Cuando Liliana Mendoza era una niña que crecía en México, Vicks VapoRub era el tratamiento habitual en su casa para los dolores y resfriados comunes.

"Mi abuela me lo untaba en el pecho, la espalda y la nariz. Y mi madre me lo ponía en la planta de los pies cuando me quejaba de lo que ahora sé que se llaman dolores de crecimiento", dice Mendoza, madre de tres hijos que ahora vive en Austin, Texas.

Entre los muchos remedios tópicos que contienen mentol, alcanfor y eucalipto que hay en el mercado, destaca VapoRub, también conocido entre muchos hispanos como Vaporú o Vivaporú. El pequeño triángulo verde y un icono que representa los vapores, que se encuentran impresos a un lado del frasco azul, pueden traer a la memoria los recuerdos de haber sido cuidado por un ser querido. 

"No puedo oler Vicks sin pensar en mi familia", dice Chris Baker, cuya madre y abuela hispanas lo usaban con ella. "También recuerdo estar sentada en la cama de mi madre con ella y mi hermana y pasarnos el frasco de Vicks solo para olerlo. Es como si su olor calmara literalmente nuestras mentes y cuerpos, y hasta hoy todavía me aseguro de tener un frasco cerca para olerlo", dice Baker.

Y el olor del VapoRub, al igual que el olor y los vapores del caldo de pollo, puede recordar a las personas la atención y el cuidado que recibieron cuando estaban enfermas. Esa atención puede ser en sí misma curativa, dice el doctor Christopher Fagundes, profesor asociado de la Universidad Rice de Houston, especializado en psiconeuroinmunología, o el efecto de la mente sobre el sistema inmunitario. 

Esto es lo que necesitas saber sobre VapoRub, incluyendo por qué el solo hecho de olerlo parece ser tan curativo para tanta gente.

Qué contiene VapoRub

Según Procter & Gamble, la empresa que fabrica Vicks VapoRub, sus ingredientes activos son el mentol, para el alivio tópico del dolor y como supresor de la tos; el aceite de eucalipto, también supresor de la tos; y el alcanfor, que es supresor de la tos y analgésico tópico.

Los ingredientes actúan de forma similar, afirma el doctor Neil Bhattacharyya, profesor de otorrinolaringología de la Facultad de Medicina de Harvard y cirujano del hospital Massachusetts Eye and Ear de Boston.

"Son, en cierto sentido, aceites esenciales que proporcionan un efecto refrescante que enmascara la sensación de congestión y dolor", dice Bhattacharyya.

Bhattacharyya compara ese efecto con el de frotarse la rodilla si te has golpeado accidentalmente. "Se sobrecargan los receptores cerebrales del dolor al dar el contra estímulo de frotar la rodilla que se acaba de golpear contra el escritorio", dice.

VapoRub para la congestión

El efecto refrescante de VapoRub explica cómo sus ingredientes activos alivian la congestión, dice Bhattacharyya. Pueden "ayudar creando la sensación de que fluye más aire en tu cuerpo cuando respiras. Así es como funcionan las pastillas para la tos, como las de Halls", afirma Bhattacharyya. 

"Te da la sensación de que la garganta se refresca. Al igual que con Bengay, por cierto, o con Tiger Balm (Bálsamo del Tigre), la contra estimulación sustituye al dolor de garganta o a la sensación de congestión y engaña a tu cerebro", afirma Bhattacharyya.

Así que, aunque productos como VapoRub pueden servir para distraer la atención de la congestión y la tos, no cambiarán el curso de la enfermedad subyacente por sí sola, dice.

Vicks VapoRub es de uso externo, subraya Millie Wheeler, portavoz de Procter & Gamble. Como supresor de la tos para la irritación menor de la garganta y los bronquios asociada al resfriado común, frota una capa gruesa de Vicks VapoRub en el pecho y la garganta y cúbrelo con un paño caliente y seco, dice. Para que los vapores lleguen a la nariz y la boca, mantén la ropa suelta alrededor de esas zonas, añade. Según la etiqueta del frasco, VapoRub nunca debe ingerirse.

