alimentos para reducir la inflamación

Las personas suelen tomar equinácea para reforzar la inmunidad y evitar resfriados u otros virus. Usan la cúrcuma para aliviar el dolor o reducir la inflamación causada por psoriasis o artritis reumatoide. En nuestro estudio, la cúrcuma fue el suplemento más popular para problemas crónicos de salud.

Algunos estudios sugieren que tomar equinácea podría hacer a una persona un poco menos susceptible a los resfriados, y las investigaciones preliminares indican que la curcumina podría ayudar con el dolor de rodilla causado por la osteoartritis. Pero, falta evidencia concluyente de la efectividad de estos productos, según los expertos que los han estudiado y el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de los Institutos Nacionales de Salud.

Sin embargo, existen otras formas comprobadas no farmacológicas de obtener los beneficios deseados para la salud.

Fortalece tu sistema inmunológico

Duerme entre 7 y 9 horas todas las noches. Esto mejorará la capacidad para combatir infecciones virales como el resfriado común, dice Robert McLean, MD, reumatólogo del Hospital Yale New Haven y presidente del Colegio Americano de Médicos.

Aumenta tu consumo de alimentos ricos en nutrientes. Estos incluyen pescado graso (sardinas y salmón), que proporciona vitamina D, fundamental para la función del sistema inmunológico, dice Julie Stefanski, dietista nutricionista registrada y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

Renueva tu dieta con súper alimentos. Estos incluyen vegetales de hojas verdes oscuras, frambuesas y moras, cítricos y brócoli, todas buenas fuentes de vitamina C, lo cual apoya el sistema inmunológico y la sanación. La calabaza y el camote (batata) proporcionan vitamina A, que fortalece el sistema inmunológico. Y los alimentos como el aceite de oliva, las semillas de chía y el aguacate proporcionan nutrientes vitales que ayudan a proteger contra infecciones.

Reduce la inflamación

Si tienes inflamación debido a una lesión, usar hielo puede reducir el dolor y la hinchazón. En el caso de dolores menores, un medicamento antiinflamatorio no esteroideo de venta libre, como el ibuprofeno, también puede proporcionar un alivio del dolor a corto plazo, dice McLean.

También querrás evitar los refrescos de soda, la carne procesada y el exceso de bebidas alcohólicas (más de una bebida al día para las mujeres o dos bebidas al día para los hombres). También se ha demostrado que ejercitarte de forma regular y dormir lo suficiente ayudan a disminuir la inflamación crónica. Si crees que podrías tener una afección médica, como la enfermedad celíaca, donde ciertos alimentos desencadenan inflamación, díselo a tu médico.

Nota del editor: este artículo también apareció en la edición de diciembre de 2019 de Consumer Reports.


Inscríbete para recibir Lo último - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.