Casi la mitad de los médicos de atención primaria en los Estados Unidos normalmente invierten 15 minutos o menos en sus pacientes. Estas son maneras de sacarle el máximo provecho a esos minutos. 

1. Planificación anticipada. Es fácil olvidar lo que quieres preguntar cuando te están  picando y auscultando, dice la doctora Mary Talen, directora de educación de atención primaria de salud mental en el Programa de residentes de medicina familiar de Northwestern University en Chicago. Ella encontró que escribir una lista de sus preocupaciones antes de la consulta mejora la comunicación entre médico y paciente.

2. Prioriza. Identifica 3 problemas médicos y habla del más importante primero, sugiere el doctor Marvin M. Lipman, M.D., Asesor médico en jefe de Consumer Reports. En este problema es en el que tu médico invertirá más tiempo. Si tienes una lista más larga, pregúntale si es posible tener una consulta un poco más prolongada, cuando programes tu cita.

MÁS INFORMACIÓN

3. Lleva tus medicamentos. Por lo menos una vez al año lleva todos tus medicamentos recetados y de venta libre así como los suplementos que tomas para que tu médico revise si algunos son innecesarios y si hay interacción entre los medicamentos. Si es un nuevo médico y es la primera vez que lo vas a ver, solicita a tu médico anterior que envíe copia de tu récord médico.

4. Toma notas. No esperes recordar todo lo que dice el médico, y menos si no te sientes bien o te dan un diagnóstico preocupante. Escribe, grábalo o ve con alguien que tome notas por ti.

5. Aprovecha a tu equipo de atención médica. Es posible que la claridad en la comunicación no sea una fortaleza de tu médico. Pero generalmente hay personas en el consultorio capacitadas para hablar con pacientes, es posible que ellas tengan más tiempo, dice Talen. Entonces, por ejemplo, es posible que el consultorio tenga a un nutricionista para hablar sobre pérdida de peso, un educador sobre diabetes con quien puedas hablar sobre estrategias de manejo de esta condición, o una enfermera que puede explicarte mejor cómo inyectarte tú mismo.

6. Espera calidad de tiempo. Los médicos en la actualidad pasan mucho tiempo dando la espalda al paciente, mientras ingresan información en la computadora. Esto se debe a los registros médicos electrónicos que se utilizan, que hacen menos probable cometer errores con los medicamentos y garantizan que se cubran los puntos más importantes. Pero esto puede convertir la consulta en algo muy impersonal. Si piensas que tu médico se enfoca mucho en la pantalla o que no le está poniendo atención a tus preocupaciones busca a otro médico, sugiere Lipman.

 

Nota del editor: este artículo también aparece en la edición de marzo de 2018 de la revista Consumer Reports.


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.