una guía para votar durante la pandemia

¿Te preocupa votar en las elecciones de este otoño? Eso es comprensible. La pandemia de coronavirus, combinada con el nivel inusualmente alto de participación de los votantes esperado en noviembre, ejercerá una presión extraordinaria sobre nuestro sistema electoral.  

Pero no te preocupes: puedes mantenerte seguro y asegurarte de que tu voto se cuente. Simplemente debes planificar, y este artículo te ayudará a hacerlo si eliges votar por correo (también conocido como voto en ausencia), votar anticipadamente en persona o votar en persona el Día de las Elecciones. 

"Debemos hacer planes para cosas en las que antes no pensábamos", dice David Becker, director ejecutivo del Centro para la Innovación e Investigación Electoral, una organización sin fines de lucro de Washington, D.C. "En ese sentido, votar durante la era COVID es como ir al supermercado". 

Además, pensar con anticipación sobre las elecciones de noviembre puede tener un efecto beneficioso: cuantas más personas lo hagan, dicen los expertos, más fácil será. 

Esto es lo que necesitas entender acerca de tus opciones de votación y tus inquietudes, y lo que debes hacer:

Verifica el estado de tu registro de votante

Probablemente lo hayas escuchado un millón de veces: "Regístrate para votar". Y probablemente lo ignoraste casi con la misma frecuencia, ya sea porque asumes que ya estás registrado o porque nunca has tenido problemas para votar en el pasado. 

Pero las cosas pueden ser diferente este año. Algunos estados han purgado las listas de votantes, y muchas de las formas en que los votantes normalmente se registran no están disponibles debido a la crisis del COVID. "Los cierres del Departamento de Vehículos Motorizados, las limitaciones de las interacciones en persona y la interrupción de las reuniones públicas grandes han frenado las fuentes tradicionales de registro, como las campañas 'Sal a votar' y la de Votantes de Motores", dice un estudio del Centro de Innovación e Investigación Electoral.

También es especialmente crucial en este ciclo electoral que los funcionarios electorales locales tengan a mano tu dirección actual, ya sea que votes por correo o en persona. 

Votar por correo requiere que tu boleta te llegue de manera oportuna y votar en persona significa que los funcionarios electorales locales deberán brindarte información actualizada sobre los centros electorales y los horarios de votación anticipada. Ambos están cambiando porque los lugares tradicionales como las residencias para personas mayores y escuelas pueden considerarse fuera de los límites por razones de seguridad. Y en la mayoría de los estados, debes votar en el lugar correcto para que tu voto cuente. 

Además, los jubilados tradicionalmente ocupan un número desproporcionado del personal que ayuda el día de las elecciones, y como están en una categoría de alto riesgo, muchos están reacios a inscribirse este año con razón. Los funcionarios electorales en todo el país están teniendo dificultades para llenar los puestos, y algunos pueden verse obligados a combinar múltiples centros electorales o encontrar nuevas ubicaciones por completo. 

Verificar y actualizar el estado de tu registro de votante es muy fácil; debes visitar la página ¿Puedo votar? del sitio web de la Asociación Nacional de Secretarios de Estado. Esta es la mejor fuente de enlaces a herramientas e información de registro de votantes estado por estado, así que tenla a mano. (También es lo primero que aparece si escribes "¿Puedo votar?" en el motor de búsqueda de Google). Haz clic en "Registrarse para votar" o "Estado de registro de votante", elige tu estado en el menú desplegable y sigue las instrucciones.  

La Fundación de Votos de Estados Unidos es otra buena fuente.  

Votación por correo o en ausencia

La votación por correo es, por su naturaleza, la forma más segura de evitar largas filas y minimizar la posible exposición al coronavirus. 

Es por eso que Michael McDonald, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Florida, que dirige el Proyecto Electoral de los Estados Unidos, calcula que al menos el 50% de los votos emitidos en noviembre serán por boleta por correo. 

Las reglas y restricciones para la votación por correo varían según el estado, pero, dice Becker, "no existe ningún estado en el que no puedas votar por correo". 

Hay 5 estados, Colorado, Hawaii, Oregon, Utah y Washington, que llevan a cabo lo que se conoce como "elecciones por correo", en las que cada votante registrado recibe una boleta por correo para cada elección (aunque los residentes aún pueden votar en persona si así lo eligen). 

