Haz clic en los puntos para ver los
consejos para viajar y protegerte del Covid.

ILLUSTRATION JOE CARRINGTON

Los viajes pueden ampliar nuestros horizontes, enriquecer nuestras vidas y, especialmente durante las vacaciones, reunirnos con seres queridos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los viajes también aumentan nuestra probabilidad de contraer, y propagar, COVID-19.

Si bien algunos estadounidenses se sienten preparados para viajar por los cielos, vías y carreteras esta temporada, el riesgo puede ser demasiado alto para otros, incluidas las personas mayores, los fumadores y las personas con ciertas afecciones preexistentes, dice Ravina Kullar, doctora en farmacia, especialista en enfermedades infecciosas y portavoz de la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas. Aquellos que no corren grandes riesgos deben considerar la posible amenaza que representan para las personas que visitan, dice Kullar.

En general, todos los viajeros deben practicar estrategias básicas de seguridad, como usar una mascarilla, mantener la distancia física, desinfectar las superficies que tocan con frecuencia, y limpiarse las manos bien y con frecuencia. (Eso significa lavarlas con agua y jabón durante al menos 20 segundos o usar desinfectante para manos con al menos 60% de alcohol). Aquí, los expertos te ayudan a evaluar, y reducir, el riesgo de los modos comunes de viaje.

Viajes aéreos

Los aviones pueden parecer el entorno perfecto para la propagación de gérmenes. Pero debido a que la mayoría de los aviones están equipados con potentes sistemas de filtración de aire HEPA y el aire de la cabina se reemplaza por aire fresco cada pocos minutos, los expertos dicen que probablemente sean más seguros que muchos otros entornos cerrados.

Aun así, antes de reservar un boleto, pregunta qué está haciendo la aerolínea para reducir el riesgo de los pasajeros y fomentar medidas de seguridad, como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico. Delta, por ejemplo, dice que bloqueará los asientos del medio por lo menos hasta el 6 de enero; Southwest hará lo mismo por lo menos hasta el 31 de octubre.

• ¿La aerolínea requiere el uso de mascarillas? De ser así, ¿los miembros de la tripulación evitarán que suba alguien que se niegue a usar una? También pregunta si el avión en el que viajarás tiene filtros HEPA, si las superficies se limpian entre vuelos y si el avión se limpia a fondo durante la noche.

• Para el vuelo, lleva contigo productos de limpieza, como toallitas desinfectantes o soluciones de limpieza con al menos 60% de alcohol, desinfectante para manos (se permiten hasta 12 onzas) y varias mascarillas. Un protector facial utilizado junto con una mascarilla puede ayudar a proteger tus ojos de una posible infección y evitar que te toques el rostro, dice Maria L. Alcaide, MD, directora de investigación de enfermedades infecciosas de la Universidad de Miami.

• En el aeropuerto, ponte una mascarilla y practica el distanciamiento físico, dice Aaron Glatt, MD, presidente de medicina en Mount Sinai South Nassau Hospital en Oceanside, NY. Justo antes de embarcar, usa el baño del aeropuerto, que puede ser más seguro que el del avión. Y considera esperar para estar entre los últimos en embarcar para reducir la cantidad de viajeros que pasan por delante tuyo de camino a sus asientos. (Para limitar el contacto de pasajeros, los transportistas como United, Delta y JetBlue embarcan por filas, comenzando por la parte trasera de los aviones). Algunos expertos creen que un asiento junto a la ventana puede reducir el riesgo debido a su distancia con los pasajeros y los miembros de la tripulación que caminan por el pasillo.

• Antes de instalarte, desinfecta todo lo que puedas tocar: apoyabrazos, bandeja plegable, persiana y boquilla de aire, luego desinfecta tus manos. Si bien es más seguro dejarse la mascarilla puesta durante todo el vuelo, Alcaide y Glatt dicen que quitársela brevemente para tomar un refrigerio representa un riesgo bajo.

