Las facturas médicas podrían enfermarte

Devin Barrington-Ward se retorcía del dolor de estómago y también le dolía el pecho. Aunque su familia le dijo que llamara a una ambulancia, y estaba aterrorizado de que su condición fuera grave, Barringron-Ward tenía otra preocupación en mente: Los gastos. Sin seguro médico, sabía que no podía pagar el traslado en ambulancia.

Así que su madre lo llevó al hospital cerca de su casa en los suburbios de Atlanta en enero de este año. Después de varias horas en la sala de emergencias, donde vio a numerosos médicos y le hicieron una tomografía computarizada y otras pruebas, a Barrington-Ward le diagnosticaron colitis. Poco después llegó la factura de casi $10,000. Aunque su salud ha mejorado hoy en día, dice que todavía tiene deudas y los efectos secundarios de esto son significativos.

Quiero tener una familia y ser dueño de una casa
DEVIN BARRINGTON-WARD, GEORGIA
Sin seguro y enfrentando casi $ 10,000 en facturas de emergencias, tuvo que reordenar las prioridades.

Por un lado, significa hacer malabares con las prioridades. Él acaba de lanzar Black Futurists Group, una organización de justicia social que fundó recientemente. "Estoy en los años críticos de mi plan", dice Barrington-Ward, de 30 años. "Quiero tener una familia y ser dueño de una casa". Pero ahora, dice, tiene que equilibrar la deuda haciendo inversiones en sí mismo, en su trabajo y en su futuro.

Barrington-Ward no está solo. La agonía de la deuda médica es especialmente pronunciada en las comunidades de raza negra e hispanas, según una encuesta representativa a nivel nacional de Consumer Reports de junio de 2020 a 1,267 adultos estadounidenses con una factura médica que tuvieron que pagar de su bolsillo.

Pero esto es un problema para muchos y uno que es exclusivamente estadounidense. Las personas en Canadá, Australia, el Reino Unido y muchos otros países que tienen la desgracia de enfermarse no corren el mismo riesgo de recibir facturas masivas como consecuencia, según el Commonwealth Fund, un grupo de investigación de la salud. Esos países generalmente ofrecen atención médica gratuita o de bajo costo a todos los ciudadanos.

En este país, sin embargo, la salud no se recupera tan fácilmente, al menos en términos económicos. Más de una cuarta parte de los consumidores estadounidenses tienen deudas que se transfieren a agencias de cobranza, y más de la mitad de ellas proviene de facturas médicas, según el Cosumer Financial Protection Bureau (oficina de protección financiera del consumidor).

El monto de la deuda médica enviada a las agencias de cobranza se estimó en $81,000 millones, según un estudio de 2018 publicado en Health Affairs. La deuda médica también es una de las principales razones por las que las personas se declaran en quiebra, según un artículo de 2019 en el American Journal of Public Health.

Incluso cantidades relativamente pequeñas de deudas médicas pueden desencadenar una cascada de otros problemas financieros, según una encuesta reciente de CR. Entre los encuestados, un residente de Tennessee de 66 años que tuvo que recurrir al fondo de ahorros para la universidad de sus nietos, y un hombre de Montana de 23 años al que le embargaron su sueldo, ambos por tener que pagar facturas médicas inferiores a $2,000. Está también un californiano de 57 años que tuvo que vender su camioneta para cubrir una factura médica de menos de $1,000.

Para empeorar las cosas, la deuda médica puede dañar no solo tu salud financiera, sino también tu salud física. Una forma es hacer que retrases la atención médica necesaria. En la encuesta de CR, el 41% de las personas dijeron que pospusieron una consulta al médico debido al costo. Pero la investigación muestra que el costo emocional de las facturas médicas también puede dañar la salud al desencadenar estrés crónico, que está relacionado con una serie de problemas de salud e incluso con la muerte prematura.

Y la situación amenaza con empeorar. La Kaiser Family Foundation, un grupo de investigación de la salud, estimó en mayo que hasta 27 millones de estadounidenses podrían perder el seguro médico que reciben por medio de su trabajo como resultado de la pandemia.

"Estados Unidos ha llegado a un punto de inflexión", dice Ida Rademacher, directora ejecutiva del Programa de Seguridad Financiera del Instituto Aspen, una organización de investigación y políticas. Incluso antes de la crisis, dice, los hogares estadounidenses eran financieramente frágiles.