Además, la legislatura de California recientemente decidió enviar boletas por correo para las elecciones de noviembre a todos los votantes registrados. Y otros estados pueden unirse a las filas para enviar todas las boletas para noviembre. 

Los estados "sin excusa", donde puedes obtener una boleta por correo a pedido y no necesitas proporcionar un motivo o excusa (como enfermedad o planes de viaje), son alrededor de 30. De esos estados, 7 te permiten solicitar una boleta por correo una sola vez para que te envíen boletas para todas las elecciones futuras; en los demás, debes solicitar una boleta por correo para cada elección. 

Finalmente, hay 15 estados que requieren una excusa válida para obtener una boleta por correo, aunque 7 de esos estados han renunciado a ese requisito para las elecciones de noviembre para personas mayores de 60 o 65 años debido al riesgo del COVID. Para el grupo restante, una excusa adecuada es una enfermedad o planes de viaje, pero para ver las normas en tu estado puedes verificar esta tabla, supervisada por la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Ten en cuenta que, en algunos estados, las solicitudes de boletas por correo deben ser notarizadas o firmadas por testigos. 

Para conocer las normas y restricciones en tu estado o localidad y para solicitar una boleta por correo, visita el enlace a la página de votación en ausencia y anticipada disponible en la página ¿Puedo votar? del sitio web de NASS y usa el menú desplegable para seleccionar tu estado. 

¿Es seguro votar por correo?

Algunas personas, incluidos el presidente Donald Trump y el fiscal general William Barr, han argumentado en contra de la votación por correo, y sugirieron que facilita el fraude electoral a gran escala. Pero los expertos en votación lo disputan constantemente. "El fraude electoral se ha analizado ampliamente, y no hay ninguna evidencia de fraude electoral extenso", dice Becker, señalando el trabajo definitivo del Centro Brennan para la Justicia que demuestra que el fraude en las boletas por correo es "increíblemente raro" y sus tasas son "infinitesimalmente pequeñas". 

Ben Hovland, el jefe de la Comisión de Asistencia Electoral de Estados Unidos nominado por Trump, está de acuerdo en que la incidencia del fraude electoral en general es "históricamente rara" porque "se aplican muchas garantías". 

Los expertos señalan que la manipulación sistemática de la votación por correo es casi imposible debido a todas las medidas de seguridad superpuestas incorporadas en el sistema. Incluyen boletas con código de barras o numeradas que deben coincidir con identificadores únicos que solo un votante puede tener (como su firma y los últimos dígitos de su número de Seguro Social); seguimiento de boletas a través del Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) y portales electorales locales; y procesos de auditoría postelectorales.  

Una preocupación un poco más legítima es que los votos por correo no se contarán. En la medida en que sea una preocupación válida, no tiene nada que ver con el fraude, sino con el hecho de que la votación por correo requiere que los votantes cumplan con plazos específicos y sigan normas detalladas, y muchos no lo hacen. 

Un análisis reciente de The Associated Press, por ejemplo, encontró que los funcionarios electorales de California rechazaron más de 100,000 boletas por correo durante las elecciones primarias presidenciales de marzo. Aproximadamente 70,000 fueron rechazadas porque no tenían el sello postal del día de las elecciones o antes, y no fueron recibidas dentro de los tres días posteriores, según lo exigen las normas electorales estatales, y más de 27,000 porque las boletas no se firmaron o la firma no coincidía con la registrada. 

Otro problema potencial es que algunos estados no estarán preparados para alojar todas las solicitudes de boletas por correo que reciban. Esto sucedió en las primarias de abril en Wisconsin, por ejemplo, cuando los problemas técnicos impidieron que miles de boletas solicitadas llegaran a los votantes, según un informe de la Comisión Electoral de Wisconsin.

Dicho esto, los votantes pueden tomar medidas simples para abordar todas las preocupaciones válidas sobre la votación por correo. 

Presta atención a los plazos. Eso es tanto para solicitar una boleta por correo como para enviarla. (Ten en cuenta que algunos plazos especifican cuándo debe enviarse una boleta por correo, otros cuándo los funcionarios electorales deben recibirla). Puedes encontrar esos plazos por medio de la misma página anteriormente recomendada "¿Puedo votar?" de la NASS.

Si te preocupa que hayas esperado demasiado para enviar tu boleta o que el Servicio Postal no entregue tu boleta sellada a tiempo, debes saber que la mayoría de los distritos electorales permiten que las personas entreguen sus propias boletas por correo en los buzones de entrega exclusivos (a menudo ubicados en bibliotecas, oficinas de correos y otras instalaciones públicas) y en los centros electorales el día de las elecciones. 

