compras en tiendas de dólar
Illustration: JOHN RITTER

La promesa de precios bajos está implícita en sus nombres: Dollar General, Dollar Tree y Family Dollar. Pero, ¿son reales las ofertas? ¿Son los ahorros lo suficientemente significativos como para justificar el viaje?

Para averiguarlo, Consumer Reports reclutó a ocho empleados y compradores secretos (en Arizona, Arkansas, Connecticut, Florida, Michigan, Nueva York, Ohio y Texas) y les dio una lista de la compra de 14 artículos de uso diario, que van desde salsa para pastas y pasta de dientes hasta cereales para el desayuno y limpiadores para pisos.

Como no todas las tiendas tienen las mismas marcas, no especificamos qué marcas comprar. Así que nuestro comprador de Ohio compró Honey Nut Cheerios, por ejemplo, y nuestro comprador de Michigan compró Honey Bunches of Oats.

Sin embargo, le pedimos a cada comprador que se asegurara de que sus comparaciones fueran de igual a igual: que compraran la misma marca para cada categoría de producto, si podían encontrarla, en cada una de las tres cadenas de tiendas de saldos o de dólar [a precios bajos] y en los dos supermercados.

Para nuestra prueba, calculamos los precios unitarios de cada producto y luego estandarizamos esos precios con productos hipotéticos de igual tamaño de cada tienda.

Aunque nuestros resultados no representan los promedios nacionales ni lo que se puede encontrar al comprar, ofrecen un panorama de las ventajas y desventajas de la experiencia de comprar en las tiendas de saldos.

Esto es lo que encontramos.

Las tiendas de saldos fueron las más baratas para las compras completas
Al contar el total de los artículos que compró cada comprador, al menos una tienda de saldos superó siempre a los dos supermercados. En la mayoría de los casos, el ahorro fue unos pocos dólares o menos. Pero nuestro comprador de Michigan habría ahorrado más de $12 en su combinación hipotética de productos de tamaño similar, comparando el supermercado más caro con la tienda de saldos más barata. Los precios de los supermercados pueden ser competitivos con los de las tiendas de saldos.

En algunos casos, los artículos individuales no son más caros en los supermercados que en las tiendas de saldos. Por ejemplo, algunos supermercados eran comparables a las tiendas de saldos en cuanto al precio por unidad de la salsa para pasta Hunt’s, las toallitas Lysol y el pudín de chocolate Snack Pack.

Las tiendas de saldos no siempre tienen lo que estás buscando
Nuestros compradores no pudieron encontrar exactamente el mismo artículo para cada una de las 14 categorías de productos en las cinco tiendas donde compraron. Pero algunos tuvieron más suerte que otros. Nuestro comprador de Ann Arbor, Michigan, encontró los mismos artículos en todas las tiendas para 12 productos. Otro, en Austin, Texas, solo encontró tres. Se puede ahorrar más comprando a granel o al por mayor en los supermercados.

Como pedimos deliberadamente a los compradores que trataran de encontrar artículos de tamaño similar, es posible que si compraras envases gigantes de cereales, por ejemplo, ahorrarías más en los supermercados porque es más probable que tengan esos artículos en tamaños grandes.

Nota del editor: Este artículo también se publicó en la edición de noviembre de 2021 de la revista Consumer Reports.