Ahora, la gravedad de los problemas económicos y de cobertura de salud coincidirá con la necesidad de los hospitales y los sistemas médicos de cobrar sus deudas. "Esto seguirá aumentando los niveles de estrés y comportamientos como el retraso de la atención médica", dice.

"Millones de personas viven de sueldo en sueldo", dice Ray Kluender, de Harvard Business School y el Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab (laboratorio de acción contra la pobreza Abdul Latif Jameel), donde estudia la deuda médica. "No tienen el colchón para lidiar con el impacto de una factura médica".

CÓMO AFECTAN LOS ALTOS COSTOS DE ATENCIÓN MÉDICA A LOS ESTADOUNIDENSES

UNA CARGA DESIGUAL

Estadounidenses que dicen estar muy o extremadamente preocupados por poder pagar la atención médica necesaria

Estadounidenses que dicen estar muy o extremadamente preocupados por poder pagar su factura médica con el gasto de bolsillo más alto

Estadounidenses que dicen estar sorprendidos por su factura médica con el gasto de bolsillo más alto

Estadounidenses que dicen estar muy o extremadamente preocupados por el acceso de su familia a un seguro médico asequible

LAS GRANDES FACTURAS MÉDICAS LLEVAN A CORTAR GASTOS


Para ahorrar en atención médica en los últimos 12 meses:

Pospones una cita con el médico

41

Te tratas en casa

32

Decidiste no hacer una prueba o procedimiento médico

20

No volviste a surtir una receta

15

Utilizaste telesalud

14

LOS EXPANSIVOS EFECTOS FINANCIEROS


Para pagar los gastos de atención médica en los últimos 12 meses:

Gastaste menos en entretenimiento y en salir a cenar

35

Gastaste menos en alimentos

24

Utilizaste una tarjeta de crédito con más frecuencia para pagar los gastos necesarios

21

Cancelaste tus suscripciones en línea y otras suscripciones

18

Pospusiste el pago de otras facturas

15



Fuente: Encuesta representativa a nivel nacional de CR de junio de 2020 de 1,267 adultos residentes de Estados Unidos que tuvieron una factura médica con gastos de bolsillo en los últimos 12 meses

Una deuda como ninguna otra

Entre los tipos de deuda que puede tener una persona, la deuda médica es única. Los consumidores, incluso aquellos con seguro médico, tienen poco control sobre la forma en que se contrae la deuda médica, dice Francis Wong, miembro del National Bureau of Economic Research (oficina nacional de investigación económica) que estudia cómo la deuda médica afecta la vida de las personas.

Por un lado, cuando se trata de comprar servicios de salud, normalmente no se puede comparar. "La atención médica simplemente no es como otros bienes de consumo", dice Wong. "No se puede comparar".

Por otro lado, como puede atestiguar Barrington-Ward, la deuda médica a menudo surge no de las compras que elegimos hacer, como comprar una casa o un automóvil, sino de enfermedades y lesiones que nos golpean en la cara, con frecuencia inesperadas e inevitables.

Y tener un seguro no siempre protege contra cargos inesperados. Las personas pueden verse afectadas con facturas médicas sorpresa por atención sin cobertura del seguro. En la encuesta de CR, la mitad de las personas, a las que se les pidió que pensaran en su factura más cara del año pasado, dijeron que no sabían de antemano que iba a llegar.

La maestra de escuela jubilada Patricia Hedgepeth, de Lathrup Village, Michigan, es una de esas personas. Su esposo se enfermó en 2017 y, aunque estaba asegurado por medio de su trabajo anterior, cuando murió en enero de este año la familia había acumulado más de $16,000 en facturas médicas. "Todavía no sé de qué fueron estas facturas", dice Hedgepeth.

Las grandes facturas que no cubre el seguro también pueden llegar repentinamente si te encuentras entre las decenas de millones de estadounidenses con un plan de salud con un deducible alto. Dichos planes requieren que los individuos paguen al menos $1,400 de su propio bolsillo y las familias $2,800 antes de que el seguro entre en vigor. La encuesta de CR encontró que los deducibles eran la causa más común de los altos gastos de bolsillo, con el 43% de las personas diciendo que su factura médica en los últimos 12 meses se debió al requisito de cumplir con un deducible.

