Los beneficios y peligros de las aplicaciones de anticipo de sueldo

Terry Patterson, un trabajador de IT en Austin, Texas, necesitaba dinero para visitar a su padre en Arkansas el verano pasado, pero no podía esperar hasta su próximo sueldo. Entonces, obtuvo un anticipo en efectivo de $50 usando una aplicación de anticipo de pago en su teléfono, llamada MoneyLion. 

“Necesitaba ir a verlo, y con eso pagué la gasolina, la comida y cosas así”, dice este hombre de 43 años.

Entre muchos servicios bancarios, MoneyLion ofrece anticipos de sueldo a través de su marca Instacash. Patterson programó que parte del depósito directo de su empleador se entregara a su cuenta MoneyLion para devolver el dinero. Dependiendo de las pautas del servicio, los usuarios de MoneyLion pueden obtener adelantos en efectivo de $250, como máximo.

En caso de apuro, eso puede ser extremadamente útil. Pero algunas aplicaciones de anticipo de pago, también conocidas como aplicaciones de acceso al salario devengado o acceso anticipado al sueldo, son el equivalente digital de los prestamistas del día de pago comunes, dicen los defensores de los consumidores, y cobran tasas de interés exorbitantes a quienes están desesperados por obtener dinero en efectivo. Las aplicaciones suelen cobrar una tarifa por los adelantos en efectivo y otros servicios financieros. (MoneyLion ofrece anticipos sin cargo, a menos que requieras una entrega rápida).

Entre las aplicaciones de anticipo de pago más populares para los consumidores se encuentran Dave, Earnin y MoneyLion. Pero también hay servicios que se ofrecen a través de empleadores; entre ellos, DailyPay, Even y Payactiv. La opción ha ganado popularidad durante la pandemia de COVID-19, ya que muchos trabajadores enfrentan una reducción de sus horas de trabajo y de su sueldo.

El año pasado, los consumidores recibieron 55.8 millones de anticipos de pago por un total de $9.5 mil millones, según un informe de Leslie Parrish, analista del campo, de Aite Group, una consultora de investigación de servicios financieros. Eso es mucho más que en 2018, cuando se otorgaron $18.6 millones de anticipos por un total de $3.2 mil millones.  

Uno de cada 5 hogares tiene menos de 2 semanas en ahorros, según un informe de 2020 del Consumer Financial Protection Bureau. Y al tiempo que el negocio de las aplicaciones de anticipo de pago crece, opera sin mucha regulación, lo que pone en riesgo potencial a los trabajadores vulnerables, afirman los defensores de los consumidores.

“Las aplicaciones son muy utilizadas por personas que ganan un salario mínimo: quienes trabajan el comercio minorista y en locales de comida rápida, que son, en medida desproporcionada, miembros de comunidades de personas de color”, dice Lauren Saunders, directora asociada del Centro Nacional de Derecho del Consumidor (National Consumer Law Center, NCLC). “Se trata, en su mayor parte, de préstamos, y deberían regularse como tales”. 

Estas aplicaciones de contacto directo con el consumidor están disponibles en la Apple AppStore y la Google Play Store. Los servicios patrocinados por el empleador se ofrecen en paquetes de beneficios para empleados. Los usuarios suelen descargar una aplicación a un teléfono inteligente y vincularla a una cuenta bancaria, tarjeta de débito prepagada o servicio de pago móvil. Si recibes un sueldo con regularidad o trabajas para una empresa participante, como Kroger o Walmart, por lo general reúnes los requisitos para acceder a un anticipo. 

Una vez que te conectas y recibes la aprobación, puedes solicitar una parte de tu próximo sueldo. El servicio deposita los fondos directamente en tu cuenta bancaria. El día de pago, la empresa recupera el anticipo retirando el dinero de tu cuenta bancaria, o directamente de tu cheque de pago. 

Debido a que muchas de las aplicaciones están destinadas a trabajadores con un sueldo fijo, es posible que no sean ideales para trabajadores independientes o eventuales.

En promedio, los usuarios solicitan anticipos de $120, según un estudio hecho en abril sobre 4 empresas de acceso al salario devengado que realizó Financial Health Network, un grupo de políticas del área dedicado a mejorar el bienestar financiero de los trabajadores.

Algunas aplicaciones cobran una tarifa de suscripción, mientras que otras cobran tarifas por uso; por lo general oscilan entre $1 y $10. Earnin permite a los usuarios pagar lo que deseen o incluso no pagar. En algunos casos, los empleadores pagan las tarifas de transacción. 

Chuck Bell, director de programas de Consumer Reports, se inclina por los servicios patrocinados y financiados por empleadores.

“Una cosa es que un empleador opte por ofrecer a los empleados acceso anticipado a los salarios sin tarifas ni costos adicionales”, dice Bell. “Los problemas surgen con sistemas de terceros que cobran tarifas o extraen dinero de las cuentas de los clientes, lo que los pone en riesgo de sobregiro”.

