prueba de anticuerpos podría decirte si alguna vez tuviste el coronavirus

En medio de la pandemia de coronavirus, gran parte del mundo está encerrado, con millones de personas confinadas en sus hogares cuando no están realizando trabajos o tareas esenciales.

Para determinar cuándo y cómo todas estas personas pueden regresar al mundo de manera segura nuevamente, los expertos en salud pública tienen que saber si las personas infectadas con SARS-CoV-2, el   coronavirus que causa la COVID-19, han desarrollado cierta inmunidad al virus.

Dicha inmunidad puede detectarse teóricamente utilizando lo que se conoce como prueba serológica o de anticuerpos, que busca proteínas en la sangre que el cuerpo produce después de haber sido infectado con el virus. (Esto es diferente de las pruebas de diagnóstico que identifican una infección activa de SARS-CoV-2 al buscar muestras de material genético viral, generalmente al meter un hisopo al fondo de la nariz).

Las pruebas de anticuerpos pueden ser especialmente importantes con esta pandemia en particular porque es probable que haya habido muchos casos no diagnosticados en los Estados Unidos, según W. David Hardy, MD., profesor adjunto de medicina en la división de Enfermedades Infecciosas de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. Esto se debe en gran parte a que una proporción significativa de las personas infectadas con SARS-CoV-2 no muestran síntomas claros de estar enfermos y porque las pruebas se han limitado principalmente a las personas muy enfermas.

Esto es lo que debes saber sobre las pruebas de anticuerpos para el nuevo coronavirus.

Si ya tuviste la COVID-19, ¿ya eres ahora inmune?

Una de las razones por las que las pruebas de anticuerpos pueden ser útiles es para ver quién ha desarrollado inmunidad contra el SARS-CoV-2. Sin embargo, los científicos aún no saben si aquellos que han tenido la COVID-19 desarrollan inmunidad a largo plazo contra el virus, según Maria L. Alcaide, MD., profesora asociada de medicina clínica y directora de la Unidad de Investigación de Enfermedades Infecciosas en la Universidad de Miami, y miembro de la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA).

Después de recuperarte de una infección viral, tu sistema inmunitario a menudo desarrolla anticuerpos que pueden protegerte para que no vuelvas a infectarte.

A veces, esa protección dura de meses a algunos años, como es el caso de muchos de los virus que pueden causar el resfriado común. Las personas infectadas con los coronavirus más letales SARS y MERS tienden a tener cierta protección durante dos o tres años después de la infección. Con algunos otros virus, como el del sarampión, las personas infectadas una vez generalmente están protegidas contra la reinfección por el resto de su vida.

Según Alcaide y otros expertos, es razonable pensar que las personas infectadas con SARS-CoV-2 tendrán cierta protección contra la reinfección durante un período de tiempo que varía de meses a varios años. Sin embargo, advierte que aún es demasiado pronto para decirlo con certeza.  

¿Cómo funcionan las pruebas de anticuerpos?

Aunque hay una gran variedad de pruebas de anticuerpos disponibles para el coronavirus, todas buscan lo mismo: anticuerpos creados por tu sistema inmunitario en respuesta a la infección por coronavirus, dice Hardy.

Alcaide dice que el primero de estos anticuerpos no tiende a aparecer hasta 5 o 7 días después de una infección inicial. Eso es demasiado tarde para que las pruebas de anticuerpos sean una herramienta ideal para diagnosticar enfermedades, dice ella. Sin embargo, debido a que los anticuerpos persisten después de que se elimina una infección, son excelentes herramientas para un monitoreo generalizado, para medir cuántas personas en una población han estado expuestas a una enfermedad. 

¿Qué significa cuándo una prueba dice que tienes estos anticuerpos?

La esperanza de todos es que una prueba de anticuerpos positiva signifique que pueden reanudar la vida en público sin temor. Sin embargo, aun si una prueba precisa identificara definitivamente los anticuerpos contra el SARS-CoV-2, eso no necesariamente significa que eres inmune.

En primer lugar, no todos los anticuerpos son iguales, dice Hardy. Ciertos anticuerpos, a veces denominados "anticuerpos marcadores", solo pueden confirmar que una persona ha estado expuesta a una enfermedad; no indican nada sobre la inmunidad, dice. 

Para detectar signos de inmunidad, dice, es necesario encontrar los anticuerpos que realmente detienen la replicación del virus y eliminan la infección, a veces llamados "anticuerpos neutralizantes".

Desafortunadamente, todavía no sabemos si los anticuerpos detectados con las pruebas actuales son los que tienen un efecto neutralizante sobre el virus, dice.

