impuestos de 2018

La temporada de impuestos 2019 empezó hace solo 2 semanas, y los primeros datos del Servicio de Impuestos Internos y los informes de los contribuyentes ya muestran que muchos obtienen reembolsos menores o no obtienen reembolsos en absoluto. En la semana que terminó el 1º de febrero, los reembolsos de impuestos se habían reducido un 8.4%, informa el IRS.

Sin embargo, los expertos dicen que esas cifras de reembolso iniciales son engañosas. Debido al cierre de actividades del gobierno, menos personas han realizado sus presentaciones de manera anticipada, y se han procesado mucho menos reembolsos, afirma Howard Gleckman, miembro principal del Centro de Política Impositiva (TPC) no partidista de Urban-Brookings, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, D.C.

El TPC estimó que, en promedio, las personas verán que sus impuestos se reducen en $1,600. 

Sin embargo, si tu reembolso resulta ser más pequeño de lo que esperabas, es probable que se deba a tu nivel de retención: el monto de impuestos que elegiste deducir de tu cheque de pago en 2018. 

Cuando la Ley para trabajos y recortes de impuestos entró en vigencia el año pasado, la mayoría de los estadounidenses no siguieron los consejos del IRS para asegurarse de que sus empleadores ajustaran las retenciones correctamente, según Pete Isberg, jefe de asuntos gubernamentales del procesador de nóminas ADP. “Hubiera esperado que los contribuyentes ajustaran sus retenciones, pero en general no lo hicieron”, comenta Isberg.

Eso significa que algunos contribuyentes pueden estar recuperando menos dinero o adeudando más de lo que previeron para el año fiscal 2018. Y ahora el año fiscal 2019 está en marcha.

Para evitar errores o sorpresas desagradables en la próxima temporada de impuestos, ten en cuenta estos consejos para solucionar tu retención, junto con las sugerencias para quienes trabajan para un empleador, los trabajadores independientes y los jubilados que dependen de los ingresos de inversión. 

Evalúa tu factura de impuestos actual

Sea cual sea tu situación laboral, si obtienes un reembolso menor o si estás casi mano a mano con el IRS, vas por buen camino. Significa que pagaste el monto correcto de impuestos federales para 2018.

“Si obtienes un gran reembolso, le estás dando al gobierno un préstamo sin intereses”, explica Isberg. “Tú podrías haber ganado ese interés”.

Si resulta que le debes al tío Sam, esa es otra historia. Ese duro despertar impositivo puede hacer que tu presupuesto se salga de control. En el peor de los casos, si tu factura de impuestos llega a los $1,000 o más después de restar la retención y los créditos reembolsables, el IRS te cobrará una multa. 

“Se trata del valor temporal del dinero”, asegura Eric Bronnenkant, jefe de impuestos de Betterment, un asesor financiero en línea. Es decir, el IRS te cobra los intereses que habría ganado con tus impuestos si los hubieras pagado a tiempo.

También puedes verte afectado por una multa si tu empleador retiene menos del 90% de tu factura impositiva esperada para 2019, o el 100% de lo que adeudaba para 2018, el monto que sea menor. Si no tienes un empleador, debes pagar esos montos en cuotas trimestrales. (Esta regla de porcentaje de “puerto seguro” es un poco más estricta para los contribuyentes que tienen un ingreso bruto ajustado por encima de $150,000; consulta la Publicación 505 del IRS, “Retención de Impuestos e Impuesto Estimado” para obtener más información).

Empleados: ajusten su retención ahora

Si al menos un miembro de tu familia recibe un cheque de pago, asegúrate de que el empleador retenga suficientes impuestos federales en cada período de pago. 

Muchos contribuyentes pueden usar la Calculadora de Retenciones gratuita del IRS para determinar el monto. La calculadora te dirá cuántas asignaciones personales debes introducir en tu Formulario de retenciones W-4. Para usar la herramienta, necesitarás información de tu declaración de impuestos de 2018, además de los recibos de pago recientes. 

No es necesario que ingreses en la herramienta tu número de Seguridad Social, la información de tu cuenta bancaria ni de tu cuenta de inversiones. Además, el IRS dice que no guarda los datos que ingreses.

Ten en cuenta que el IRS dice que su Calculadora de Retenciones es principalmente útil para hogares en los cuales hay dos cónyuges que trabajan, dos o más empleos, o ingresos no salariales, como las propinas en efectivo.