Si bien estos servicios pueden ser una buena opción para los trabajadores con acceso limitado a efectivo en casos de emergencia, pueden presentar peligros cuando se usan en exceso.

“Estas aplicaciones parecen una buena herramienta para las personas que tienen que pagar facturas antes de recibir su sueldo”, dice Patrick Bernard Washington, PhD, profesor asociado de finanzas en Morehouse College. “Los trabajadores que ganan un salario bajo pueden tener una emergencia cuya solución requiera un préstamo. Sin embargo, sigue siendo un préstamo sobre un ingreso que puede provenir de un salario insuficiente”.

Ted Rossman, analista del sector en CreditCards.com y Bankrate.com, dice que “las aplicaciones de salario devengado pueden funcionar para algunas personas de vez en cuando pero, sin duda, su uso no debe transformarse en un hábito”.

“En última instancia”, añade, “si la necesidad de fondos adicionales es habitual, es necesario encontrar formas de ganar más o gastar menos”.

Pero los líderes del sector afirman que estos productos pueden ayudar a los usuarios a evitar los préstamos tradicionales del día de pago, los préstamos sobre el título de propiedad de un vehículo, los prestamistas del mercado negro, las casas de empeño y otras fuentes de efectivo para casos de emergencia que pueden ser peligrosas. 

También pueden ayudar a los usuarios a evitar cargos por sobregiro, cada uno de los cuales, según Bankrate.com, suele costar alrededor de $34.

“Los cargos por sobregiro solo afectan a las personas que tienen dificultades”, dice Ram Palaniappan, CEO de Earnin. “En muchísimos casos, nuestros clientes nos dicen que ahorran $50 al mes en cargos por sobregiro. Eso es mucho para nuestros clientes; equivale al trabajo de medio día; y se lo llevaba el banco”.

“Instacash de MoneyLion ayuda a nuestros miembros a pagar sus facturas a tiempo, cubrir gastos inesperados y evitar costosas tarifas por sobregiro”, dijo un portavoz de la compañía a Consumer Reports. “Nuestros miembros nos dicen que el servicio les brinda un mayor control sobre su dinero, los hace sentir menos estresados por su situación financiera y los ayuda a alcanzar sus metas financieras”.

Pero algunos de estos proveedores de servicios son en realidad prestamistas del día de pago, aunque no lo parezcan, dicen los defensores del consumidor. Y, como están allí mismo, en tu teléfono inteligente, es fácil acceder a ellos y utilizarlos habitualmente.

“Nuestro mayor hallazgo a partir de los datos es que este no es un producto que se use una sola vez; los consumidores lo utilizan continuamente”, afirma Devina Khanna, directora de políticas de la Red de Salud Financiera (Financial Health Network, FHN).

A los defensores de los consumidores también les preocupa que ellos no comprendan totalmente el costo real de los servicios. El NCLC ha calculado que “un anticipo de $100 obtenido 5 días antes del día de pago con una tarifa o pago opcional de $5 equivale a una tasa de porcentaje anual del 365%”. Eso es similar a lo que cobran los prestamistas del día de pago tradicionales en algunos estados, y mucho mayor que la tasa de interés de aproximadamente el 16% que aplica, en promedio, una tarjeta de crédito, según los datos de la Federal Reserve de 2020.

Los reguladores estatales y federales dicen que han estado prestando atención a este sector. Al mismo tiempo, reconocen que estos productos pueden ser útiles para las personas que tienen poco acceso al efectivo con poca antelación, o cuyo acceso es nulo. Por eso, actúan con cuidado de no sofocar a estas empresas con regulaciones que puedan inhibir la innovación, dice Suzanne Martindale, comisionada adjunta principal de protección financiera del consumidor en el California Department of Financial Protection and Innovation, y exabogada en el área de defensa de Consumer Reports.

Si estás considerando usar una aplicación de anticipo de pago, estas son algunas cosas que debes saber:

Es fácil quedar atrapado en estos servicios

Si bien obtener un anticipo de pago de vez en cuando puede no ser un problema, y en realidad podría ayudarte a evitar cargos por sobregiro, las investigaciones muestran que los usuarios tienden a usar estos servicios con regularidad.

En las 4 empresas estudiadas por FHN, grupo de políticas del área, más del 70% de los usuarios obtuvieron anticipos consecutivos en un período quincenal durante el transcurso de un año. 

Quinten Farmer, cofundador y presidente de Even, un servicio asociado con Walmart, dice que los usuarios acceden a sus fondos más de una vez al mes y usan el panel de información de la aplicación a diario para realizar un seguimiento de sus horas, planificar sus finanzas y ver cuánto de su sueldo puede estar disponible para un anticipo.

“Vemos que más del 50% de los usuarios del servicio ingresan todos los días para acceder a las herramientas de planificación y presupuestos, o simplemente para controlar qué está pasando”, dice Farmer.

Muchas aplicaciones imponen medidas de seguridad destinadas a evitar que los usuarios accedan a una cantidad excesiva del sueldo o que utilicen el servicio con demasiada frecuencia entre períodos de pago. Pero algunos servicios pueden ser menos restrictivos.