Incluso si las pruebas pueden confirmar la presencia de anticuerpos neutralizantes, es posible que necesites un cierto nivel de ellos en la sangre para tener una buena protección contra la reinfección, dicen estos expertos. Todavía no sabemos cuál es ese nivel, y solo ciertos tipos de pruebas pueden medirlo.

Eventualmente, sin embargo, los científicos comprenderán mejor si la mayoría de las personas que estuvieron expuestas al SARS-CoV-2 desarrollaron suficientes anticuerpos para protegerse contra otra infección.

¿Puedes (y deberías) hacerte una prueba?

Si pasaste parte del final del invierno o la primavera tosiendo y con fiebre, es comprensible que quieras saber si tuviste el coronavirus. Y dependiendo de tu ubicación, puedes encontrar un consultorio médico o una clínica o laboratorio local que ofrece pruebas de anticuerpos. (Según Hardy, los hospitales y otros centros médicos que han desarrollado sus propias pruebas a menudo las ofrecen a su propio personal y a ciertos pacientes).

Ahora también puedes obtener uno directamente de algunos proveedores de servicios de pruebas. Quest Diagnostics anunció el martes que los consumidores pueden pedir una prueba de anticuerpos de $119 en línea a la compañía, después de responder algunas preguntas de investigación sobre la edad, los síntomas y la posible exposición a COVID-19, y luego programar una cita para una muestra de sangre en un lugar de Quest.

Sin embargo, aun si tienes acceso a una prueba de anticuerpos, debes proceder con precaución en este momento, dicen los expertos.

Hay al menos 90 pruebas de anticuerpos en el mercado hasta ahora. Esto se debe en gran parte a que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) decidió flexibilizar ciertas regulaciones para lograr una mayor capacidad de prueba y para que los funcionarios pudieran comenzar a ver qué tan extendido está el coronavirus en los Estados Unidos, según Kelly Wroblewski, directora del Programa de enfermedades infecciosas en la Asociación de Laboratorios de Salud Pública (APHL). Sin embargo, aún no sabemos cuán confiables son la mayoría de estas pruebas, advierte.

"Una prueba es tan buena como sus resultados, [y] tener muchas pruebas inexactas es peor que no tener ninguna prueba", dijo en una llamada de prensa. Muchos de estos son "de calidad francamente dudosa", dijo Scott Becker, CEO de APHL, en esa misma llamada.

Los resultados de la prueba de anticuerpos pueden salir mal si la prueba no es lo suficientemente específica, lo que significa que podría darte un falso positivo, haciendo que parezca (falsamente) que has sido infectado y tienes cierta protección contra la reinfección. Las pruebas también pueden dar un resultado falso positivo si identifican anticuerpos contra otros coronavirus, como los 4 que causan resfriados comunes.

Los resultados falsos negativos, donde una prueba dice que no tienes anticuerpos, pero en realidad los tienes, también son una posibilidad. Esto puede suceder si la prueba se realiza demasiado pronto, antes de que se desarrollen los anticuerpos, o si simplemente no es lo suficientemente sensible como para detectar los anticuerpos en la sangre.

Hasta ahora, solo a un puñado de las pruebas de anticuerpos disponibles se les ha otorgado una Autorización de uso de emergencia (EUA), que por ahora debería considerarse "el estándar de oro" para estas pruebas porque indica que las empresas han compartido datos de pruebas con la FDA, según  Becker.

Sin embargo, como consumidor, es difícil saber qué prueba te están haciendo, dice Wroblewski. Por ahora, dice que seas especialmente cauteloso con las pruebas en el punto de atención, donde te pican el dedo por una gota de sangre y te dan resultados en solo unos minutos. Eventualmente, es probable que estas pruebas se generalicen, pero por ahora, la mayoría no son lo suficientemente precisas, dice Wroblewski.

De hecho, un subcomité de la Cámara de Representantes a finales de la semana pasada expresó su preocupación por la posible inexactitud y lo que llamó "comercialización fraudulenta" de muchas pruebas de anticuerpos disponibles (PDF). El subcomité quiere una regulación más fuerte y ha pedido a algunos fabricantes más datos sobre sus pruebas.

Incluso con esas pruebas que tienen una Autorización de uso de emergencia de la FDA, la precisión sigue siendo imperfecta. La primera de estas pruebas en obtener una EUA podría dar un falso positivo en alrededor del 5% de las veces, "no es lo suficientemente buena para lo que consideramos óptimo", dice Hardy. Estas son pruebas de anticuerpos de primera generación, agrega. Necesitamos más datos para refinarlas.