Y luego está la factura médica en sí, una confusa lista de códigos para proveedores y servicios, los cuales hasta la mitad son incorrectos, duplicando los cargos o facturando por procedimientos que no se realizaron o médicos que no consultaste, dice Caitlin Donovan, directora principal de la Patient Advocate Foundation, la cual ayuda a los consumidores a combatir los problemas de facturación. ¿El resultado? A menos que lo descubras, terminarás gastando en tu atención médica más de lo necesario.

Eso es lo que le sucedió a Phyllis Vance, de 59 años en Indianápolis, quien participó en un panel nacional de consumidores que discutió los costos de la atención médica para CR y dijo que le facturaron erróneamente un servicio médico. "Tuve que llamar al departamento de facturación varias veces antes de que se dieran cuenta de que habían cometido un error", dice. "Me tomó alrededor de un mes y medio aclararlo".

Eso no sorprende a Donovan. Ella dice que los administradores de casos de Patient Advocate Foundation necesitan un promedio de 22 llamadas telefónicas para resolver los problemas de facturación de cada cliente. "El sistema está diseñado para hacer que quieras darte por vencido y simplemente pagues", dice ella.

El efecto "bola de nieve"

Los efectos de la deuda médica pueden extenderse rápidamente a otras áreas de tu vida.

Thomas Draper de Atlanta dice que mientras estaba siendo tratado por cáncer de pulmón hace una década, tuvo que cambiar de trabajo, y el seguro que le ofreció su nuevo empleador no cubría el hospital oncológico donde trabajan sus médicos. Aunque su cáncer ahora está en remisión, tiene dificultades para pagar sus pruebas imagenológicas anuales. El estrés en su hogar por esta deuda tuvo un impacto emocional, dice. "Las facturas médicas definitivamente contribuyeron a mi divorcio", dice Draper, quien estuvo casado durante 13 años hasta que él y su ex esposa se separaron hace tres años.

Esperaba una factura ya que no teníamos seguro, pero no esperaba que fuera tan alta.
STACIE MAY, MAINE
El dinero destinado al pago inicial de una casa tuvo que ser usado para cubrir la deuda médica después de un accidente automovilístico.

Otros consumidores también describen vidas cambiadas y sueños aplazados debido a las deudas médicas. Otro miembro del panel de CR, Stacie May de Minot, Maine, habló del dinero destinado al pago inicial de una casa que se usó para pagar la deuda médica.

En demasiados casos, la deuda médica inmanejable causa lo que Rademacher llama un efecto de bola de nieve financiero, con un mal resultado financiero que conduce a otro, lo que hace que las personas caigan en agujeros cada vez más profundos.

Un resultado particularmente doloroso: Cuando la deuda que se debe se envía a cobranzas. Esto puede reducir el puntaje crediticio de una persona, lo que puede hacer que el acceso a crédito en el futuro sea más difícil o caro, lo que socava la capacidad de comprar un automóvil o una casa, o incluso alquilar un apartamento.

Esto es lo que Nikiesha Barnett de Raleigh, Carolina del Norte, dice que le pasó el año pasado. Cuando trató de firmar un contrato de arrendamiento para un apartamento lo suficientemente grande para que su madre pudiera mudarse con ella, se enteró que su crédito se había visto afectado debido a una factura médica de menos de $1,200 que no había pagado. "Tenía otras facturas de la cirugía que pagué, pero esta era inmanejable", dice.

Barrington-Ward, el activista de Atlanta que ha experimentado sus propios problemas con las deudas médicas, dice que estos problemas afectan especialmente a los afroamericanos, agravando las desigualdades que han socavado su capacidad para generar riqueza durante generaciones.

El Urban Institute estimó que en 2015 casi 1 de cada 3 adultos afroamericanos tenían facturas médicas vencidas, en comparación con 1 de cada 4 para todas las poblaciones combinadas.

Esto podría llevar a niveles más altos de preocupación: Cuando se les preguntó qué tan preocupadas estaban las personas por poder pagar la atención médica, el 45% de los afroamericanos y el 48% de los hispanos dijeron que estaban "extremadamente" o "muy" preocupados, en comparación con el 32% de las personas de raza blanca.



El estrés financiero puede enfermarte

Independientemente de la raza, la deuda médica es emocionalmente agotadora. Y el estrés resultante es más que molesto: Puede ser perjudicial para la salud.