“Los consumidores deberían comprender, en última instancia, que pueden quedar atrapados en el ecosistema de una empresa”, afirma Washington, profesor de Morehouse. “Considerando que al menos el 5% de los estadounidenses viven con un sueldo que apenas alcanza, probablemente no sea buena idea pedir dinero prestado del próximo sueldo, que debería servir para pagar todos los gastos”.

“Los consumidores deben tener mucho cuidado con estos servicios”, sostiene Rossman. “Usar una aplicación como Earnin de vez en cuando puede no parecer demasiado problemático, pero es un camino bastante riesgoso. Si no te alcanzó este mes, es muy probable que tampoco te alcance el mes próximo”.

Un anticipo de pago probablemente no sea bueno para tu historial crediticio

Un sorprendente 97% de las transacciones de acceso al salario devengado fueron recuperadas por los proveedores, según el estudio de FHN. Pero esos buenos hábitos de pago no ayudan a crear un historial crediticio. 

“Los consumidores deben saber que la mayoría de estas aplicaciones no te ayudan a aumentar tu puntaje crediticio”, dice Washington. “Además, el consumidor no parece tener la opción de distribuir los pagos de reembolso en varios cheques de pago futuros”.

Así que considera las alternativas. Algunos bancos tradicionales y cooperativas de crédito ofrecen servicios de préstamo de poco dinero a corto plazo. Te ayudan a generar historial crediticio y, habitualmente, las tasas (APR) no superan el 36%. Los pagos generalmente se dividen en cuotas, en lugar de consistir en un solo importe que se devuelve el día de pago.

Un grupo liderado por JPMorgan Chase anunció recientemente planes para un proyecto piloto que emite tarjetas de crédito a estadounidenses de bajos ingresos en función de su capacidad de administración de su cuenta bancaria, en lugar de su historial de pago de deudas, lo que también podría ayudar a los clientes a establecer un historial crediticio.

Puedes quedar atrapado todavía en los sobregiros

Como han descubierto algunos consumidores, los algoritmos utilizados por estas aplicaciones no siempre tienen en cuenta las vacaciones y otras variables que cambian su fecha de pago inadvertidamente.  

Para colmo de males, algunas aplicaciones intentan repetidamente recuperar los fondos, lo que crea múltiples tarifas por sobregiro, que pueden tener un impacto agobiante en los trabajadores con salarios bajos.

En marzo, Earnin acordó pagar $3 millones en efectivo y hasta $9.5 millones en condonación de préstamos para resolver una demanda colectiva presentada por 273,071 usuarios que habían sido afectados por cargos por sobregiro cuando el servicio intentó retirar fondos de sus cuentas entre el 3 de septiembre de 2015 y el 28 de mayo de 2020. Algunas de esas cuentas se han suspendido temporalmente. Según los términos del acuerdo, Earnin no reconoció los méritos de la demanda. 

La compañía dice que ha “revisado por completo su lenguaje de marketing”.

Para evitar problemas como estos, algunas aplicaciones te permiten reprogramar tu fecha de débito si sabes que no tendrás fondos suficientes en el banco. 

Los usuarios de Earnin, por ejemplo, pueden reprogramar el pago notificando a la empresa en su chat en vivo de la aplicación al menos dos días hábiles antes de la fecha de débito, pero el servicio permite solo una modificación de este tipo durante toda su membresía.

Puede que la ayuda no esté disponible cuando la necesites

El servicio oportuno al cliente es especialmente importante en las aplicaciones financieras, porque los problemas pueden tener un impacto negativo en tu medio de sustento. Pero algunas aplicaciones solo proporcionan una dirección de correo electrónico para comunicarse con los representantes de la empresa. 

En los casos en que es difícil comunicarse con una persona real, publicar un mensaje en Twitter es una excelente manera de llamar la atención de una empresa. Como muchos otros servicios, las aplicaciones móviles a menudo tienen empleados de relaciones públicas que observan la cuenta de Twitter y de otras redes sociales. Y cuando ven una publicación que plantea un problema, suelen responder rápidamente. 

Las aplicaciones de anticipo de pago recopilan una gran cantidad de datos personales

Es posible que los desarrolladores de la aplicación vean información sobre ti; sobre lo que ganas y gastas, cuándo te pagan y cuándo tienes pocos fondos. 

La aplicación Earnin incluso podría exigirte que habilites el seguimiento de tu ubicación. Esa es una forma de confirmar si realmente te estás presentando en el lugar donde dices trabajar, afirma la compañía.

“Los datos de ubicación no son necesarios para el 100% de las personas”, dice su CEO. “Nos ayuda a saber si alguien está trabajando o no. Es muy similar al sistema de seguimiento del tiempo de una empresa”. 

Los datos recogidos por estos servicios se aplican a la investigación y el desarrollo, pero las empresas contactadas para este informe dicen que no los venden.