Por ahora, toma los resultados de cualquier prueba con cierta reserva; no asumas que un resultado positivo significa que eres inmune.

¿Los seguros cubren las pruebas de anticuerpos?

Es un poco confuso. Según la Ley de Respuesta al Coronavirus de Families First, los seguros privados, Medicare y Medicaid  deben cubrir las pruebas de anticuerpos para COVID-19 siempre y cuando las pruebas hayan sido autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos o por tu Estado, o tengas o busques una autorización EUA. (Sin embargo, la ley no requiere que las pruebas de anticuerpos para personas sin seguro médico estén cubiertas).

Pero la mayoría de las pruebas de anticuerpos en el mercado no entran en ninguna de estas categorías, aunque algunos fabricantes han solicitado autorización o una EUA. Por lo tanto, como dice el as National Jewish de Denver en su sitio web, "Si estás tomando la prueba [de anticuerpos COVID-19] con una referencia médica, tu seguro puede cubrirla".

Tampoco está claro si las aseguradoras cubrirán las pruebas de anticuerpos ordenadas directamente por un consumidor, en lugar de por un proveedor de servicios de salud. En general, las pruebas ordenadas directamente por un paciente son responsabilidad financiera de ese paciente, según Quest. HealthLabs, otra compañía que ofrece pruebas de anticuerpos directamente a los consumidores, dice que no acepta seguros, pero proporcionará recibos que los consumidores pueden presentar a sus aseguradoras.

Así que siempre consulta primero con tu aseguradora. 

¿Cuándo estarán disponibles mejores pruebas?

Todas las pruebas disponibles en este momento no necesariamente responden las preguntas que los consumidores plantean. Sin embargo, a medida que la FDA y otros grupos revisan los datos de las pruebas, tienen una mejor idea de cuánto sabemos y qué pruebas funcionan mejor que otras.

Es posible que, dentro de aproximadamente un mes, los científicos puedan tener suficientes datos para decir qué anticuerpos podrían ser los fundamentales para analizar y qué pruebas están haciendo el mejor trabajo para encontrarlos, dice Hardy. Si la FDA puede revisar toda esa información dentro de unas pocas semanas, no es imposible que dentro de dos meses más o menos, los consumidores sepan qué pruebas son más confiables, dice.

"Diría que nos faltan semanas o meses", dice Becker, de APHL, aunque advierte que nadie lo sabe con certeza. "Sabemos que hay algunos desarrolladores de pruebas excelentes, y que todos están trabajando en estas pruebas".

Sin embargo, incluso en unos pocos meses, a medida que se hace más claro qué pruebas de anticuerpos funcionan mejor, las pruebas generalizadas no estarán necesariamente disponibles de inmediato.

Con la prisa para desarrollar pruebas de diagnóstico para el nuevo coronavirus, los componentes clave de las pruebas se hicieron difíciles de conseguir, según Eric Blank, director de programas de APHL. "Tal vez pase lo mismo a medida que las pruebas serológicas se implementan", dice.

Por último, dice Hardy, necesitaremos una estrategia nacional para determinar quién debe hacerse estas pruebas primero y cómo deben administrarse. Un plan nacional coordinado ayudaría a garantizar que estas pruebas se implementen de manera que las personas que más necesitan saber si tienen inmunidad (como los trabajadores de la salud, los trabajadores esenciales y las poblaciones vulnerables) pueden hacerse primero estas pruebas. 

¿Qué más nos dirán las pruebas de anticuerpos?

Una vez que las pruebas precisas se usen ampliamente, los epidemiólogos podrán determinar aproximadamente cuántas personas realmente se infectaron con el nuevo coronavirus y cuántas personas aún son vulnerables a él, dice Alcaide, en la IDSA.

Si, en ciertas comunidades, la prevalencia de personas que ya han sido infectadas es muy alta, esa comunidad puede estar protegida al menos temporalmente, dice ella. Sin embargo, si la prevalencia sigue siendo baja, "eso dará una indicación de que la población todavía está en un riesgo muy alto de infección, y tal vez deberían mantenerse las medidas de distanciamiento social", dice ella.

Al decidir cuándo relajar las órdenes de quedarse en casa y de distanciamiento social, las autoridades de salud están tratando de evitar una segunda ola de infecciones que podrían abrumar a los sistemas de salud ya estresados.

"Es por eso que hacer pruebas es tan importante antes de tomar decisiones sobre la reducción del distanciamiento social", dice Hardy. "Nos da una idea de a qué nos enfrentamos". 


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.