Cómo proteger tu puntaje de crédito durante la pandemia del coronavirus

La pandemia del coronavirus ha causado que millones de estadounidenses batallen para poder hacer sus pagos a fin de mes, otro tipo de consecuencias económicas está surgiendo en el fondo: el empeoramiento del estado crediticio de los consumidores debido a facturas atrasadas o impagadas.

Pero, para hacer peor la situación, algunos puntajes de crédito han sido perjudicados por errores de los prestamistas que, gracias a las protecciones de la Ley CARES aprobada en marzo, se supone están proporcionando alivio de pagos. La ley te permite posponer los pagos de las hipotecas respaldadas por el gobierno federal hasta por un año, suspender todos los pagos de los préstamos federales para estudiantes hasta el 30 de septiembre y, supuestamente, asegurar que tu crédito no se vea afectado negativamente si aprovechas esas disposiciones.

Pero los informes de personas cuyos puntajes de crédito se ven perjudicados siguen acumulándose, tanto en informes de medios noticiosos como en las historias compartidas directamente con Consumer Reports por los lectores.

Incluyen informes de consumidores que dicen que sus puntajes de crédito disminuyeron cuando aceptaron, y en algunos casos simplemente preguntaron sobre, la indulgencia hipotecaria relacionada con COVID, una violación directa de la Ley CARES.

Y uno de los mayores administradores de préstamos estudiantiles del país, Great Lakes, reconoció haber informado incorrectamente el estado del préstamo de hasta 5 millones de prestatarios a quienes CARES había dado una interrupción en los pagos. Muchos de ellos experimentaron un impacto negativo en sus puntajes de crédito como resultado.

Un representante de una agencia de crédito reconoció que los errores "están destinados a perderse en el caos" a medida que los prestamistas intentan cumplir con la nueva ley de crédito mientras millones de prestatarios buscan ayuda financiera.

Mientras tanto, los expertos dicen que es probable que surjan más problemas debido a inconsistencias en la forma en que los acreedores informan los acuerdos relacionados con el desastre.

Quizás te preguntes si estos problemas merecen tu atención en este momento. Los puntajes de crédito (calificaciones numéricas derivadas de la información en tus informes de crédito que se utilizan para juzgar tu mérito para crédito futuro) pueden parecer insignificantes cuando muchos consumidores luchan por poner comida en la mesa, mantener un techo, pagar facturas de servicios públicos y comprar medicamentos recetados “Ignora tu puntaje de crédito si no puedes cubrir lo básico", dice Chi Chi Wu, abogado del personal del National Consumer Law Center (Centro nacional de derechos del consumidor).

Pero si tus necesidades a corto plazo están bien atendidas, agrega Wu, vale la pena prestar mucha atención a tu informe de crédito. Esto se debe a que puedes tener impactos serios a largo plazo en tu capacidad para sobrellevar la crisis y reconstruir tu solvencia financiera después de que lo peor haya pasado.

Los expertos dicen que la incapacidad para acceder al crédito fue una de las razones por las que a muchos estadounidenses les tomó tanto tiempo salir de la crisis financiera anterior. Y algunos prestamistas ya están restringiendo el flujo de crédito al cerrar cuentas de tarjetas de crédito, reducir los límites de crédito y ralentizar o detener el procesamiento de solicitudes de refinanciamiento, líneas de crédito sobre el valor neto de la vivienda e hipotecas.

Las imperfecciones en los informes de crédito, que generalmente permanecen en tu récord durante 7 años, pueden incluso afectar tu capacidad para conseguir un trabajo, alquilar un apartamento o conseguir ciertos tipos de seguro, dice Wu.

Este es un momento especialmente importante para prestar atención a tu informe de crédito, dice Kelly Cochran, subdirectora de FinRegLab, una organización sin fines de lucro que investiga el uso responsable de la tecnología en el mercado financiero. Muchas compañías reportan a las agencias de crédito en lotes dice ella, y las cuentas que tienen 30 días de atraso generalmente se informan aproximadamente un mes después de la fecha de vencimiento de las cuentas. Eso significa que muchos pagos perdidos en las primeras fases de la crisis de COVID-19 probablemente les llegarán a las agencias de crédito muy pronto.

