mujer enferma hace una llamada telefónica con su médico

Si no te sientes bien y quieres ver a un doctor, puede preocuparte que ir al consultorio médico, a una sala de emergencias, o a un hospital te puedas exponer a la enfermedad del coronavirus COVID-19. 

“La gente está comprensiblemente preocupada de que se vaya a enfermar si va al médico”, dice el doctor Ateev Mehrotra, profesor asociado de política de salud en la Escuela de Medicina de Harvard, que realiza investigaciones sobre el uso de la telemedicina para mejorar la atención médica. “Esta es una situación en la que ir a recibir atención médica puede ponerte en mayor riesgo, y la gente puede querer buscar otras opciones”. 

De hecho, ahora hay una gran cantidad de opciones para la atención no urgente en tu propia casa, desde llamadas a domicilio a petición del paciente a través de una aplicación hasta servicios de telemedicina, como visitas médicas virtuales a través de un teléfono inteligente o una computadora. Algunos servicios te diagnosticarán mediante una consulta por video y luego determinarán si necesitas ver a un médico en persona en tu propia casa.

La telemedicina también puede ser tan simple como los correos electrónicos o las llamadas telefónicas con tu médico habitual o hacer que un proveedor de atención médica te envíe por correo electrónico un plan de tratamiento basado en tus respuestas a un cuestionario de síntomas que llenas en línea, dice Mehrotra.

Recibir atención en casa, al menos inicialmente, es exactamente lo que las autoridades de salud quieren que hagas ahora. La Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) están pidiendo a los hospitales y proveedores de servicios de salud que aumenten el uso de los servicios de telesalud para aliviar la presión en los centros de salud, reducir los riesgos de exposición para aquellos que no tienen el virus y tratar a las personas que están en cuarentena en casa.

El cuidado en el hogar es apropiado incluso para las personas diagnosticadas con COVID-19, de acuerdo con los CDC, porque la mayoría solo están levemente enfermos y pueden manejar sus síntomas en casa. Y el nuevo paquete de gastos de $8,300 millones para combatir COVID-19, firmado por el presidente Donald Trump, incluye $500 millones para que los proveedores de Medicare administren servicios de telesalud a los pacientes ancianos, que corren un mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Si estás considerando buscar atención médica en casa, esto es lo que necesitas saber.

Con la asistencia de salud en casa, recibirás atención de un médico, un asistente médico o una enfermera, dependiendo de tus problemas de salud particulares. Los servicios de llamadas a domicilio y telemedicina se utilizan generalmente para problemas como quemaduras y cortaduras menores, conjuntivitis, dolores de espalda, erupciones de la piel, influenza e infecciones del tracto urinario. Los proveedores de visitas a domicilio también pueden ayudar a las personas a controlar las condiciones crónicas como la presión arterial alta y proporcionar cuidados preventivos como las vacunas.

Muchos de estos servicios están cubiertos por el seguro. Por supuesto, es posible que todavía tengas copagos, coseguros o deducibles, pero algunas tarifas, como los copagos, pueden ser más bajas que las de las visitas al médico en persona. Y si no tienes seguro, puedes elegir entre un menú de servicios con tarifas fijas, que van desde los $50 a los $200, dependiendo de tus necesidades médicas.

5 maneras de recibir atención médica en casa

Tu médico de cabecera. Aunque solo una cuarta parte de los médicos dicen que utilizan herramientas como las visitas por video, según una encuesta reciente de la Asociación Médica Americana (AMA), muchos se comunican con los pacientes a través del correo electrónico y el teléfono, especialmente para la atención de seguimiento.

Aunque tus médicos no suelan utilizar la telemedicina, es posible que empiecen a utilizarla ahora o que la empleen en un futuro próximo: Un 20% adicional de los médicos dice que planea adoptar la telemedicina dentro del próximo año, según la encuesta de la AMA.

Tu seguro médico. Puedes tener acceso a la atención médica en casa a través de tu seguro medico. Casi 9 de cada 10 empleadores con más de 500 trabajadores que ofrecen seguro médico tienen un programa de telemedicina.

Las aseguradoras suelen asociarse con proveedores externos como Teladoc Health, una red de médicos de atención primaria que diagnostican problemas médicos rutinarios y no urgentes por teléfono o por video. También pueden recetar medicamentos, enviar tus registros a tu médico de cabecera y hacer remisiones, y están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

En este momento, Teladoc y otras compañías de telesalud se están promocionando como la primera parada para obtener información sobre coronavirus y a veces también otros recursos. Amwell, otra empresa de telemedicina que suele trabajar con empleadores y planes de seguro médico, por ejemplo, ahora tiene un responsable de control de infecciones de guardia en todo momento.