Tal vez no sea sorprendente que la investigación haya relacionado el estrés por deudas elevadas con úlceras, problemas digestivos y trastornos del sueño. Pero el estrés crónico por el dinero podría afectar la salud de formas menos obvias, pero más graves. La conexión es tan preocupante que dos bancos regionales de la Reserva Federal, en San Francisco y en Atlanta, han analizado cómo la deuda médica afecta la salud de los ciudadanos estadounidenses.

La revisión en San Francisco, citando investigaciones médicas publicadas anteriormente, señaló que la adrenalina y el cortisol liberados por el cuerpo en respuesta al estrés crónico relacionado con las finanzas puede elevar la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y también afectar la memoria y la función inmunológica.

En un análisis aún más sólido de 2016, el estudio en Atlanta utilizó historiales crediticios para vincular las altas cargas de deuda y la morosidad con la mortalidad. En otras palabras, cuanto mayor es la deuda que debe una persona, mayor es su riesgo de morir prematuramente. Además, encontraron que una mejora de 100 puntos en el puntaje crediticio de una persona se asocia con una disminución del 4% en su riesgo de muerte.

ILLUSTRATION: LINCOLN AGNEW
CÓMO COMBATIR LAS GRANDES FACTURAS MÉDICAS

La deuda médica puede aparecer en tu historial crediticio en tan solo 180 días. Puedes evitarlo abordando las facturas médicas tan pronto como lleguen. Si planeas tomar alguna medida que pueda requerir más tiempo, notifica al hospital o al consultorio del médico de inmediato y solicita una extensión de 30 días.

No pagues automáticamente. Los hospitales y consultorios médicos pueden enviar facturas a los pacientes antes de que las presenten a las aseguradoras, dice Caitlin Donovan de la Patient Advocate Foundation. Entonces, si estás asegurado, espera hasta que obtengas una "explicación de beneficios" de tu aseguradora que desglosa lo que cubrirá y lo que deberás pagar. Si todavía tienes preguntas, comunícate con tu aseguradora.

Obtén una factura detallada. Si el monto adeudado parece alto o no es asequible, solicita a tu aseguradora una lista detallada de cada cargo, dice Donovan. Busca cargos duplicados o cargos por procedimientos, pruebas o servicios que no recibiste. Informa los errores a tu aseguradora y al hospital o al consultorio médico.

Compara precios. En el caso de cargos legítimos, asegúrate de que no se te facture demasiado comparando lo que cobró tu médico u hospital con los estándares de la industria. Visita healthcarebluebook.org. para encontrar estas cantidades. Informa los cargos excesivos a tu aseguradora y al hospital o al consultorio médico.

Solicita una excepción. Para las facturas no cubiertas por tu plan de salud, pide a tu médico que se comunique con la aseguradora y explique la razón del por la que la atención era necesaria y que debería estar cubierta. Tu médico debe incluir tu diagnóstico, la razón por la cual se interrumpieron otros tratamientos y otros detalles de tu historial médico.

Negocia. Si no puedes obtener una excepción, averigua si al hospital o el médico pueden reducir lo que debes. Uno de los enfoques: Ofrece pagar de inmediato. La Junta Asesora, una firma de investigación de la salud, dice que algunos proveedores ofrecen descuentos considerables por pagar de inmediato.

Solicita un plan de pago. Muchos hospitales hacen esto, cobrando típicamente tasas de interés más bajas que muchas tarjetas de crédito. No usar tu tarjeta de crédito puede proporcionarte otro beneficio: varios estados han aprobado leyes que limitan la rapidez con que pueden pasar a cobranza las facturas médicas que no pueden cobrarse con tarjetas de crédito.

Busca ayuda externa. Busca un especialista en facturación médica a través de Alliance of Professional health Advocates (advoconnection.com). O considera contratar a un abogado, algo que el 23% de las personas en la encuesta de CR dijo que hizo con respecto a una gran factura médica..

Solicita atención gratuita. Muchos proveedores ofrecen tarifas gratuitas o reducidas a las personas que califican debido a bajos ingresos u otras razones. Renee Morgan, de 48 años, de Vancouver, Washington, por ejemplo, aprovechó un programa de este tipo después de que su esposo sufriera un mini accidente cerebrovascular en abril de 2018 y fue trasladado de urgencia a la sala de emergencias, lo que puso a la familia en una deuda de $19,000. Para encontrar un programa, comunícate con Dollar For, , una organización que empareja a personas calificadas con programas de condonación de deudas.

