maneras de evitar las PFAS en tu agua

No puedes evitar por completo las sustancias perfluoroalquinadas y polifluoroalquinadas (PFAS, por sus siglas en inglés), dice James E. Rogers, PhD, director de investigación y pruebas de seguridad alimentaria de CR. Sin embargo, estas medidas pueden ser útiles. Incluyen escoger el agua embotellada con cuidado, ya que algunas contienen más PFAS que otras. (Consulta "¿Qué hay realmente en tu agua embotellada?"). Esto es lo que puedes hacer.

Revisa tu agua

Si bien todavía no existen límites federales para las sustancias químicas PFAS en el agua potable, algunos estados exigen pruebas de rutina.

Si recibes el agua de la llave a través de un sistema público de agua, puedes obtener un informe anual que detalle estos resultados. Si no recibiste el tuyo, llama a tu proveedor local o a tu arrendador si alquilas.

La Agencia de protección ambiental de los Estados Unidos (EPA) tiene informes para sistemas con más de 100,000 personas. Y puedes consultar un mapa creado por el Grupo de trabajo ambiental (EWG) y la Universidad Northeastern que muestra las comunidades con contaminación conocidas.

Haz analizar el agua

Si tu casa no es parte de un sistema público de agua o si necesitas más información, haz que analicen el agua de tu casa. Hay muchos kits tipo DIY (hazlo tú mismo) disponibles, pero no siempre está claro qué sustancias analizan o qué tan precisos son. Por eso la EPA recomienda utilizar un laboratorio certificado. Encuentra un laboratorio certificado.

CR también probó recientemente dos servicios de análisis de agua en el hogar, SimpleLab y WaterCheck. Hubo 27 voluntarios de CR que solicitaron kits, recolectaron muestras de su casa y analizaron el agua para detectar metales pesados y PFAS. Simultáneamente los voluntarios también enviaron muestras de su agua recolectada a un laboratorio independiente calificado por CR para su comparación.

Según el análisis de CR, ambos servicios arrojaron resultados precisos. Sin embargo, los usuarios dijeron que en ambos casos las instrucciones podrían haber sido más claras y los resultados no siempre fueron entregados cuando se prometieron.

Y aunque ambos fueron bastante caros, la relación entre la calidad y el precio de SimpleLab fue mejor. La prueba para contaminantes en el agua municipal cuesta $129, analizar el agua de pozo $134 y $289 adicionales para análisis de PFAS, en comparación con los $190 de WaterCheck para el análisis del agua municipal, los $230 para agua de pozo y $400 para PFAS.

Filtra tu agua

Los consumidores que se enteren de que su agua tiene altos niveles de PFAS podrían instalar filtros de ósmosis inversa, que a menudo funcionan mejor para eliminar estos compuestos, así como otros contaminantes. Pero ocupan mucho espacio y pueden ser costosos, algunos cuestan más de $1,000. Los filtros de carbón que se pueden conectar a las llaves de agua o instalar donde el agua ingresa a tu casa también pueden ser efectivos, aunque es posible que no funcionen tan bien para ciertos compuestos. Lee más sobre las pruebas de filtros de agua de CR

Elige y usa los productos con cuidado

Los compuestos PFAS se encuentran en muchos productos y son particularmente comunes en algunos.

Estos incluyen las telas resistentes a las manchas. Por lo tanto, considera elegir marcas de alfombras y muebles que no utilicen un revestimiento resistente a las manchas o al agua, dice Laurel Schaider, cientifica del Instituto Silent Spring, que se enfoca en los efectos sobre la salud de los químicos ambientales.

Otras fuentes comunes son los envases de comida rápida y las bolsas de palomitas de maíz para microondas. Schaider señala: "Creo que tiene sentido minimizar el uso" de estos productos.

También ten cuidado al cocinar con sartenes antiadherentes. No deben desprenderse PFAS cuando se usan de acuerdo con las especificaciones del fabricante, pero no los sobrecalientes, ni los talles o raspes excesivamente ni los pongas en un lavaplatos si no están destinados a ser limpiados de esta manera.

Las  calificaciones de los utensilios de cocina de CR indican cuándo los utensilios de cocina están libres de un compuesto PFAS (PFOA), aunque pueden contener otros compuestos PFAS.

Nota del editor: Este artículo también apareció en la edición de noviembre de 2020 de la revista Consumer Reports.

LA CRISIS DEL AGUA EN ESTADOS UNIDOS
(AMERICA'S WATER CRISIS)

Consumer Reports tiene un largo historial de investigación del agua en Estados Unidos. En 1974, publicamos una serie histórica de tres partes (PDF) donde se revela que los sistemas de purificación de agua en muchas comunidades no habían seguido el ritmo de los niveles crecientes de contaminación y que muchos suministros de agua comunitarios podrían estar contaminados. En diciembre de 1974 nuestro trabajo ayudó a que el congreso promulgara la Ley de agua potable segura (Safe Drinking Water Act).

Más de 45 años después, Estados Unidos todavía está luchando con una peligrosa división entre quienes tienen acceso a agua potable segura y asequible y quienes no. Las comunidades de color a menudo se ven afectadas de manera desproporcionada por esta inequidad. Consumer Reports mantiene su compromiso de exponer las debilidades en el sistema de agua de nuestro país, incluso plantear preguntas sobre la dependencia de los estadounidenses del agua embotellada como alternativa, y las implicaciones de seguridad y sostenibilidad de esta dependencia.

Además de nuestras investigaciones en curso sobre el agua embotellada, estamos orgullosos de asociarnos con nuestros lectores y los de The Guardian US, otra institución dedicada al periodismo de interés público, para realizar pruebas de contaminantes peligrosos en muestras de agua del grifo de más de 100 comunidades alrededor del país. The Guardian y CR también publicarán contenido relacionado de Ensia, una sala de redacción sin fines de lucro centrada en problemas de soluciones ambientales.

America's Water Crisis (La Crisis del agua en Estados Unidos) es el nombre que damos conjuntamente a este proyecto y a la serie de artículos que publicamos conjuntamente sobre los principales desafíos que enfrentan muchos en los Estados Unidos para acceder a agua segura, limpia y asequible. Compartiremos contigo los resultados de nuestras próximas pruebas. Mientras tanto, puedes unirte a nuestra conversación en las redes sociales sobre el agua con el hashtag #waterincrisis.

Gwendolyn Bounds
Directora de contenido, Consumer Reports