cómo tener conversaciones cuando usas una mascarilla

Karen Franklin no se ha aventurado a salir mucho de su casa en Yonkers, New York, en estos últimos meses, y no es solo por el miedo a la COVID-19. La mujer de 65 años ha tenido pérdida auditiva durante más de 30 años, e incluso con un audífono en un oído y un implante coclear en el otro, ahora le resulta demasiado difícil desenvolverse en un mundo en el que todos se comunican repentinamente detrás de una mascarilla y a menudo a gran distancia. 

“Estuve en un baby shower al aire libre hace unas semanas, todos usaban mascarillas y se mantenían a una distancia de 6 pies, y me sentí completamente desorientada”, dice ella. “No podía escuchar a la gente con claridad y tampoco podía leer los labios, lo que a menudo me ayuda si me pierdo una o dos palabras. Hasta ahora, nunca me había sentido aislada por mi pérdida auditiva. . .  Pero ahora estamos en un mundo completamente diferente".

Usar una mascarilla Puede ser desafiante para todos. Pero para los 48 millones de estadounidenses que, como Franklin, experimentan algún tipo de pérdida auditiva, puede ser particularmente difícil.  

"La mascarilla misma es una barrera física que bloquea el sonido, y cuando te toca los labios, puede hacer que el habla se convierta en un murmullo", dice Douglas Hildrew, especialista en oído, nariz y garganta de la Facultad de Medicina de Yale en New Haven, Conn.

Las personas con pérdida auditiva también dependen de las señales visuales más que alguien que no la padezca, agrega James Denneny III, vicepresidente ejecutivo y director ejecutivo de la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología — Cirugía de cabeza y cuello. "Una mascarilla hace que una persona pierda la capacidad de leer los labios y de ver las expresiones faciales, lo que ayuda a la gente a entender mejor lo que están escuchando", dice.

Además, los lineamientos de distanciamiento social, que requieren que te pares al menos a 6 pies de distancia de los demás, son clave para mantenerte seguro, pero también disminuyen el nivel de sonido que finalmente te llega. "Estamos descubriendo que las personas con pérdida auditiva leve que sentían que su problema de audición no era tan grave, vienen ahora a la clínica para obtener audífonos porque el uso de mascarilla ha hecho que sus desafíos de comunicación sean mucho mayores", dice Catherine Palmer, PhD, presidente de la Academia Estadounidense de Audiología y directora de audiología y audífonos en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. (Si estás considerando comprar audífonos por primera vez, estas son las mejores opciones de CR).

Sin embargo, incluso con audífonos, usar una mascarilla, aunque es una medida necesaria e importante para salvaguardar la salud pública, puede crear dificultades de comunicación para muchas personas. Estos consejos pueden ayudar.

Mejor comunicación durante la COVID-19

Pídele a las personas que hablen despacio y con claridad. Aunque normalmente no es útil gritar, las personas podrían levantar un poco la voz para contrarrestar los efectos de llevar una mascarilla, dice Sarah Sydlowski, directora de audiología del Programa de audífonos de la Clínica Cleveland.

Pero la atención debería estar realmente en la pronunciación cuidadosa de cada palabra: “Quieren enfatizar el comienzo y el final de las palabras, donde caen las consonantes, porque esos son los sonidos que las personas con pérdida auditiva tienden a perder más y lo que amortiguan más  las mascarillas”, comenta.

Colócate frente a la otra persona. Si bien los requisitos de distanciamiento social pueden significar estar a una distancia de al menos 6 pies, es importante que entables contacto visual. “Aunque todo lo que puedas ver de una persona son sus ojos, los gestos sutiles como entrecerrar los ojos o levantar las cejas pueden brindarte señales visuales importantes”, dice Hildrew. También podrás ver mejor su lenguaje corporal.

Usa la mascarilla correcta. Una mascarilla con una ventana transparente en el frente, que puedes comprar en línea o hacer en casa, puede hacer que la lectura de los labios y las señales faciales sean más visibles, dice Hildrew. (Algunas mascarillas también tienen características de antivaho para que no se empañen). Pero ten en cuenta que es posible que no puedas oír tan bien como si la otra persona estuviera usando una mascarilla quirúrgica o de tela, dice Palmer.

Su investigación ha encontrado que las mascarillas con inserto reducen el sonido más que las mascarillas quirúrgicas debido al plástico. “Estas mascarillas son especialmente importantes para las personas con pérdida auditiva más grave. Para aquellos con pérdida auditiva leve podría ser mejor escuchar a alguien que usa una mascarilla quirúrgica”, dice ella.

Ajusta tu audífono. Algunos de los audífonos más modernos se conectan a una aplicación en el teléfono, lo que te permitirá ajustar el volumen para escuchar tonos de nivel medio a alto, los sonidos más difíciles de escuchar a través de una mascarilla, dice Palmer. (Tu audiólogo puede crear un programa para "mascarillas" que sintonice específicamente el audífono para estas situaciones).

Si tu audífono también tiene un micrófono remoto, puedes usarlo para comunicarte en situaciones sociales. Si estás sentado en un patio con un grupo de personas, por ejemplo, puedes colocar el micrófono remoto junto a ellos para escucharlos mejor. “Algunos trabajan desde más de 80 pies de distancia, y parece que la persona está a tu lado hablando en tu oído”, dice Sydlowski. (Simplemente límpialo con una toallita desinfectante si lo vas a pasar entre un grupo de personas).

Prueba una aplicación de transcripción.  Las aplicaciones de voz a texto como Dragon o Google Live Transcribe mejoran la comunicación al convertir lo que se dice en texto en tu teléfono, dice Sydlowski. "Puedes leer a medida que una persona habla, con lo que te aseguras de no perderte de nada", dice. La capacidad de usar micrófonos inalámbricos externos, como los que se encuentran en los auriculares Bluetooth, también se proporciona en la configuración de la aplicación una vez que el dispositivo está emparejado; esto permitiría dejar el altavoz a una distancia tuya mientras lees la pantalla en tu teléfono.

Considera realizar eventos de forma virtual. Es posible que sea mejor para ti realizar reuniones en línea que en persona, dice Palmer, porque puedes controlar el volumen de tu computadora y podrás leer los labios. (Esa es también la apuesta más segura para mantener a raya el virus). Las citas con médicos también pueden ser más fáciles cuando se hacen de manera virtual, así que pregunta cuándo una visita de telesalud es una opción.

Cómo usar una mascarilla con audífonos

Si usas un audífono retroauricular, es fácil que el audífono quede atrapado en el lazo de la mascarilla que va detrás de la oreja cuando te la quitas. “Muchos de nuestros pacientes han perdido audífonos en los últimos meses al quitarse la mascarilla”, dice Palmer.

La forma más fácil de solucionar esto es alejar la correa de la mascarilla de detrás de la oreja, sugiere, ya sea que uses una diadema o una gorra con botones, coloques la mascarilla alrededor de una cola de caballo o moño, compres una mascarilla con lazos o compres una correa elástica para la mascarilla.

También puedes sujetar el audífono directamente a tu ropa con un dispositivo como OtoClip o Ear Gear, o incluso cinta adhesiva doble, con esto, si el audífono se te sale del oído, no se perderá. “A menudo los usamos con niños activos o adultos mayores que pueden sacarse sus audífonos”, dice Palmer.

También recomienda que hables con tu audiólogo sobre el seguro de audífonos y/o consultes tu póliza de propietario de vivienda o póliza de seguro de arrendatario para ver si puedes agregar cobertura de audífonos perdidos.


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.