VapoRub para el dolor

El mentol y los demás ingredientes de VapoRub actúan como analgésicos tópicos, lo que significa que pueden aliviar pequeños dolores del sistema músculo-esquelético a través de la piel.

Se han utilizado así durante cientos de años, y sus beneficios están respaldados por algunas investigaciones médicas. Por ejemplo, en un estudio de 2014 en el que participaron 10 trabajadores de mataderos daneses con síndrome del túnel carpiano, los investigadores descubrieron que un gel tópico con mentol aplicado en la mano y el brazo reducía grandemente el dolor crónico.

Un estudio canadiense anterior, publicado en el International Journal of Sports Physical Therapy, descubrió que el gel de mentol aplicado sobre la piel reducía las molestias percibidas mejor que el hielo para los dolores musculares después de un entrenamiento.

Ese aroma curativo

El olor de los ingredientes de VapoRub y otros productos similares puede proporcionar beneficios adicionales, tanto directamente sobre el dolor, como indirectamente, al traer recuerdos de haber sido cuidado.

Los pacientes de prótesis de rodilla reportaron menos dolor (y reducción de la presión arterial) después de inhalar vapores de eucalipto, según un estudio coreano de 2013 publicado en la revista Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine.

Algunas versiones de VapoRub y Tiger Balm también contienen lavanda, cuyo olor es conocido por sus efectos calmantes. Funciona activando los receptores del placer en el cerebro. "Es un aroma muy calmante y relajante", dice Bhattacharyya. "Esa lavanda realmente te da una pequeña sensación de alivio del dolor, en realidad más que el flujo de aire".

Muchas personas, como Mendoza y Baker, dicen que el solo olor de VapoRub evoca una sensación de ser cuidado

Esa atención, combinada con los recuerdos que trae el olor, puede ayudar a las personas mientras se recuperan de la enfermedad, dice Fagundes, de la Universidad de Rice. La investigación demuestra que "los factores psicológicos tienen vías biológicas directas", afirma. "Estamos seguros de que las personas que reciben apoyo en relaciones estrechas se sienten amadas y cuidadas, y que tienen un sistema inmunitario más regulado".

Mendoza, quien usa VapoRub en sus hijos cuando están refriados, dice que ella aún tiene recuerdos del producto de cuando era niña. "Como mexicano, todo el mundo tiene una historia sobre su abuela, su tía, alguien que utiliza VapoRub en ellos de una manera u otra", dice Mendoza. "Sé que mi familia en México, cuando yo crecía, no tenía mucho dinero, así que tal vez esa es otra razón por la que ha sido un elemento básico de ciertas comunidades".

Uso seguro

Aunque Bhattacharyya dice que los productos como VapoRub son generalmente bastante seguros cuando se utilizan de acuerdo con su etiqueta, recomienda no inhalar grandes cantidades de VapoRub o cualquier otro producto similar porque puede llegar a lo más profundo de la cavidad sinusal y los pulmones, causando potencialmente inflamación y reacciones alérgicas. 

"No debes tomar una gran cantidad de esto e intentar inhalarlo a fondo fuera de las recomendaciones generales. Eso puede ser peligroso, especialmente si lo haces repetidamente", dice Bhattacharyya. 

Wheeler, portavoz de Procter & Gamble, dice que VapoRub no se debe usar debajo o dentro de la nariz o en la boca, y debes asegurarte de que no se meta a los ojos. También hay que evitar calentar o meter al microondas el Vicks VapoRub, y no se debe añadir al agua caliente, dice ella.

Bhattacharyya está de acuerdo en que no debe ponerse en los ojos o cerca de ellos y tampoco recomienda ponerlo en la bañera o en agua caliente. Pero él mismo se lo ha puesto debajo de la nariz, y en general no hay problema, dice, y añade que tal vez sea conveniente quitártelo antes de comer.

Él subraya que productos como VapoRub no pretenden ser una cura para ninguna enfermedad. Por lo que hay que recurrir al caldo de pollo, al ‘neti pot' (la olla neti) y a mucho descanso. Además del tratamiento tópico, deja que la enfermedad siga su curso, y habla con un médico si los síntomas son graves.