Si se aprueba, un nuevo proyecto de ley en el Senado de los Estados Unidos evitaría que aparezca información negativa en los informes de crédito al consumidor durante la crisis. "Los consumidores necesitan un amplio alivio durante la crisis COVID y no deberían ver penalizados sus puntajes de crédito durante un desastre económico", dice el analista de políticas de CR Syed Ejaz. "Corregir estos errores caso por caso no es suficiente. Tanto las agencias de crédito como los prestamistas deben suspender todos los informes crediticios negativos. La ley llamada Ley de protección de los trabajadores contra los desastres (Disaster Protection for Workers' Credit Act of 2020), un proyecto de ley del Senado patrocinado por el Senador Sherrod Brown, Dem-Ohio, hace exactamente eso".

Hasta entonces, la buena noticia es que los consumidores ahora tienen la capacidad ampliada de monitorear y, en cierta medida, vigilar sus propios informes de crédito. Esto es lo que debes hacer.

Habla con todos tus prestamistas de inmediato

Eso significa incluso antes de verificar tus informes de crédito, porque la mejor manera de mantener limpio tu reporte es evitar que la información negativa llegue allí en primer lugar.

Las protecciones crediticias de la Ley CARES se aplican a los acuerdos de "acomodación" con cualquier acreedor para diferir, disminuir o modificar cualquier deuda del consumidor, no solo las categorías requeridas por la ley, como hipotecas respaldadas por el gobierno federal o préstamos estudiantiles. Eso significa que tus reportes de crédito no deben ser afectados negativamente si convences a un prestamista para que posponga los pagos de tu préstamo de auto o deuda de tarjeta de crédito, así como una hipoteca y préstamos estudiantiles no respaldados por el gobierno. Y muchos prestamistas de todo el espectro han sido alentados por los reguladores federales a aceptar tales adaptaciones.

Pero debes comunicarte con los acreedores: la ley no brinda protección crediticia si demoras en pagar tus deudas y no obtienes una acomodación, en cuyo caso tus informes crediticios probablemente reflejarán una cuenta morosa, independientemente de por qué no pudiste pagar.

Y asegúrate de llamar a todos, incluso si el saldo adeudado es relativamente pequeño. Incluso una sola cuenta con más de 30 días de retraso puede reducir tu puntaje de crédito hasta en 100 puntos.

Obtén tus reportes de crédito

Con los problemas de informes de crédito exacerbados por la pandemia, las 3 principales agencias de informes de crédito: Experian, TransUnion y Equifax, están permitiendo que las personas verifiquen sus informes de forma gratuita semanalmente, al menos hasta abril de 2021, en annualcreditreport.com. Obtener informes en línea de las 3 agencias suele llevar entre 10 y 15 minutos.

Hacerlo semanalmente es excesivo para muchas personas. Si has podido mantener tus ingresos y has estado haciendo todos tus pagos a tiempo, verifica cada uno de los 3 informes cada 6 meses, dice Wu. (En tiempos normales, es suficiente verificar cada reporte una vez al año).

Si, por otro lado, tu situación financiera se ha visto afectada debido a COVID-19 y acordaste una indulgencia o un aplazamiento de un préstamo, Wu dice que revises tus informes mensualmente por un tiempo. Esa es la frecuencia con la que los prestamistas suelen descargar datos a las agencias de informes de crédito.

Examina tus informes de crédito en busca de errores

Incluso en tiempos ordinarios, los informes de crédito están plagados de errores. Un informe histórico de 2013 de la Comisión Federal de Comercio (FCC) encontró que 1 de cada 5 contenía un error verificado, y que 1 de cada 20 tenía un error lo suficientemente significativo como para hacer que el crédito fuera denegado u ofrecido a un costo más alto. Y las quejas sobre las agencias de crédito ahora representan el 38% de todas las quejas ante la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB), más que cualquier otra categoría. Estos son los errores a los que debes prestar atención especial, seguidos de consejos sobre cómo disputarlos.

Archivos variados. Estos errores comunes ocurren cuando una cuenta o deuda que pertenece a un consumidor se atribuye incorrectamente a otra persona, posiblemente con el mismo nombre o uno similar. Para detectar estos errores, busca información sobre un préstamo o deuda que no te pertenezca.

Información anticuada. Asegúrate de que las cuentas cerradas, con tarjetas de crédito, por ejemplo, no estén listadas como abiertas en tus informes de crédito. Y si tuviste un problema de crédito que se resolvió, asegúrate de que desaparezca del informe después de 7 años, como se supone que deben hacerlo. A veces, estas morosidades pasadas se vuelven a actualizar incorrectamente, lo que hace que se inicie de nuevo el período durante el cual la información negativa permanece en tu informe.

