Los helados y las paletas son placeres de verano, pero pueden estar llenos de azúcares y grasas añadidos. En lugar de eso, prueba estas seis sencillas recetas que te ayudarán a refrescarte. La fruta es el ingrediente principal, por lo que aportan fibra, vitaminas y antioxidantes que combaten las enfermedades en cada bocado, dice Rachele Dependahl, nutricionista y dietista registrada en Cedars-Sinai de Los Ángeles. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi el 90% de los estadounidenses no comen las 1½ a 2 tazas de fruta que deberían comer todos los días. Estas delicias te ayudarán a consumir lo necesario cada día. Guarda las sobras en el congelador en un recipiente hermético.

1. Trozos de sandía con especias
Corta una sandía pequeña en rodajas de 2 pulgadas. Corta los trozos en cuñas. Coloca cada una en una brocheta de bambú de 6 pulgadas y colócala en una bandeja para hornear. Exprime media lima o limón sobre las rodajas, luego espolvorea cada una con chile en polvo al gusto. Congela hasta que esté firme, de 2 a 4 horas. Rinde 16 porciones.

2. Crocante de yogur griego
Vierte 1 taza de yogur griego de vainilla bajo en grasa en una bandeja para hornear cubierta con papel de cocina. Forma un círculo de ½ pulgada de grosor. Coloca en la parte superior 1/2 taza de bayas mixtas cortadas en trozos del tamaño de un bocado. Espolvorea 1/2 taza de granola alrededor del borde del círculo. Incorpora la fruta y la granola al yogur. Congela hasta que esté sólido, unas 4 horas, luego rómpelo en trozos como lo harías con una palanqueta de cacahuate. Rinde de 2 a 3 porciones.

3. Bocadillos de chocolate y plátano
Pela seis plátanos muy maduros y córtalos en trozos de 1 pulgada. Colócalos en una bandeja para hornear y congela hasta que estén sólidos, aproximadamente 2 horas. Pasa los trozos a un procesador de alimentos o licuadora de alta velocidad y mezcla hasta que estén suaves. Vierte en un tazón y agrega ½ taza de mini chispas de chocolate. Con una cuchara, deja caer porciones del tamaño de una galleta en una bandeja para hornear forrada con papel de cocina. Congela hasta que esté firme, aproximadamente 1 hora. Rinde 8 porciones.

4. Paletas heladas de bayas y espinacas
En una licuadora, agrega 1 taza de cerezas o arándanos congelados, 1 taza de leche, ½ taza de yogur griego bajo en grasa, 2 cucharadas de miel y un puñado grande de espinacas. Licúa hasta que quede suave y vierte en moldes para paletas heladas. Congela hasta que esté firme, unas 5 horas. Rinde de 6 a 8 porciones.

5. Brochetas de uva
Enjuaga las uvas rojas y verdes sin semillas y sécalas. En brochetas de bambú de 10 pulgadas, desliza una uva a una pulgada o dos de la parte inferior. Luego alterna uvas rojas y verdes. Coloca las brochetas en una sola capa en una bolsa o recipiente hermético. Congela hasta que esté firme, al menos 4 horas. Una brocheta equivale a una porción.

6. "Helado" de fresa y plátano
Corta seis plátanos muy maduros en trozos de 1 pulgada y colócalos en una bandeja para hornear. Coloca 1 taza de fresas cortadas a la mitad en otra bandeja. Congela ambas cosas hasta que estén firmes, unas 2 horas. Coloca la fruta en una licuadora o procesador de alimentos de alta velocidad. Licúa hasta que quede suave y cremoso, deteniéndote para raspar los lados de la licuadora o procesador de alimentos. Rinde 8 porciones de media taza.

Encuentra un bocadillo saludable en la tienda

¿No te apetece hacer tu propio postre helado? Sigue estos consejos de la nutricionista de CR, Amy Keating, para elegir un bocadillo más saludable de la vitrina del supermercado.

Mantén las calorías bajo control. Intenta consumir unas 100 o menos, ya sea un cono pequeño o media porción de helado de primera calidad. Esto también te ayudará a mantener bajos los azúcares agregados y las grasas saturadas.

Revisa a fondo las listas de ingredientes. Los productos con etiquetas que promocionan más proteínas, menos calorías y menos azúcar suelen tener aditivos o sustitutos del azúcar, como sorbitol o stevia. Es mejor tomar una porción más pequeña del producto "real".

No te dejes engañar por las afirmaciones de "hecho con jugo de fruta". Estos productos pueden tener azúcares añadidos. Además, el jugo de fruta es alto en azúcares naturales, y tu cuerpo los procesa, líquidos o congelados, de la misma manera que lo hace con los añadidos.

No te quedes con las ganas. Si realmente quieres chocolate, el sorbete de fresa no te satisfará; simplemente te sentirás privado.

Las mejores licuadoras y procesadoras de alimentos de las pruebas de CR

Necesitas una licuadora o un procesador de alimentos de alta velocidad para preparar algunas de estas delicias congeladas. Estos son algunos de los mejores resultados de las pruebas de CR.

Quick Take
Quick Take
Quick Take

Price: $400

Quick Take

Price: $150

Nota del editor: Una versión de este artículo también se publicó en la edición de septiembre de 2021 de Consumer Reports On Health.