arsénico se usan todavía en los campos de golf, los camellones de las autopistas y los viveros de césped. Se suponía que dicho uso iba a ser eliminado en 2013, pero aún continúa. Nuestros expertos afirman que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) debería prohibir su uso en forma generalizada. Puedes encontrar más información y un informe completo sobre nuestras pruebas en ConsumerReports.org/cro/arsenic0215.



Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.