medicamentos recetados o descontados durante la crisis del coronavirus

Incluso antes de que Dustin Quinn, de 33 años, se convirtiera en uno de los 30 millones de estadounidenses que perdieron su trabajo durante la pandemia de coronavirus, ella apenas estaba sobreviviendo. Trabajando 24 horas a la semana por $12.25 por hora en la recepción de un hotel en Fargo, N.D., ella hizo lo suficiente, apenas, para cubrir los gastos.

Así que al ser despedida de pronto se desencadenó su propia crisis financiera. Primero, el auto de Quinn fue embargado cuando ya no pudo hacer los pagos del préstamo. Luego, fue amenazada con el desalojo de su departamento.

Otra preocupación: ¿cómo pagaría sus dos recetas contra la ansiedad?

Pagar un suministro de 3 meses de $60 a veces era un desafío aun antes de perder su empleo de medio tiempo. Y ahora, sin ingresos, sin su auto, y posiblemente sin un lugar donde vivir, no sabe cómo va a poder pagar por sus medicinas. Y la posibilidad de estar sin ellos le pareció aterradora.

“No tener un sueldo seguro cada dos semanas fue difícil”, dice Quinn. “Estaba preocupada”.

Afortunadamente hay ayuda para personas en la misma situación que Quinn.

Por ejemplo, algunas farmacias independientes pequeñas se están esforzando para ayudar a las personas en sus comunidades a obtener medicamentos durante esta emergencia. "Nuestra primera y única responsabilidad es cuidar a nuestros clientes y nuestra comunidad", dice Tom DePietro, Pharm.D., Propietario de DiPietro’s Pharmacy en Dunmore, Pensilvania, que comenzó a ofrecer recetas gratuitas a los desempleados en marzo. "Esto vale la pena”.

Otras farmacias, incluyendo algunas grandes, como CVS y Walgreens, están resaltando programas no muy conocidos que les permiten a los clientes registrarse con clínicas de salud federales o estatales para proporcionar recetas gratuitas o a precios muy reducidos.

Cientos de farmacias sin fines de lucro ubicadas en todo el país, a menudo administradas por organizaciones benéficas como la Sociedad de San Vicente de Paul, dicen que han visto un aumento en las personas que buscan su ayuda, lo que puede incluir el suministro de recetas gratuitas a las personas necesitadas.

También hay otras formas de obtener ayuda con tus medicamentos, incluida la inscripción a los programas ofrecidos por los fabricantes de medicamentos y suscribirse a Medicaid.

Eso fue lo que le ayudó a Quinn. North Dakota, su estado, fue uno de los 36 estados, desde la recesión de 2007 a 2009, que ha hecho fácil que la gente se inscriba a Medicaid. Ella dice que su solicitud fue procesada y aprobada rápidamente. Y sus próximos medicamentos recetados solo le costarán $2 por cada uno.

Aquí hay más información sobre cómo puedes conseguir medicamentos gratuitos o de bajo costo durante la crisis actual.

Habla con tu farmacéutico local

DiPietro recuerda el momento exacto en que decidió ofrecer recetas gratuitas a los desempleados de su comunidad. Estaba parado afuera de su casa, observando a su hija dibujar con tiza en la acera, pensando en lo afortunado que era y qué preocupado estaba por las personas que habían perdido su trabajo.

Poco después, anunció un nuevo programa: Si le mostraban pruebas de desempleo él les daría a los pacientes locales un suministro de 90 días de cualquier medicamento genérico que necesitaran. "Estoy perdiendo ganacias en cada receta", dice DePietro.

“Nadie me está pagando”. Estima que le costará más de $10,000. Pero él dice que “Vale la pena”.

La noticia de su respuesta a la crisis se extendió a Pittsburgh, lo que motivó a otra tienda, Asti’s Pharmacy, a ofrecer un programa similar para sus clientes locales. Si proporcionas pruebas de que perdiste tu trabajo, el copropietario Chris Antypas, Pharm.D., te dará un suministro para 90 días de la mayoría de los medicamentos genéricos de forma gratuita.

Aunque la farmacia ha promovido su nuevo programa, "la mayoría de los pacientes aún no saben que lo ofrecemos", dice Antypas.

Entonces, si tienes dificultades financieras para obtener los medicamentos que necesitas, te recomienda consultar con tu farmacéutico local independiente para averiguar si puede ayudarte. "Pregúntales si tienen algún programa de ahorro específico que pueda ayudarte", dice, "de lo contrario, tal vez no se den cuenta de que enfrentas dificultades”.

Aún si no has perdido tu trabajo, “los farmacéuticos son expertos en encontrar opciones asequibles o de bajo costo para sus pacientes”, dice Antypas.