Un cambio incorrecto en el estado. Si tus acreedores acordaron permitirte diferir los pagos, la Ley CARES dice explícitamente que tu estado crediticio debería congelarse en el momento en que se acepta la acomodación. Por lo tanto, si una cuenta estaba actualizada en ese momento, aún debería informarse como actual. Si ya estabas atrasado cuando se pospusieron tus pagos, tu estado no debería ser peor que antes. Pero puede ser mejor: si logras ponerte al día con tus pagos durante el período de acomodación, debe ser reportado en tu informe como corriente de esa deuda.

Errores de préstamos hipotecarios. Un problema emergente se refiere a los prestamistas hipotecarios que han estado utilizando "códigos de comentarios especiales" para explicar el estado de las cuentas en sus informes a las agencias de crédito. En circunstancias normales, los prestamistas usan un código "AW" para indicar que un prestatario ha sido afectado por un desastre natural o declarado, "CP" por una indulgencia relacionada con el desastre y "D" cuando los pagos de la cuenta han sido diferidos.

Pero la Ley CARES no especifica cómo, o incluso si, los prestamistas hipotecarios deberían usar estos códigos para acuerdos relacionadas con COVID, dice Wu. Como resultado, se han utilizado de manera inconsistente.

Además, según un informe reciente de FinRegLab, al menos 3 administradores hipotecarios han colocado códigos "CP" en las cuentas cuando los consumidores simplemente llamaron para preguntar sobre la indulgencia, pero decidieron no aceptarla, y en algunos casos incluso cuando no se realizó ninguna llamada.

Estos errores e inconsistencias de codificación no deberían tener un impacto directo en los puntajes de crédito del consumidor, dice Wu. Pero muchos prestamistas hipotecarios, así como algunos prestamistas de autos, propietarios y empleadores, observan los informes de crédito completos, dice, "y quién sabe cómo los interpretarán”.

¿Su consejo? Si no has aceptado una adaptación, insiste en que se elimine la codificación. Si estuviste de acuerdo con una tolerancia y el prestamista insiste en la codificación, solicita el código AW.

Errores de préstamos estudiantiles. Los errores de codificación también han tenido un impacto en los consumidores que tienen préstamos federales para estudiantes. Además de suspender todos los pagos de estos préstamos hasta el 30 de septiembre de 2020, la Ley CARES especifica que las agencias de informes de crédito deben tratar un pago suspendido "como si fuera un pago programado regularmente realizado por un prestatario". Pero Great Lakes, uno de los más grandes administradores de préstamos federales para estudiantes, codificó las cuentas de unos 5 millones de prestatarios como "diferidas", lo que causó que muchas de sus calificaciones crediticias disminuyeran.

El problema parece haber sido abordado por Great Lakes. Pero si tienes préstamos federales para estudiantes pendientes, los expertos recomiendan asegurarte de que tus informes de crédito no muestren un aplazamiento en esas cuentas y que tu puntaje de crédito no se vea afectado.

Reclama los errores o irregularidades

Si has notado alguno de los errores enumerados anteriormente, comunícate con la agencia de informes para corregirlos. Pero ten en cuenta que las agencias de informes de crédito tienen un historial deficiente cuando se trata de corregir sus errores, dice Wu, por lo que vale la pena tener mucho cuidado al solicitar una investigación.

Ten en cuenta que a menudo es necesario disputar un error con más de una de las 3 principales agencias de informes. Y aunque son los que tienen la obligación legal de investigar tu queja, también debes notificar al acreedor detrás de la información en disputa.

Wu dice que los formularios de disputa de la agencia de crédito, que se encuentran en línea o enviados por correo junto con tus informes de crédito, a menudo limitan tus opciones. Por lo tanto, omite los formularios por completo y escribe tu propia carta explicando los errores o añade detalles y comentarios adicionales.

Después de imprimir copias para guardar, envía tus documentos por correo certificado a la dirección que figura en tu informe de crédito y solicita un acuse de recibo para tus archivos. Y mantén una lista detallada de cada documento que envías a las agencias de informes de crédito y al acreedor involucrado (las conversaciones también).

Finalmente, cada agencia de crédito debe enviarte los resultados escritos de su investigación dentro de los 5 días hábiles posteriores a su finalización. Y si un acreedor encuentra que tu disputa tiene mérito, debe notificar a las 3 agencias para que puedan corregir tu archivo.


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.