Si tú y tu cónyuge presentan una declaración conjunta y ambos ganan aproximadamente el mismo monto, quizá sea mejor que no utilicen la calculadora. El IRS recomienda leer las instrucciones del Formulario W-4 del IRS para saber cómo proceder.

Quienes tengan situaciones complejas, como estar sujetos al impuesto mínimo alternativo, deben hablar con un profesional de impuestos o usar las hojas de cálculo que figuran en la Publicación 505 del IRS.

Aquí se explica cómo utilizar los resultados de la calculadora de retenciones:

• Estás casado y presentan una declaración conjunta. Ingresa el número calculado de las asignaciones personales en el formulario W-4 de la persona que gane más. La otra persona debe ingresar "0" en el rubro de asignaciones personales de su formulario W-4. 

• Aún tienes una deuda, incluso sin asignaciones personales. La calculadora te indicará cuánto más de impuestos deberás pagar para fin de año. Si presentan una declaración conjunta, puedes solicitar que ese monto se extraiga en su totalidad del cheque de pago de un miembro de la pareja o que se divida entre los dos. Divide el monto que adeudas por la cantidad de períodos de pago que quedan en el año para saber cuánto deberás retener. También puedes pagar en un solo pago o en cuotas, utilizando el Formulario 1040-ES del IRS para conocer los impuestos estimados.

• Obtienes un cheque de pago, pero también recibes beneficios de Seguridad Social. El IRS indica que su calculadora de retenciones no te dirá qué parte de tus beneficios está sujeta a impuestos. Pero explica: “Si calculas el monto imponible (por ejemplo, al usar la hoja de cálculo que figura en las instrucciones del Formulario 1040 [PDF]), puedes introducirlo en la calculadora como otro ingreso no salarial para que la calculadora pueda tomarlo en cuenta”.

Trabajadores independientes: calculen sus impuestos trimestrales estimados

Deberás usar el Formulario 1040-ES del IRS para pagar tus impuestos trimestrales estimados. Debido a que la calculadora de retenciones del IRS no está diseñada para trabajadores independientes, puedes optar por un software de impuestos para hacer el cálculo tú mismo, que hará esos cálculos por ti sobre la base de tus impuestos de 2018. 

TurboTax, por ejemplo, produce formularios prellenados del Formulario 1040-ES del IRS para que los envíes al IRS con tu pago 4 veces durante el próximo año: 15 de abril, 17 de junio y 16 de septiembre de 2019 y 15 de enero de 2020.  

Por otra parte, también puedes consultar a un profesional de impuestos o usar las hojas de cálculo que figuran en la Publicación 505 del IRS.

Como regla general, los trabajadores independientes pueden pagar el 110% de sus impuestos federales de 2018 para evitar una multa por pago insuficiente para el año fiscal 2019.

Jubilados: paguen los impuestos con su RMD

Los contribuyentes jubilados que tienen ingresos imponibles de fuentes no salariales, como Seguridad Social y las carteras de inversión, también deberán determinar cuánto pagar al IRS de forma trimestral. Una opción es seguir los mismos pasos que los trabajadores independientes, que están más arriba.

Pero si tienes ahorros jubilatorios sustanciales en las carteras 401(k) o cuentas IRA y no deseas experimentar la molestia de los pagos trimestrales, puedes considerar otra estrategia: pagar tus impuestos con la totalidad o una parte de tus distribuciones mínimas requeridas anuales de tus cuentas jubilatorias. Al utilizar este método, podrás pagar tus impuestos anualmente y casi al final del año, en lugar de hacerlo en incrementos trimestrales.

“El IRS considera este pago como si lo hubieras hecho de manera uniforme durante todo el año”, garantiza Bronnenkant en Betterment. “Por lo tanto, puede ayudarte a evitar las multas que de otro modo tendrías que pagar si realizaras un pago trimestral estimado tardío”. 

Esta estrategia funciona mejor para las personas que esperan retirar lo suficiente de sus cuentas jubilatorias para pagar toda su responsabilidad tributaria, afirma Bronnenkant. Si no puedes cubrir todos tus impuestos federales de esta manera, es posible que aún tengas que hacer algunos pagos trimestrales estimados del saldo para evitar una multa por pago insuficiente, agrega.

La mayoría de los jubilados esperan hasta el final del año para extraer sus RMD, con el objetivo de permitir que sus ganancias jubilatorias crezcan. Si hacen un pago de impuestos por única vez con su RMD, deben hacerlo, a más tardar, el 31 de diciembre, dice Bronnenkant. 

Inscríbete para recibir Lo último - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.