Cómo identificar y tratar problemas comunes de la piel

Cuando piensas en los problemas relacionados con el envejecimiento de la piel, probablemente te enfocarás en las arrugas o en la flacidez. Sin embargo, existe una amplia variedad de afecciones de la piel que se hacen más comunes con la edad.

“La piel es el órgano más grande del cuerpo, y con el tiempo, los cambios en la piel pueden llevar a una disfunción o enfermedad”, dice Sarina Elmariah, M.D., profesor asistente de dermatología en la escuela de medicina de Harvard.

A medida que envejecemos, el daño causado por el sol se suma a la situación, la piel se reseca y es menos flexible y una respuesta inmune debilitada puede dejar tu piel más propensa a infecciones. Estos cambios juntos pueden crear problemas que van más allá de la apariencia. Aquí te decimos, cómo detectar, tratar y prevenir 4 problemas comunes.

Infecciones micóticas
Qué es: una infección micótica con frecuencia afecta la piel en tus pies y las uñas de los dedos de los pies. “A medida que las personas envejecen, la función inmunológica disminuida las hace más propensas a las infecciones micóticas” dice Shari Lipner, M.D., profesora asociada de dermatología clínica en Weill Cornell Medical Center en la Ciudad de Nueva York. Cuando estas infecciones no se tratan rápidamente, pueden propagarse. “En muchos casos, el pie de atleta crónico (y sin tratamiento), eventualmente infecta las uñas”, dice.
Cómo tratarla: primero considera la prevención. Si vas al gimnasio, siempre usa sandalias en áreas públicas. Mantén cortas las uñas de los pies, sugiere Joel L. Cohen, M.D., un dermatólogo en Colorado y profesor clínico asociado de dermatología en la universidad de California, Irvine. Si tienes una infección micótica en la piel, usualmente puede tratarse con un antimicótico de venta libre (como los que se usan para el pie de atleta). Sin embargo, si la afección se convierte en crónica o si infecta tus uñas, deberás consultar con un dermatólogo o podiatra.
Queratosis actínica
Qué es: “con la edad, acumulamos las lesiones benignas y malignas”, dice Lipner. “Puede ser difícil distinguir si una mancha es para preocuparse o no”. Las manchas que se adquieren comúnmente incluyen queratosis actínica (que son lesiones precancerosas), hemangiomas capilares (manchas rojas pequeñas que generalmente no requieren tratamiento) y lentigos solares (con frecuencia llamadas manchas de sol o manchas hepáticas). Muchos de estos cambios resultan del daño de los rayos ultravioleta (UV).
Cómo tratarla: los expertos recomiendan revisiones anuales de la piel por un dermatólogo; con más frecuencia si tienes historial de cáncer de piel o queratosis actínica. Las manchas nuevas, cambiantes o que no sanan deberían de evaluarse. También es importante la protección solar, buscar la sombra, cubrirte con un sombrero y mangas largas, usar bloqueador solar. “La exposición al sol es acumulativa y continuamos dañándonos significativamente en los años subsiguientes”, dice Cohen. “Nunca es demasiado tarde para practicar buenos hábitos de protección solar”.
Dermatitis de contacto
Qué es: las cosas que no te molestaban anteriormente, como la ropa de lana o lociones con aroma, pueden causar repentinamente que tu piel se sienta inflamada, irritada o con picazón. Con la exposición repetida, la dermatitis de contacto puede aparecer como parches de piel inflamada, escamosa o irritada. “el sistema inmunitario envejecido es más propenso a tener una reacción alérgica al estímulo normal” indica Elmariah.
Cómo tratarla: Tratar la piel suavemente y con cremas emolientes espesas para reforzar la barrera de tu piel puede ayudar. Los expertos también recomiendan permanecer alejado de cualquier cosa que active una reacción alérgica, por ejemplo, al cambiar a productos sin aroma. Algunas veces, si consideras cuidadosamente en dónde y cuándo desarrollaste la irritación de la piel, puedes determinar la causa, ¿un collar?, ¿una nueva crema para los ojos?, entonces puedes evitarlos.
Eczema asteatósico
Qué es: este es el nombre clínico para algo con lo que muchos adultos mayores ya están familiarizados, piel seca, con picazón y agrietada que empeora durante los meses del invierno. La barrera de tu piel es la armadura protectora que mantiene la humedad dentro y las cosas dañinas en el exterior. A medida que envejeces, la capa exterior de la piel pierde lípidos, proteínas y aminoácidos que necesita para funcionar. El eczema asteatósico “es el resultado de que la barrera de la piel no está intacta y la disminución natural de lípidos” dice Lipner.
Cómo tratarla: los expertos recomiendan limitar el tiempo en el baño o ducha a 5 o 10 minutos. Evitar el agua caliente y limitar el uso de jabón también puede ayudar. “Les indico a los pacientes que omitan el jabón en áreas como los brazos, piernas y espalda que usualmente no están realmente sucias” dice Elmariah. Después de eso, sécate la piel con suavidad y aplica un humectante espeso para ayudar a sellar la hidratación.
Las fotos de la izquierda de Hongos, Dermatitis y Eczema se usan con el permiso de VisualDx. Foto de la izquierda de Queratosis: Dr. Richard P. Usatine.


Nota del Editor: Una versión de este artículo también se preparó en la edición de diciembre de 2020 de Consumer Reports On Health