Busca farmacias que se asocien con centros de salud comunitarios

Casi una cuarta parte de las farmacias en todo el país participan en un programa federal, llamado "340B" en jerga industrial, que les permite asociarse con centros de salud comunitarios con apoyo público que ofrecen medicamentos gratuitos o de costo reducido a las personas que lo necesitan.

Wolker Drugs, en Baxter Springs, Kan., es una farmacia 340B. Los pacientes tratados en el cercano Centro de Salud Comunitario Baxter Springs del sudeste de Kansas que acuden a la farmacia con una receta pueden obtener medicamentos a un costo muy bajo, dice Brian Caswell, presidente de la farmacia y presidente de la Asociación Nacional de Farmacéuticos de la Comunidad (National Community Pharmacists Association).

Algunas farmacias que forman parte de las cadenas nacionales también son designadas como farmacias 340B. Walgreens tiene la mayoría, según el Drug Channels Institute, un grupo de investigación de la industria, mientras que también participan algunas farmacias de Albertsons, CVS, Rite Aid y Walmart.

Usa la herramienta Find a Health Center (encuentra un centro de salud) dirigido por la agencia federal Health Resources & Services Administration, para encontrar un centro de salud comunitario en tu localidad. 

Caswell recomienda llamar a las farmacias en tu localidad hasta que encuentres una que diga que es parte de las farmacias 340B. Luego, pide el nombre del centro de salud comunitario con el que se asocian para hacer una cita para ver si calificas para recibir atención y recetas de bajo costo.

Considera una farmacia caritativa

Algunas farmacias son organizaciones registradas sin fines de lucro, a menudo atendidas por farmacéuticos y técnicos voluntarios, y generalmente dependen de donaciones privadas y pequeñas subvenciones para proporcionar recetas gratuitas a los necesitados.

Según la National Association of Free and Charitable Clinics (Asociación nacional de clínicas gratuitas y de beneficencia), hay cientos de estas farmacias de beneficencia por todos los Estados Unidos, generalmente están en grandes áreas metropolitanas o en zonas rurales.

Faith Community Pharmacy en Florence, Ky., es una. Durante la crisis del coronavirus, ha ofrecido un suministro de dos meses a cualquier persona de la comunidad local que diga que lo necesita, dice Aaron Broomall, director ejecutivo de Faith Community Pharmacy. Él dice que ha visto un aumento del 20% en pacientes desde que comenzó el brote de coronavirus.

Una vez que las cosas vuelvan a ser "normales", dice Bromall, los pacientes cuyas necesidades van más allá de la receta inicial pueden inscribirse para permanecer en su programa si cumplen con ciertos límites de ingresos. Los pacientes pueden tener seguro, dice Broomall, y la mayoría lo tiene.

En Cincinnati, Mike Espel, R. Ph., Director de farmacia en St. Vincent de Paul Charitable Pharmacy, dice que también ha visto una mayor necesidad en las últimas semanas. Ningún paciente calificado tiene que pagar nada por sus medicamentos, dice. Para obtener recetas gratuitas, la persona debe demostrar que sus gastos mensuales son iguales o superiores a sus ingresos mensuales, dice. Él dice que aproximadamente la mitad de los clientes están "muy mal asegurados", lo que significa que tienen algún tipo de cobertura, pero debido a los altos deducibles o grandes copagos, la persona simplemente no puede pagar el precio del medicamento.

Las organizaciones benéficas de St. Vincent de Paul administran aproximadamente una docena de otras farmacias en los Estados Unidos. Cada una puede establecer sus propias reglas. Por ejemplo, Carlos Irula, Pharm.D., dice que en la farmacia de St. Vincent en Dallas, para calificar para medicamentos gratis, los pacientes no deben tener seguro y tener ingresos no superiores al 200% del límite federal de pobreza, alrededor de $25,000 por una persona y alrededor de $ 52,000 para una familia de 4 personas. El personal en el sitio puede ayudar a la gente a negociar la documentación necesaria, dice Irula.

"Estamos aquí para ayudar", dice Irula. "Sabemos que muchas personas están pasando por momentos difíciles, y sabemos que vamos a superar esta situación”.

Visita el sitio web de organizaciones benéficas de San Vicente de Paul para ver si la organización tiene una ubicación cerca de ti. Muchos de los servicios van más allá de medicamentos gratuitos y pueden incluir cosas como la entrega de alimentos o el transporte médico.

Usa la herramienta Find a Clinic, dirigida por la National Association of Free and Charitable Clinics, para encontrar farmacias caritativas. Ten en cuenta que no todas las clínicas en la lista tendrán una farmacia. O simplemente haz una búsqueda en Google de “charitable pharmacy” e ingresa tu localidad para ver si se encuentra una cerca de ti. 

