cómo reparar la lavadora de ropa
Illustration: RODRIGO DAMATI

Incluso con la reapertura de los estados, creemos que probablemente pases más tiempo en casa estos días. ¿Por qué no utilizar parte de ese tiempo para realizar el mantenimiento de rutina que tu hogar necesita?

Para ayudarte a empezar, tenemos nueve proyectos sencillos que puedes hacer por tu cuenta y con los que verás grandes resultados. Todos ellos pueden hacerse en unas pocas horas y harán que tu hogar sea más seguro y funcional.

Para conocer más trabajos de bricolaje [sin ayuda profesional], lee nuestros artículos sobre cómo ordenar de manera rápida, cómo realizar mejoras sencillas en el hogar y cómo llevar a cabo arreglos en el exterior de la casa. Para obtener ideas sobre cómo mejorar el espacio exterior de tu hogar, lee nuestros consejos fáciles para cultivar tu jardín y sigue nuestras sugerencias sobre cómo crear un oasis en el patio trasero.

Mejora tu refrigerador

Tiempo requerido: Hasta 30 minutos

Las bobinas del condensador de tu refrigerador acumulan polvo, suciedad y otros desechos que dañan el compresor y podrían provocar una avería. Para prevenir esto, aspira las bobinas cada seis meses. (Consulta el manual del usuario para ver la ubicación de las bobinas; generalmente están cerca del compresor debajo del refrigerador).

Limpiar la junta de la puerta y las superficies circundantes con un limpiador suave y una esponja húmeda de vez en cuando asegurará un buen sellado, lo que evita que el aire frío escape del refrigerador y el compresor trabaje de más.

Otro consejo para que tu refrigerador siga funcionando: “No sobrecargues el refrigerador o el congelador", dice Larry Ciufo, ingeniero de pruebas de Consumer Reports que evalúa los refrigeradores. “Poner demasiados artículos dentro del refrigerador podría hacer que las puertas no cierren correctamente, lo que, nuevamente, hace que el compresor trabaje de más. Y nunca coloques los artículos en lugares que bloqueen las rejillas de ventilación a lo largo de las paredes traseras o laterales”.

Haz que tu horno brille

Tiempo requerido: Hasta medio día

La mayoría de nosotros hemos estado saliendo a comer con menos frecuencia, lo que significa que nuestros hornos se están ensuciando bastante. Si tu horno tiene un modo de autolimpieza, ten en cuenta algunas precauciones.

“Enciende el extractor y abre las ventanas antes de comenzar, y recuerda que no puedes usar las hornallas durante las 3 a 5 horas que tarda el horno en autolimpiarse”, dice Tara Casaregola, quien supervisa las pruebas de estufas en Consumer Reports. Nunca uses un limpiador de horno en aerosol en un horno con un modo de autolimpieza: Los residuos pueden dañar el interior del horno a altas temperaturas. Para los hornos sin función de autolimpieza, frota con un limpiador no abrasivo y una esponja.

Limpia el horno de microondas

Tiempo requerido: Hasta 30 minutos

Puedes tener un horno de microondas limpio y que huela bien en tres sencillos pasos: (1) Lava la charola de vidrio y el riel redondo sobre el que se asienta con agua tibia y jabón. (2) Para los modelos de alta gama, quita los filtros de grasa de malla que están debajo del microondas y mételos en el lavavajillas si el manual dice que puedes hacerlo. De lo contrario, sumérgelos en agua con jabón y frótalos con un cepillo de cerdas. (3) Coloca un tazón de agua con un cuarto de taza de jugo de limón en el microondas y enciéndelo a temperatura alta por un minuto. Retira el tazón y limpia el interior del microondas; la condensación del agua y el limón debería facilitar la limpieza.

Arregla tu lavadora y secadora

Tiempo requerido: Hasta 2 horas

Si las mangueras de goma de agua en la parte posterior de tu lavadora parecen frágiles, cámbialas por versiones de acero inoxidable trenzado que son más duraderas y que puedes conseguir en una tienda de artículos para el hogar. (Deben reemplazarse aproximadamente cada cinco años).

Para realizar el mantenimiento de la secadora: Retira con cuidado el aparato de la pared, desconecta el conducto de aire de la parte posterior y aspira la pelusa del conducto y de la entrada. Luego límpialos con un cepillo para conductos de secado y aspira nuevamente. Hacer esto una vez al año ayudará a prevenir un incendio a causa de la pelusa, dice Don Huber, director de seguridad de productos de Consumer Reports. Si tu secadora tiene una ventilación estilo acordeón, reemplázala por una rígida y lisa de metal que no acumule tanta pelusa.