"Trata de evitar las áreas comunes, como las cercanas a los baños y cocinas", dice Alcaide. Apuntar el aire purificado de la rejilla de ventilación hacia tu rostro también podría ayudar a mantener a los virus alejados.

Si tienes que ir al baño, déjate la mascarilla puesta, desinfecta las superficies y las perillas antes de tocarlas y desinfecta tus manos después de salir.

Trenes

Viajar en tren presenta riesgos, que incluyen estar cerca de muchas otras personas, pero Amtrak ha tomado medidas para reducir la probabilidad de transmisión del coronavirus. La tripulación y los pasajeros deben usar mascarillas, los trenes transportan menos personas y los vagones de café solo ofrecen comida para llevar. "Yo diría que la configuración de Amtrak es lo mejor que se puede hacer”, dice Glatt.

Los pasajeros también pueden colocar sus pertenencias en los asientos junto a ellos para evitar que alguien se siente allí. "De esta manera, estamos fomentando un mayor distanciamiento físico", dice Jason Abrams, un portavoz de Amtrak, y agrega que el sistema de climatización reemplaza el aire en los vagones del tren cada 5 minutos.

En las estaciones y en el tren, utiliza opciones sin contacto para pagar y abrir las puertas. Los CDC aconsejan evitar las superficies de alto contacto, como las de los baños, las máquinas expendedoras de boletos, las pantallas táctiles, las barras de salida y los pasamanos, y lavarse las manos rápidamente si no puedes evitarlas. Trata de dejar una fila de asientos entre tú y los demás. Glatt sugiere desinfectar los brazos de tu asiento, la bandeja plegable y cualquier otra cosa que puedas tocar. Lávate las manos después de desembarcar.

Para viajes más largos, considera un coche cama, que es un compartimiento privado con puerta, climatización individual y asientos que se convierten en camas. "Tener tu propia habitación en el tren es ideal", dice Glatt.

Autobuses

Al igual que los aviones y los trenes, los autobuses mantienen a las personas cerca durante períodos prolongados. "El nivel de riesgo dependerá en gran medida del tiempo que se pase en el autobús, cuán lleno esté, cómo se filtra el aire y si todos usan o no una mascarilla", dice Glatt.

Pregunta qué protocolos de seguridad tiene la compañía de autobuses que estás considerando. Greyhound, por ejemplo, requiere que los pasajeros usen mascarillas y dice que le negará el viaje a cualquiera que no cumpla con este requisito. La compañía también dice que los sistemas de climatización en sus autobuses renuevan continuamente el aire y que los autobuses se desinfectan antes y después de cada viaje con desinfectantes recomendados por los CDC. Pero Greyhound no limita la cantidad de pasajeros, por lo que podrías encontrarte codo a codo con un extraño.

Los expertos recomiendan los mismos protocolos de seguridad que usarías en un tren. "Ten mucho cuidado en el baño", dice Glatt. "Déjate la mascarilla puesta, limpia las superficies antes de tocarlas y lávate bien las manos o usa desinfectante para manos después de salir". Un protector facial puede ofrecer protección adicional.

Alquiler de automóviles, taxis y más

"Si alquilas un automóvil y viajas solo o simplemente con tu familia, no creo que haya mucho de qué preocuparse", dice Glatt, y agrega que muchas empresas de alquiler ahora realizan una limpieza profunda de los vehículos entre clientes. Si deseas ser más precavido, limpia el volante, la palanca de cambios y las perillas, el marco de las puertas y las manijas, las hebillas de los cinturones de seguridad y otras superficies de alto contacto con una toallita desinfectante o una solución de limpieza con al menos 60% de alcohol.

Los expertos también recomiendan lavarse las manos antes de conducir y abrir las ventanas para ventilar el vehículo. Para evitar filas y el contacto con agentes de alquiler, considera programas como Hertz Gold y Avis Preferred, que te permiten ir directamente a un vehículo en espera.