Inscríbete en programas de las empresas farmacéuticas

Casi todos los fabricantes farmacéuticos tienen programas para ayudar a las personas sin seguro a obtener medicamentos sin cargo dice Rich Sagall, M.D., presidente de NeedyMeds, una organización sin fines de lucro que rastrea los programas de descuento de medicamentos y conecta a las personas con los programas de forma gratuita.

Sagall y su equipo realizan un seguimiento de todos los programas de descuento del fabricante, incluidos los conocidos como Patient Assistance Programs (Programas de asistencia al paciente), donde si puedes demostrar que ganas menos de una cantidad determinada, las compañías te enviarán medicamentos gratis.

Él dice que varias compañías, incluidas Eli Lilly, Merck y Novo Nordisk, han aumentado los niveles máximos de ingresos anuales para las personas que solicitan algunos de sus programas, para que puedas ganar más y aún calificar.

RxAssist, otro servicio sin fines de lucro, tiene una herramienta que puedes usar para buscar enlaces a programas de asistencia de las empresas farmacéuticas.

Considera medicamentos genéricos de bajo costo en los minoristas grandes

Si no calificas para medicamentos gratuitos, ten en cuenta que las farmacias grandes aún ofrecen cientos de genéricos por solo unos dólares al mes, y no se necesita seguro. Si optas por esta opción, es bueno comparar tus opciones. 

Walmart ha ofrecido un programa de $4 por mes o $10 por 3 meses para cientos de medicamentos genéricos.

La semana pasada, Walgreens amplió los medicamentos incluidos en su programa de membresía de descuento (tarifa anual de $20 por persona o $35 por familia), que ahora ofrece cientos de medicamentos genéricos por solo $5, $10 o $15 por mes. Según Alexandra Brown, portavoz de Walgreens, la cadena de farmacias redujo los precios de ciertos medicamentos, incluido Lipitor genérico para el colesterol alto (ahora $15, que bajó de $70); Lexapro genérico para la depresión ($15, que bajó de $95); y Viagra genérico ($15, que bajó de $99).

Walmart ofrece el mismo precio de $15 para Lipitor y Lexapro genéricos, no se necesita membresía anual, y ofrece versiones de bajo costo de otros genéricos.

Costco ha tenido los precios en efectivo más bajos para cualquier tienda de cadena de membresía en los medicamentos que nuestros compradores de CR han verificado. Bonificación: no es necesario ser miembro de Costco para usar su farmacia, dice Vic Curtis, vicepresidente de farmacia de Costco.

Si no necesitas un medicamento de bajo costo de inmediato, las farmacias en línea como Healthwarehouse pueden ser una opción. Lipitor genérico, por ejemplo, se puede pedir por $11, Lexapro genérico por $10.20 y Viagra genérico, $9.50. El envío es gratuito, aunque la entrega puede demorar hasta 5 días.

Vale la pena considerar al recién llegado Honeybee, que, como Healthwarehouse, no acepta seguros.

Pero ten en cuenta que no se envía a 11 estados, incluidos Oregon, Michigan e Indiana. (Consulta la lista completa). El envío es gratuito, pero los medicamentos pueden tardar entre 7 y 10 días en llegar a tu puerta.

En la mayoría de las farmacias puedes conseguir mayores descuentos si compras un suministro de 90 días. 

Si no obtienes un buen precio de ninguno de los anteriores, consulta un nuevo programa de Express Scripts, un administrador de beneficios de farmacia que generalmente maneja planes de cobertura de medicamentos para grandes organizaciones. Pero a la luz de la pandemia de COVID-19 y el desempleo que resultó, ahora ofrece miles de medicamentos genéricos directamente a los consumidores por no más de $25 para el suministro de un mes para los recién no asegurados. Express Scripts lo enviará a tu hogar, o puedes obtener recetas en una farmacia participante cerca de ti ingresando primero el nombre, la concentración y la cantidad de tu medicamento, y tu código postal.

Lee más sobre cómo ordenar medicamentos en línea, incluido el riesgo de obtener medicamentos de farmacias internacionales.

Inscríbete en Medicaid

Si vives en el Distrito de Columbia o en uno de los 36 estados que expandieron Medicaid desde la última recesión en 2007 a 2009, puedes calificar si tu ingreso mensual cae por debajo de $1,467 para un individuo o $3,013 para una familia de 4 personas. En otros estados, Medicaid está disponible solo para personas con niños que ganan, en promedio, alrededor de $8,700 o menos para una familia de 3 personas.

En healthcare.gov hay una serie de preguntas de evaluación sobre dónde vives y cuánto ganas que pueden dirigirte a la inscripción adecuada en tu estado si reúnes los requisitos. Puedes solicitar Medicaid en cualquier momento después de haber perdido el seguro de salud a través de tu trabajo, y si se aprueba, la cobertura puede comenzar en la fecha de solicitud o el primer día del mes en que solicitaste, de acuerdo con los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS).


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.