salir de casa de manera segura durante la pandemia

Después de meses de pandemia, puede parecer que nuestro estilo de vida aislado no va a terminar nunca. Si deseas salir y hacer algo que no has hecho en un tiempo, ¿deberías hacerlo?

Ciertamente, debes proceder con las citas médicas y las cirugías importantes, donde los riesgos potenciales de dejar los problemas de salud sin tratamiento son mayores que la amenaza de COVID-19, dice el doctor George Abraham, presidente de la junta de enfermedades infecciosas de la American Board of Internal Medicine.

Con actividades menos esenciales, como cortarte el cabello, el asunto es mucho más nebuloso. "En estas situaciones, todo se reduce a las tasas de prevalencia de COVID-19 en tu comunidad", dice Abraham. La mayoría de los especialistas en enfermedades infecciosas consideran que un nivel bajo de nuevos casos diarios (menos de 10 por cada 100,000 personas) y una tasa positiva de COVID-19 de menos del 2% son bastante seguros, dice.

Incluso con tasas de prevalencia bajas, si tienes un mayor riesgo de contraer COVID-19 severo, como los adultos mayores y las personas con condiciones médicas como diabetes, enfermedades respiratorias y cardiopatías, deberás tener especial cuidado con las actividades que podrían exponerte al virus.

Considera también qué tan cómodo te sientes al estar en lugares públicos. "Nosotros los adultos mayores tenemos que tomar una decisión difícil sobre nuestros niveles de tolerancia al riesgo, y eso va a diferir de una persona a otra, al igual que ocurre con los adultos más jóvenes", dice el doctor Leo Cooney Jr., profesor emérito de la Facultad de Medicina de Yale en New Haven, Connecticut. Aquí te mostramos cómo sopesar los riesgos y beneficios de aventurarte durante la pandemia de coronavirus. 

Reuniones en interiores con amigos

Si planeas ver a tus amigos, considera lo siguiente: "Encontrarte con personas en el interior es mucho más arriesgado, y nos preocupa que cuando la humedad baje durante los fríos meses de invierno, haya menos humedad en las gotas de aire, lo que las hace más ligeras y mucho más propensas a permanecer en el aire", dice la doctora Christine Kistler, profesora asociada en la división de medicina geriátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del norte en Chapel Hill. Así que abrigarse para una caminata al aire libre juntos puede ser una mejor opción.

Si decides hacer una visita en el interior, abre las ventanas y usa  gafas protectoras o un protector facial junto con una mascarilla. "Las mascarillas no protegen el revestimiento de la mucosa de los ojos", dice Kistler. Las interacciones en interiores deben ser de menos de 30 minutos (lo ideal son 15 minutos), y las personas deben estar separadas por al menos 6 pies. 

Visitar a los nietos

Se rumora que los niños no transmiten el COVID-19, pero un informe de julio en JAMA Pediatrics en línea encontró que los niños menores de 5 años pueden portar tanto COVID-19 en la parte superior de la garganta como los niños mayores y los adultos, lo que significa que es posible que puedan transmitir la enfermedad con la misma facilidad, incluso si no presentan síntomas.

Por otro lado, existen riesgos y beneficios emocionales que debes considerar. "Sabemos que los índices de depresión se han triplicado desde el inicio de la pandemia y el aislamiento social es una de las peores cosas para la salud mental de los adultos mayores”, dice el doctor Michael Hochman, director del Gehr Family Center for Health Systems Science e Innovation en Keck Medicine de la USC en California.

Él recomienda reunirse con los nietos, pero solo al aire libre, ambos usando mascarilla, y en general separados por al menos 6 pies. (Los niños muy pequeños pueden darte un abrazo rápido alrededor de las piernas).

"En la actualidad muchos niños, incluso si no han regresado a la escuela, están viendo a sus amigos o haciendo actividades como deportes, por lo que corren un riesgo inherente más alto", dice el doctor Donald Ford, médico familiar en la Clínica Cleveland.  

En el salón de belleza o peluquería

"Como no hay manera de distanciarte de manera segura de tu estilista, conlleva más riesgo" que una cita médica, dice Abraham. Aun así, si los números de COVID-19 en tu área son bajos y tomas precauciones, deberías estar razonablemente seguro.

Antes de ir, pregunta por los protocolos de seguridad. La gerencia debe hacer que esperes en tu automóvil hasta que el estilista esté listo y las sillas de los clientes deben estar al menos a 6 pies de distancia. Las áreas y herramientas de los estilistas deben desinfectarse después de cada cita.

En el salón, tú y tu estilista deben usar mascarillas. Trata de mantener tu cita de 30 minutos o menos, agrega Abraham, así que elige un estilo simple y considera renunciar a los largos servicios de coloración como las luces.

Podrías presentarte con el cabello recién lavado y omitir el secado, que puede esparcir gotitas respiratorias en el aire como las que pueden transmitir el coronavirus.

Lee un libro, en lugar de charlar con tu estilista. "Hablar expulsa más gotas y si hablas más alto para que te escuchen sobre el ruido del salón, las gotas pueden viajar más lejos", dice Abraham. 

Lugares religiosos

Los lugares religiosos o de culto han sido potentes propagadores de COVID-19. Un estudio de mayo en el Morbidity and Mortality Weekly Report (informe semanal de morbilidad y mortalidad), que siguió a 92 asistentes de una iglesia de Arkansas durante una semana, encontró que casi el 40% desarrolló COVID-19, la mitad de los casos en personas mayores de 65 años. "El COVID-19 se propaga fácilmente en grandes reuniones en interiores y los eventos religiosos no son una excepción", dice Ford. "Las personas a menudo se sientan a menos de 6 pies de distancia y, si están cantando, el virus puede propagarse aún más". Un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades encontró que la práctica de un coro en Washington infectó al 86% de los miembros.

Para la mayoría de las personas mayores, los servicios virtuales son los más seguros, dice Ford. Los servicios al aire libre también son de bajo riesgo si los feligreses están usando mascarilla y separados a una distancia de 6 pies, y no hay canto. Si estás convencido de que un servicio en el interior tiene números bajos de COVID-19, asegúrate de que no asistan más de 30 o 40 personas y que no haya cantos. Además, no te quites la mascarilla y siéntate al menos a 6 pies de distancia de las personas que no viven contigo, dice Cooney. 

Tomar unas vacaciones

Si necesitas alejarte, hazlo con precaución, dice Cooney. Elige un lugar con poca gente en un área con niveles bajos de COVID-19. Ese lugar debería estar a unas horas en automóvil de tu casa, para que no tengas que volar o tomar un tren o un autobús para llegar allí o pasar la noche en el camino.

Con los vuelos, por ejemplo, "no es solo sentarte en un avión, sino pasar por el aeropuerto y la seguridad, que son lugares donde puedes exponerte fácilmente a COVID-19", dice Cooney. No importa cómo viajes, alquila una casa en lugar de quedarte en un hotel o con amigos, y cocina tus propias comidas o elige comida para llevar. 

Nota del editor: Una versión de este artículo también se publicó en la edición de diciembre de 2020 de Consumer Reports On Health