Limpia los filtros

Tiempo requerido: Hasta 2 horas

Siempre es una buena idea limpiar el filtro del lavavajillas y cambiar el filtro de agua del refrigerador (si tiene uno) de vez en cuando. Con el uso intensivo que estos aparatos electrodomésticos están teniendo ahora, deben limpiarse con más frecuencia. Larry Ciufo, quien realiza las pruebas de los lavavajillas en CR, recomienda enjuagar los restos de comida del filtro del lavavajillas (ubicado en la parte inferior del tambor) una vez por semana en lugar de una vez al mes, como es habitual. Es posible que también debas reemplazar el filtro de agua de tu refrigerador con más frecuencia que cada seis meses, como recomiendan la mayoría de los fabricantes.

Para los aires acondicionados de ventana, “revisa los filtros al menos una vez al mes durante los períodos de uso intensivo y límpialos según sea necesario”, dice Chris Regan, quien supervisa las pruebas de aires acondicionados de ventana en Consumer Reports. “Aspira la mugre más gruesa y luego lava el filtro con agua tibia y una cantidad moderada de jabón. Luego enjuaga y seca completamente”.

Cambia los filtros de los aparatos de calefacción y refrigeración central con la frecuencia que recomienda el fabricante del filtro, que generalmente es cada 3 a 12 meses.

Haz que tu ducha sea más potente

Tiempo requerido: Hasta 2 horas

Un cabezal de ducha obstruido hace que bañarse sea una pesadilla. Para eliminar los minerales de agua dura que probablemente son los que generan la obstrucción, retira el cabezal de la ducha de metal o plástico y déjalo sumergido en un recipiente con vinagre blanco destilado durante una hora; luego límpialo con una esponja. Repite si es necesario. Para los cabezales de ducha que no puedes quitar fácilmente, llena una bolsa con cierre hermético con vinagre. Abre la bolsa alrededor del cabezal de la ducha y colócala de forma adecuada con el cierre apretado; déjala por una hora.

Sella la bañera

Tiempo requerido: Hasta medio día

Dale brillo a tu baño reemplazando el sellador sucio o de modelado alrededor de tu bañera o ducha. No es difícil, pero antes de empezar, necesitas tener todos estos elementos a mano: Sellador (silicona pura o látex o acrílico siliconado), una pistola selladora, una botella de removedor para quitar el sellador, un rociador removedor de moho, un cuchillo multiusos, una espátula y una cinta de pintor. Ablanda el sellador viejo con el removedor, luego usa un cuchillo multiusos para desprenderlo de la pared. Usa una espátula para limpiar cualquier resto de sellador, luego rocía el área con un removedor de moho y deja que se seque. Para conseguir una línea recta, coloca cinta de pintor a cada lado de donde aplicarás el sellador. Coloca el nuevo sellador en la pistola y aplica la cantidad suficiente como para llenar la junta, aproximadamente una cinta de ⅛ de pulgada, comenzando a aplicar el sellador desde una esquina de la bañera hasta la otra. Usa el dedo mojado para nivelar el sellador. Quita la cinta de pintor antes de que el sellador se seque.

Rearma las alarmas

Tiempo requerido: Hasta 2 horas

Debes presionar el botón de prueba en las alarmas de detección de humo una vez al mes, dice Don Huber de CR. “Si no escuchas ningún pitido, verifica la fecha de vencimiento en la parte posterior para ver si necesitas una nueva; de lo contrario, cambia las baterías”. (Algunos detectores están diseñados para que se reemplacen completamente cuando las baterías caducan). Consumer Reports recomienda tener detectores de humo y de monóxido de carbono por separado. Elige detectores de humo que detecten las llamas y los incendios de combustión lenta. Colócalos en el techo o en la pared (a menos de 12 pulgadas del techo) justo afuera de la puerta de la cocina y en los pasillos, en cada dormitorio, en el sótano, en el ático (si está terminado) y cerca del garaje. Coloca los detectores de monóxido de carbono en los mismos lugares, excepto en los dormitorios.

Alinea la puerta

Tiempo requerido: Hasta 2 horas

Si todos pasan más tiempo en casa, la privacidad probablemente escasea. Así que poder cerrar la puerta es fundamental. Si tienes una puerta que no se cierra correctamente, el problema es probablemente un tornillo flojo de la bisagra o la puerta está vencida, dice Robert Robillard, un contratista de remodelaciones de Concord, Massachussets. Primero, verifica si una bisagra está floja. Si es así, el problema debería solucionarse con solo apretar los tornillos. Si los tornillos giran en sus agujeros, sácalos, cubre dos o tres palillos para dientes con pegamento para madera, muélelos dentro del agujero del tornillo y déjalos secar. Luego, cambia el tornillo; la madera de los palillos que agregaste debería darles a las roscas del tornillo algo para sujetarse, lo que hace que la puerta vuelva a alinearse.

Nota del editor: Una versión de este artículo también se publicó en la edición de agosto de 2020 de la revista Consumer Reports.


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.