cómo pintar el exterior de la casa
Illustration: RODRIGO DAMATI

Los pequeños problemas de mantenimiento del exterior de una casa son muy fáciles de posponer, pero no debes esperar hasta que se conviertan en grandes dolores de cabeza. Aprovecha el buen clima para realizarlos ahora. 

Para ayudarte a empezar, hemos creado cuatro proyectos de fin de semana con grandes beneficios que puedes hacer por tu cuenta. “Te sorprendería saber cómo una nueva capa de pintura en la puerta de tu casa puede ayudarte a disfrutar más de tu hogar”, dice John Galeotafiore, director asociado de pruebas de productos de Consumer Reports.

Sigue nuestros consejos para ahorrar tiempo y asegurarte de hacer bien estos trabajos. Para proyectos más sencillos en el hogar, lee nuestros artículos sobre cómo ordenar tu hogar de manera rápida, cómo hacer mejoras sencillas en el hogar y cómo realizar el mantenimiento necesario del hogar. Para obtener ideas sobre cómo mejorar el espacio exterior de tu casa, lee nuestros consejos fáciles para cultivar tu jardín y sigue nuestras sugerencias sobre cómo crear un oasis en el patio trasero.

Repara tu piso de madera

Tiempo requerido: Hasta un día completo

Reemplazar una tabla podrida o rota del piso de madera de tu patio es más fácil de lo que piensas. Compra una nueva tabla de madera que coincida con la que quieres reemplazar en una tienda de artículos para el hogar o en un aserradero (la mayoría de los pisos están hechos de madera de pino o cedro tratado a presión o una madera dura como la caoba). Pide que te corten la nueva tabla del mismo largo que la que quieres reemplazar. Si las tablas del piso están sujetas con tornillos en la parte superior, desatornilla la tabla vieja y guarda los tornillos para fijar la nueva. Si la tabla está fija con sujetadores ocultos en los bordes, es posible que debas quitar las dos o tres tablas adyacentes a la que quieres reemplazar para llegar al sujetador, dice Joseph Pacella, quien realiza las pruebas de los pisos de patio en CR. Coloca la nueva tabla en el lugar correspondiente y atorníllala.

Renueva la puerta de entrada

Tiempo requerido: Hasta un día completo

Pocos proyectos de pintura impactan de la forma que lo hace una puerta de entrada recién pintada. Quita los elementos metálicos de la puerta pero deja las bisagras (puede ser difícil volver a colocar la puerta correctamente si la quitas por completo). Limpia la puerta con un detergente suave para eliminar la mugre y la suciedad, luego sécala con un trapo.

Si la puerta es de madera, metal o fibra de vidrio, usa papel de lija de grano entre 80 y 120 para lijarla. Vuelve a lijarla con papel de lija de grano entre 240 y 320 para eliminar las marcas que puedan haber quedado de la primera pasada y nivela la superficie. Aspira y limpia la puerta con un trapo húmedo para quitar el polvo. Con un cepillo sintético de 2½ pulgadas de ancho, dale una primera capa a la puerta con una base acrílica, luego píntala con látex acrílico al 100%.

Empareja los caminos

Tiempo requerido: Hasta 1⁄2 día

Para grietas pequeñas en los corredores, usa un martillo y un cincel de mampostería (se venden en tiendas de artículos para el hogar) para hacer que la grieta sea una pequeña zanja en forma de V para que el material de relleno tenga más superficie para asentarse (asegúrate de usar gafas de seguridad y guantes). Cepilla la grieta y rellénala con un sellador de látex acrílico lijado de color gris, como el sellador Quikrete Concrete Repair. Luego emparéjalo con una espátula o pala de jardinería. Déjalo secar durante al menos 24 horas.

Repara una manguera con fugas

Tiempo requerido: Hasta 30 minutos

Una manguera de jardín que gotea es fácil de arreglar con un kit de reparación de mangueras que puedes comprar en la tienda de artículos para el hogar o en línea por $5. “Prefiero las versiones de plástico de dos piezas, porque no tienen los extremos metálicos filosos de las abrazaderas de manguera tradicionales”, dice Bernie Deitrick, quien realiza las pruebas de mangueras en Consumer Reports. Elige el kit que corresponda al diámetro de la manguera que quieres reparar (la mayoría de las mangueras tienen 1⁄2 o 5⁄8 pulgadas de ancho). Corta la sección que gotea de la manguera, inserta el tubo interno del kit de reparación en los extremos cortados, luego coloca una abrazadera sobre cada extremo del tubo interno y apriétala con los tornillos suministrados.

Nota del editor: Una versión de este artículo también se publicó en la edición de agosto de 2020 de la revista Consumer Reports.


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.