Cuando recargues el tanque de gasolina, usa guantes de látex o nitrilo o usa una toalla de papel para agarrar la manija de la bomba y presionar las teclas. Lávate las manos después. En las paradas de descanso, usa una mascarilla, lávate las manos después de tocar cualquier superficie y come en tu automóvil o afuera, lejos de otros viajeros.

Las mejores formas de minimizar los riesgos en los taxis y otros vehículos de alquiler es asegurarte de que tú, los demás pasajeros y el conductor usen mascarillas, y que el sistema de climatización esté configurado para aspirar aire fresco y las ventanas estén abiertas al menos parcialmente. Esto último puede ayudar a disipar rápidamente las diminutas partículas (que pueden transportar virus) que se crean al toser o al hablar. "Descubrimos que abrir las ventanas traseras redujo muy rápido el nivel de aerosol en el automóvil que circulaba a las velocidades típicas de la ciudad", dice Jack Caravanos, DrPH, profesor de ciencias de la salud pública ambiental en la Facultad de Salud Pública Global en New York University, quien recientemente investigó los niveles de aerosoles en varios modelos de automóviles.

Actualmente, Lyft y Uber requieren que los conductores y pasajeros usen mascarillas y alientan a los conductores a mantener limpios los automóviles. Aun así, es aconsejable desinfectarse las manos después de tocar objetos como las hebillas del cinturón de seguridad, las manijas de las puertas y los botones de las ventanas, y después de salir del automóvil. También debes manipular tus propias maletas y sentarte en el asiento trasero, dice Caravanos, cuya investigación reveló que las barreras de plástico entre los asientos delanteros y traseros pueden reducir aún más el riesgo. "Si estás realmente preocupado", dice, "el asiento trasero derecho, más alejado del conductor, podría ser el mejor lugar para sentarte".

Cruceros

Actualmente, los CDC recomiendan que los viajeros estadounidenses pospongan los viajes en crucero debido al riesgo de transmisión de COVID-19 en los barcos. El Departamento de Estado también aconseja a los estadounidenses evitar los cruceros, por si los brotes los dejan en cuarentena en otros países.

Si bien se han reanudado algunos cruceros al extranjero, los viajes desde puertos estadounidenses se han suspendido de manera voluntaria al menos hasta el 31 de octubre, según la Cruise Lines International Association, un grupo industrial. Algunas líneas han pospuesto las partidas por más tiempo. "No creo que sea seguro subirse a un crucero en cualquier momento de este año”, dice Kullar, la especialista en enfermedades infecciosas.

Evita las sanciones cuando cambian los planes de viaje

En los últimos meses, las compañías de viajes han adoptado una variedad de políticas con respecto a reembolsos, cancelaciones y cambios, y algunas son más flexibles que otras, dice William J. McGee, asesor de aviación de CR. Para protegerte en caso de que tus planes cambien:

Conoce las reglas. Los hoteles y las agencias de alquiler de automóviles suelen ser bastante flexibles si cancelas una reserva antes de la fecha límite. Pero las políticas de empresas como Airbnb y Vrbo a menudo varían de una propiedad a otra, dice John Breyault, vicepresidente de políticas públicas, telecomunicaciones y fraude de la Liga Nacional de Consumidores.

Cambia tu vuelo en vez de cancelarlo. En general, las aerolíneas reembolsan el costo de un boleto solo si cancelan un vuelo. Pero American, Delta, United y otras aerolíneas ahora no están aplicando las tarifas de cambio en los vuelos nacionales. Entonces, en lugar de cancelarlo, cambia tu boleto.

Evita pagar cuando reservas. Las empresas de alquiler de automóviles y los hoteles pueden ofrecer tarifas más bajas si pagas por adelantado. Pero en este momento, podría no valer la pena correr el riesgo adicional de cualquier pequeña rebaja.

No confíes en el seguro de viajeEs posible que no cubra una cancelación relacionada con la COVID-19, dice McGee.

Nota del editor: Este artículo apareció en la edición de la revista de Consumer Reports de noviembre 2020.


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.