Lee y sigue cuidadosamente las instrucciones de la boleta por correo. A menudo requieren especial atención al detalle. Casi siempre requieren firma y, a veces, más de una. Algunas boletas deben colocarse dentro de un sobre de seguridad exclusivo, que a su vez va dentro de un sobre de correo. "Y la boleta en sí debe llenarse correctamente", dice Becker. Eso significa llenar las "burbujas" completamente con tinta azul o negra; las X, las marcas de verificación y las burbujas marcadas con tinta roja generalmente no se contarán. 

Ten un plan alternativo. En las elecciones primarias de Wisconsin el pasado abril, aproximadamente la mitad de las personas que no recibieron la boleta por correo que solicitaron pudieron votar, ya sea con boletas de reemplazo por ausencia o en las urnas, según el estudio de la comisión estatal de elecciones. Si tu boleta no llegó y los plazos de envío por correo se están acercando, consulta con los funcionarios locales (según Becker, a más tardar, una semana antes de las elecciones) y prepárate para poner en práctica tu plan alternativo. En muchas jurisdicciones, podrás solicitar una boleta de reemplazo o votar anticipadamente en persona. Como último recurso, puedes ir a las urnas el día de las elecciones y votar en persona, incluso si solicitaste una boleta por correo, aunque es posible que debas usar una boleta provisional para hacerlo.  

Y, por último, debes saber que en muchos estados puedes verificar si tu boleta por correo se recibió y se procesó. El servicio ¿Dónde está mi boleta? de California, por ejemplo, notifica a los votantes por correo electrónico, por mensaje de texto o llamada telefónica.  

Votación anticipada en persona

La votación anticipada, ahora disponible en unos 40 estados, es una opción cada vez más popular. Más de 16 millones de estadounidenses emitieron boletas anticipadas en las elecciones intermedias de 2018, sin contar las boletas por correo, según datos recopilados por el Proyecto Electoral de los Estados Unidos. 

Y debido a que la votación anticipada se extiende para los votantes por un período de tiempo más largo, generalmente es una forma efectiva de evitar las multitudes y las largas filas en los centros electorales el día de las elecciones y, por lo tanto, disminuye el riesgo de contraer COVID, siempre y cuando se tomen precauciones de salud y seguridad razonables (ampliaremos sobre el tema a continuación).  

El plazo para la votación anticipada varía según el estado, desde la semana anterior hasta aproximadamente 45 días antes de las elecciones. La votación anticipada generalmente finaliza unos días antes del día de las elecciones. Casi la mitad de los estados permiten la votación anticipada los fines de semana. 

Puedes consultar las normas de votación anticipada de tu propio estado por medio de esta tabla supervisada por la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales o a través de la página ¿Puedo votar? de la NASS.

Votar el día de las elecciones

Si votas de esta manera, podrías enfrentar filas más largas debido al distanciamiento social y, en algunos casos, a la reducción de los centros electorales y la escasez de personal. 

Sin embargo, si no tienes otra opción, al menos intenta ir durante las horas de menor actividad. Al mediodía tiende a ser mejor, dice Becker. Definitivamente, si puedes, evita la prisa de acudir al final del día.  

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades han emitido recomendaciones especiales de seguridad ante la COVID-19 para votantes, muchas de las cuales son similares a los comportamientos saludables que debes practicar durante un viaje al supermercado: usar una mascarilla; mantener al menos 6 pies de distancia social; cubrir tu boca cuando toses y estornudas; usar desinfectante de manos con frecuencia, especialmente después de tocar superficies que se tocan con frecuencia (como las perillas de las puertas y máquinas de votación); evita tocarte la cara y lávate bien las manos después. 

Pero los CDC tienen algunas recomendaciones especiales para el día de la votación. Evita demoras verificando tu información de votante y preparando los formularios de registro necesarios; lleva tu propio bolígrafo negro (o si tu distrito electoral utiliza máquinas de votación electrónicas, un lápiz óptico) para que no tengas que usar uno que haya sido tocado por otros votantes; y revisa una boleta de muestra por adelantado (puedes hacerlo aquí o a través del sitio web de tu oficina electoral local) para que puedas votar e irte rápido. 


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.