víctima de estafa o fraude

Existen dos frentes en la batalla contra las estafas y el fraude: la prevención y la restitución. Por el lado de la prevención, hay mucho en juego y mucho dinero gastado. Para el año fiscal 2019, el presupuesto del gobierno federal ha destinado aproximadamente $15 mil millones en seguridad cibernética en más de 70 agencias. Y no incluye el dinero que se planea gastar en proyectos clasificados.

mas informacion

La mayor parte del dinero se usa para evitar delitos tales como filtraciones de secretos militares o infracciones de la Agencia de seguridad nacional (NSA). Pero también ayuda a ahuyentar ataques de ransomware y otros tipos de fraude que podrían afectar, potencialmente, a millones de estadounidenses, y comprometer sus registros de impuestos o historiales médicos personales. (El ataque de ransomware  de mayo pasado, "WannaCry", del que se informó que había sido habilitado mediante una herramienta adquirida en una vulneración de la NSA un mes antes, inhabilitó a más de 200,000 sistemas en 150 países).

Las empresas privadas, incluidas las enormes corporaciones tecnológicas, tales como Apple y Microsoft, también destinan recursos masivos a respaldar la seguridad cibernética para proteger a sus clientes de violaciones de "hackers" que esperan obtener acceso a las tarjetas de crédito, cuentas bancarias e identidad básica de sus usuarios.

Pero, ¿qué pasa con los fraudes que ya se han producido? ¿Qué recurso tienes si has sido víctima y cuál es la probabilidad de obtener una restitución? A continuación, un resumen.

Reportar las estafas

En un estudio, solo alrededor de un 14% estimado de las víctimas reportaron la estafa, ya sea por vergüenza, por pensar que era inútil o simplemente, que no sabían a quién podían reportarlo. Pero informar es importante porque determina estadísticas precisas sobre la cantidad de personas afectadas y porque el FBI y otras agencias de seguridad destinan recursos considerables a romper los círculos fraudulentos. Comienza con la policía (esencial si deseas realizar un reclamo al seguro por los bienes robados) y denuncia la información comprometida de la tarjeta de crédito o débito a sus emisores. La Red de Vigilancia de Fraude de la AARP también tiene una línea directa disponible para todos (877-908-3360), y sus voluntarios pueden aconsejarte sobre el mejor paso siguiente si no estás seguro de qué debes hacer.

Piensa a nivel local

Esto es cierto incluso si te han engañado a nivel mundial. En la mayoría de las estafas que involucran mercancías y servicios (propiedades vacacionales inexistentes, por ejemplo, o una agencia falsa de empleo), intenta hablar con la oficina del Procurador General de tu estado (naag.org), las agencias de protección al consumidor locales y de tu estado (ve al sitio usa.gov y busca las oficinas de protección al consumidor estatales), el Better Business Bureau (bbb.org), o, según el delito, el Centro de demandas por delitos cibernéticos del FBI, conocido como IC3 (ic3.gov).

Aparear la agencia con el delito

Si el fraude del que has sido víctima infringe la ley federal, como suele ser el caso, probablemente exista una agencia gubernamental que se encargue de esto. Ve al sitio usa.gov para ver una lista (comenzando por la Comisión Federal de Comercio (FTA), una excelente primera parada, multiuso para las víctimas de todos los tipos de fraude) y el delito pertinente para informarlo allí (desde fraude por cobro de deudas fiscales hasta fraude en el reembolso de impuestos sobre la renta).

Si te han robado la identidad, identitytheft.gov te llevará a través de una lista de medidas por tomar. En el caso de los delitos financieros, finra.org (la Autoridad regulatoria de la industria financiera, que no es una agencia gubernamental) contiene un útil listado de grupos que se especializan en el fraude por inversiones y en el debate de posibles maneras de recuperar las pérdidas, incluido el arbitraje. Escribe “report fraud” (reportar fraude) en finra.org y busca A Recovery Checklist for Victims of Investment Fraud (una lista de revisión de reparaciones para víctimas de fraude de inversión.)

Enfocarse en la sanación emocional

Las agencias federales rara vez hacen un seguimiento de los autores de delitos contra las personas. En su lugar, usan las demandas para registrar los patrones de abuso, lo que le permite a una agencia tomar medidas contra una empresa o industria.
Dada la naturaleza mundial de la mayoría de los fraudes modernos, por no mencionar el clima actual de falta de regulación y escasez de personal en Washington, D.C. La Agencia de protección al consumidor financiero ha disminuido su solicitud de presupuesto del segundo trimestre a $0 y ha dicho que dirigirá sus energías hacia el "tratamiento de cargas reglamentarias injustificadas", los consumidores deben ser realistas sobre sus escasas probabilidades de obtener una reparación legal. Esa es la razón por la cual muchos expertos enfatizan la recuperación emocional. En vez de gritarle a la víctima: "¿Cómo pudiste ser tan crédulo?", dice Amy Nofziger, experta en fraude en la AARP, "Aliento a los familiares y amigos a que tengan empatía; y a decir: 'Lamento mucho que te haya pasado esto, pero así fue, ahora averigüemos cómo superarlo'".

Nota del editor: Este artículo también apareció en la edición de junio de 2018 de la revista Consumer Reports.