Grandes facturas, menos atención médica

El alto costo de la atención médica también contribuye a la mala salud al alejar a las personas de la atención necesaria. En la encuesta de CR, el 20% de los estadounidenses que habían recibido una factura médica con gastos de bolsillo se negaron a someterse a una prueba o procedimiento debido al gasto, y el 15% no surtió una receta.

Los deducibles elevados plantean barreras particulares. Un estudio de Health Affairs de 2019 de casi 600,000 mujeres de bajos ingresos encontró que aquellas que desarrollaron cáncer de seno, y tenían deducibles de $1,000 o más, esperaron un promedio de 8.7 meses más para comenzar la quimioterapia en comparación con las mujeres que tenían deducibles de $500 o menos.

Por supuesto, la atención médica a menudo se pospone debido a la falta de seguro médico, un problema que afecta más a las personas de color. Y el acceso a la atención médica es peor en los estados que no han expandido Medicaid bajo la ley Affordable Care Act (cuidado de salud a bajo precio), como muchos estados del sur, que tienen grandes poblaciones afroamericanas, no lo han hecho, dice Rademacher del Instituto Aspen.

Retrasar la atención médica puede significar enfermarse más, según una encuesta de la Kaiser Family Foundation de 2019. La encuesta encontró que de la mitad de los adultos estadounidenses que dijeron que ellos o un miembro de su familia pospusieron algún tipo de atención médica dental o de otro tipo en el último año debido al costo, 1 de cada 8 dijo que su condición médica empeoró como resultado.

El alto costo de la atención médica es un impedimento tan grande que en enero el Colegio Americano de Médicos (ACP) pidió que se pusiera fin a los deducibles altos para las personas de bajos ingresos y las que tienen necesidades especiales. Si debe haber un deducible, la ACP quiere que se reduzcan o eliminen los costos compartidos de los servicios importantes para que más personas tengan acceso a la atención sin preocuparse por los costos.

Obtener ayuda

Patricia Hedgepeth, la maestra de Michigan, recibió ayuda de la Fundación Patient Advocate. Un administrador de casos de la fundación la ayudó a negociar su factura de $16,000 a $2,500. "No estoy segura de lo que hubiera hecho sin ellos", dice.

Y a principios de este año, tanto Draper, el sobreviviente de cáncer de Atlanta, como Barnett, de Carolina del Norte y quien luchó por encontrar un apartamento, recibieron ayuda de una fuente inesperada. Ambos recibieron cartas de RIP Medical Debt, una organización sin fines de lucro que utiliza donaciones para pagar facturas médicas vencidas de agencias de cobranza.

Con todo lo que sucedía, era como si por primera vez alguien me respaldara.
THOMAS DRAPER, GEORGIA
Un sobreviviente de cáncer, retomó su vida después de que una organización sin fines de lucro pagó inesperadamente su deuda médica.

A ambos se les dijo que su deuda había sido perdonada. "Durante la pandemia y todo lo que estaba pasando, fue como si por primera vez alguien me hubiera respaldado", dijo Draper. Barnett se sintió igualmente aliviada cuando se eliminó la factura que no había pagado de su informe crediticio. "No hay palabras para describir lo feliz que estaba", dijo.

Aunque la mayoría de las personas no pueden confiar en RIP Medical Debt para salvar el día, hay otra serie de soluciones a las que las personas pueden recurrir ahora para obtener ayuda. (Consulta "Cómo combatir las grandes facturas médicas", arriba).

Igualmente importantes son los esfuerzos legislativos para proteger a los consumidores, dice Chuck Bell, director de programas de defensa de Consumer Reports. Una solución parcial en marcha es la legislación, presentada recientemente en el Congreso, llamada Debt Relief Act (ley de alivio de deuda médica), que mantendría cualquier factura médica no pagada fuera del informe crediticio de una persona durante un año. Otra es la legislación para prohibir las facturas médicas sorpresa, que según Bell está actualmente pendiente en el Congreso.

Tales soluciones contribuirían en gran medida a proteger a los consumidores, mejorando su salud financiera e incluso física, dice Rademacher. "Nadie quiere elegir entre pagar una deuda médica o pagar la renta".

Nota del editor: Este artículo también apareció en la edición de noviembre de 2020 de la revista Consumer Reports.