Los suplementos de biotina, conocidos también como vitamina B7, han ganado popularidad con aquellos que buscan un cabello, piel y uñas fuertes y saludables. Pero, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) recientemente advirtió que tomar suplementos de biotina puede alterar significativamente los resultados de los exámenes médicos, incluyendo los de anemia, cáncer, enfermedad cardíaca, embarazo y problemas con la tiroides.

La agencia dice que ha habido un aumento en el número de eventos adversos reportados, incluyendo una muerte, relacionados con la interferencia de esta vitamina en los exámenes de laboratorio.

La advertencia de la FDA destaca el problema que los investigadores han señalado por años. Danni Li, Ph.D., directora de química clínica en el Centro Médico de la universidad de Minnesota, publicó en el 2009 un estudio en el que se demuestra que los suplementos de biotina pueden interferir con los resultados de los exámenes médicos. Desde entonces Li ha estado en comunicación con la FDA, exhortando a la agencia a advertir al público que los riesgos pueden ser muy graves. “Dependiendo del tipo de examen, las consecuencias pueden ser mortales”.

La razón por la que tomar los suplementos de biotina puede llevar a un diagnóstico equivocado es porque la biotina es también usada en pruebas médicas para unirse con las proteínas en la sangre.

De acuerdo con la FDA, estas proteínas son medidas para detectar muchas condiciones médicas.

Lynn Burmeister, M.D., endocrinóloga de la Universidad de Minnesota que ha estudiado los efectos de la biotina con la doctora Li, dice que puede ser difícil estar seguros si una prueba de sangre en particular puede ser distorsionada por la ingesta de biotina. Por esta razón, Burmeister sugiere a los proveedores de salud preguntar a los pacientes si han tomado biotina antes de realizarles cualquier examen de sangre. 

Este es también el consejo de la Comisión para la Nutrición Responsable (Council for Responsible Nutrition - CRN), el grupo comercial más grande de representantes de suplementos dietéticos. La CRN publicó su declaración en respuesta a la advertencia de la FDA, aclarando, en primer lugar, que la FDA no ha encontrado problemas de salud relacionados con los suplementos de biotina.

“Las inquietudes planteadas por la FDA son dirigidas específicamente a la potencial interferencia con ciertas pruebas de laboratorio”. Textualmente dice el comunicado de Duffy Mackay, N.D., vicepresidente de la CRN. De acuerdo a la comisión, “La manera más efectiva y simple de abordar estas inquietudes es que los proveedores de atención médica alerten a los pacientes a que temporalmente dejen de tomar sus suplementos de biotina antes de realizarse sus pruebas de sangre”.

Sin embargo, la FDA, en su comunicado indica que no existe suficiente evidencia para determinar la cantidad de tiempo necesario para que la sangre quede libre de biotina.

Por qué no necesitas suplementos de biotina

Aunque las personas sí necesitan biotina (el requerimiento diario para adultos es de 300 microgramos), esta vitamina puede encontrarse fácilmente en muchos alimentos como en las yemas de los huevos, el pescado y las nueces. Sin embargo los suplementos de biotina pueden contener 5,000 microgramos, alrededor de 16 veces más que el requerimiento diario, o más. Además, no se ha comprobado que el tomar suplementos de biotina proporcione beneficios cuantificables. Prácticamente no existe evidencia que indique que los suplementos de biotina realmente mejoren la piel, el cabello o las uñas”, dice Marvin M. Lipman. M.D., principal asesor médico para Consumer Reports.

Lo que es más, los suplementos en general son poco  regulados.

Aunque estos caen bajo el alcance de la FDA, la agencia los clasifica diferente que a los medicamentos. A las compañías que los fabrican y venden no se les requiere que prueben que son seguros, si funcionan de la manera en que son publicitados y ni siquiera que comprueben que el producto contenga lo que las etiquetas dicen. “La supervisión a los suplementos es  virtualmente inexistente”, dice Lipman. Esto dificulta saber cuánto estás ingiriendo en realidad.

Los consumidores pueden no estar al tanto de la interferencia de la biotina en los exámenes de laboratorio ya que las etiquetas no tienen ninguna advertencia.

La FDA publicó una advertencia en su sitio web lo que es excelente,

pero la mayoría de los consumidores no visitarán el sitio”, dice Chuck Bell, director de programas para Consumer Union, la división de políticas y movilización de Consumer Reports. “Los fabricantes de suplementos tienen la obligación de compartir esta información en las etiquetas de sus productos y en otros medios. Se obtendrán mejores resultados en la atención médica si los consumidores y los proveedores están informados de que los exámenes médicos pueden verse afectados por el uso de la biotina”.

“Todos deben decirles a sus médicos acerca de todos los suplementos que toman, aunque su médico no les pregunte”, aconseja Lipman. “Si tomas suplementos de biotina, deja de hacerlo al menos una semana antes de que te hagan exámenes médicos”. Y si te has hecho un examen y estás preocupado por sus resultados, la FDA sugiere que hables con tu proveedor de atención médica sobre la posibilidad de la interferencia de la biotina. Te pueden aconsejar si deben hacerse más exámenes.


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.