Hay miles de médicos a través del país que han sido sancionados a períodos de vigilancia de carácter médico por diferentes motivos, incluyendo una conducta sexual inapropiada, el abuso de sustancias y por cometer errores negligentes y, en ocasiones, mortales. Con frecuencia, esos médicos tienen algunas restricciones impuestas en su consultorio, pero aún así están autorizados para atender a pacientes nuevos. Lo más probable es que tu médico no sea uno de ellos. De todos modos, es importante que lo sepas con certeza.

Pero averiguar esto, es mucho más difícil de lo que debería ser. Un repositorio federal llamado Banco Nacional de Datos de Médicos (National Practitioner Data Bank, NPDB) tiene la información, pero está disponible solamente a los médicos, compañías aseguradoras, hospitales, agencias de cumplimiento de la ley y fuerzas policiales y algunos otros grupos. Los pacientes no tienen acceso a esa información.

En lugar de eso, los consumidores que buscan esa información deben comunicarse con las juntas médicas de cada estado que estén encargadas de otorgar licencias y de emitir medidas disciplinarias a los médicos. Pero un análisis reciente que realizaron Consumer Reports y la organización sin fines de lucro llamado Instituto del Paciente Informado (Informed Patient Institute), sobre los sitios web que mantienen estas juntas médicas del estado, concluyó que muchos están incompletos y que es difícil navegar en estos sitios web.

Incluso si eres capaz de localizar la información, encontrarle sentido puede ser desalentador porque a menudo se expresa en un lenguaje legal muy complicado.

Por ese motivo Consumer Reports está trabajando para cambiar el sistema. En California, hemos presionado por una legislación que exija que los médicos informen a los pacientes cuando estén bajo un período de vigilancia médica. “Los pacientes no deberían ser los responsables de investigar a sus médicos”, dice Lisa McGiffert, directora de nuestro Proyecto del Paciente Seguro (Safe Patient Project), que es quien encabeza la iniciativa. “Los médicos deberían estar obligados a informar a sus pacientes”.

Además, creemos que el NPDB debería estar abierto al público y que los sitios web de las juntas médicas de los estados deberían ser más uniformes y fáciles de usar.

Para conocer más sobre cómo verificar a tu médico y por qué esto es tan importante, lee nuestra investigación especial, “Lo que no sabes acerca de tu médico te puede perjudicar”. Además, para conocer nuestras calificaciones de las juntas médicas de cada estado y participar en nuestras iniciativas, visita ConsumersUnion.org/safepatientproject.

Expertos de este mes

Nos comunicamos con las autoridades de salud y con investigadores médicos de todo el país. A continuación encontrarás algunos expertos que consultamos este mes:

DR. SCOTT EGGENER, profesor asociado de cirugía; codirector, Programa de Cáncer de Próstata; director de Investigación de traslación y resultados (Translational and Outcomes Research), Sección de Urología, Departamento de Medicina de la Universidad de Chicago.

DRA. NIECA GOLDBERG, profesora asociada clínica, Departamento de Medicina; directora médica, NYU Langone Joan H. Tisch Center for Women’s Health, New York City.

DR. DAVID A. GREENWALD, director de endoscopía y gastroenterología clínica, Mount Sinai Hospital, New York City.

DR. MICHAEL HOCHMAN, M.P.H., director, Gehr Family Center for Implementation Science, facultad de medicina Keck de USC, Los Angeles.

DR. SCOTT ISAACS, director médico, Atlanta Endocrine Associates, Atlanta.

DRA. STEPHANIE L. LEE, PH.D., directora asociada, Sección de Endocrinología, Nutrición y Diabetes, Boston Medical Center; profesora asociada de medicina, Escuela de medicina de la Universidad de Boston.

DRA. ELIZABETH A. TALBOT, profesora asociada de medicina, Escuela de medicina de Geisel, Dartmouth College, Hanover, N.H.


Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.