Sin seguro, muchos de estos servicios de telemedicina cobran una tarifa fija. Amwell, por ejemplo, cobra $69 por una visita de atención de emergencia en línea y puede proporcionar recetas y recomendaciones para el seguimiento en persona con especialistas. Las consultas de atención de emergencia de MDLive cuestan $75 sin seguro.

Clínicas locales de atención urgente y sin cita previa. Un número cada vez mayor de este tipo de instalaciones, que pueden ser independientes o estar ubicadas en o cerca de cadenas de farmacias o grandes almacenes, ofrecen consultas por video que permiten ponerse en contacto con un proveedor de atención médica rápidamente.

CVS, por ejemplo, que opera más de 1,000 MinuteClinic dentro de sus tiendas, tiene visitas por video las 24 horas del día por $59. Estas visitas no están cubiertas por el seguro, pero puedes pagarlas con dinero de una cuenta de gastos flexibles o de una cuenta de ahorros para la salud, si tienes una.

A través de Westmed, una cadena de clínicas de servicios de emergencia en Nueva York y Connecticut, puedes obtener una consulta virtual por teléfono o video entre las 9 a.m. y las 6 p.m. de lunes a viernes. Westmed acepta seguro y cobra $49 a quienes no tienen cobertura.

Visitas a domicilio sobre pedido. Las visitas a domicilio a la antigua usanza están volviendo, impulsadas por avances como los aparatos de rayos X portátiles y aplicaciones que pueden hacer que tu teléfono celular funcione como un aparato de ultrasonido. Esta opción puede ser especialmente útil para las personas que están demasiado enfermas para ir al médico y, actualmente, para las que están en cuarentena en casa.

Heal, la compañía de visitas a domicilio sobre pedido, que promete llevar un proveedor de atención médica a tu casa en unas pocas horas de 8 a.m. a 8 p.m. 7 días de la semana, ha visto un aumento en las llamadas por sus servicios a medida que se desarrolla el brote de coronavirus, según el director ejecutivo Nick Desai. Aunque los médicos de Heal no pueden hacer pruebas de COVID-19, pueden remitir a los pacientes sintomáticos a las autoridades de salud estatales y federales. Heal, que opera en más de una docena de ciudades, acepta muchos planes de seguros, pero si el tuyo no está cubierto, el costo es de $159.

Remedy, otro servicio de visitas a domicilio sobre pedido, dice que enviará un proveedor de atención médica a tu casa dentro de 2 horas. Acepta seguro, pero si no tienes cobertura, cobra $199 por una visita a domicilio.

Híbridos de alta tecnología para el cuidado de la salud. Un número creciente de compañías tecnológicas que se mueven en el espacio de la atención médica ofrecen atención tanto virtual como en persona. Estos híbridos se encuentran principalmente en las principales áreas metropolitanas, y algunos todavía son pequeños. 

Forward, por ejemplo, que se lanzó en 2016, tiene su sede en San Francisco y también cuenta con varias sedes en el sur de California, en la ciudad de Nueva York y en Washington, D.C. No acepta seguros, sino que cobra una cuota mensual de $149 por el acceso remoto a sus médicos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, así como visitas médicas ilimitadas en persona.

One Medical, una red de proveedores de clínicas de salud primaria que ofrece atención virtual y en persona, es más grande, con 70 clínicas en 9 ciudades. Acepta seguro pero cobra una cuota de $199 adicional para usar sus servicios. También tiene relaciones con 6,000 empleadores que cubren la cuota de los trabajadores. Carbon Health, que tiene su sede en California, acepta muchos planes de seguro y también ofrece una visita virtual por una tarifa fija de $49.

 

Conoce las limitaciones

Por supuesto, recibir atención fuera de un centro de salud tradicional tiene sus limitaciones. “Puedo preguntarle a alguien sobre su respiración, pero no puedo mirar dentro de sus pulmones”, dice Mehrotra. “Una llamada telefónica o una videollamada puede ser un buen comienzo, pero dónde se recibe atención médica realmente depende de la condición que se trate”.

Es especialmente importante tener en cuenta esas limitaciones en este momento. “Los síntomas de COVID-19 son difíciles de diferenciar de los de la típica gripe o influenza estacional o de un resfriado común”, dice el doctor Will Kimbrough, director médico principal de los servicios clínicos de One Medical.

En todo momento, consultar con un proveedor de telesalud o llamar a tu médico puede ayudarte a decidir si necesitas ser atendido en un consultorio o en una sala de emergencias, o si puedes permanecer en casa con seguridad, dice Kimbrough.

Si sospechas de una emergencia, llama al 911 de inmediato. Esto incluye dificultad para respirar, dolor de pecho, dolor intenso, huesos rotos, tos o vómitos con sangre, dolor abdominal agudo, falta de respuesta, hemorragia que no se puede detener con presión directa y señales de un derrame cerebral, como caída de la cara, debilidad del brazo y dificultad para hablar.


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.