Cómo demostrar que estás vacunado contra COVID-19
Photo-Illustration: Lacey Browne/Consumer Reports, Getty Images

El agricultor retirado de Tennessee Tom Anderson, de 75 años, y su esposa Barbara, de 65, viajaron a Egipto en septiembre para celebrar su aniversario de bodas número 25 en un crucero por el río Nilo. Después de que su avión llegara a El Cairo, un funcionario egipcio les pidió prueba electrónica de vacunación contra COVID-19 en un código QR.

"Teníamos nuestra tarjeta real (de los CDC) y nos dijeron: "¿Dónde están sus códigos QR”? recuerda Barbara. Y nosotros dijimos: "No sabemos a qué se refiere".

Tom agrega: "Hicimos lo que pudimos para razonar con ellos y nos dijeron: "No, deben tener el código QR".

Los funcionarios egipcios los pusieron en el siguiente vuelo hacia Memphis. Llegaron a casa después de 57 horas en total en su viaje de ida y vuelta. Al parecer, las normas egipcias habían cambiado desde que los Anderson prepararon sus documentos, requiriendo ahora pruebas electrónicas de vacunación.

Su historia es extrema, pero muestra lo fluida e inconsistente que puede ser la tarea de demostrar tu estado de vacunación en un mundo donde esa información en particular está tomando cada vez mayor relevancia.

Dependiendo de dónde vivas, es posible que debas demostrar que te has vacunado para conservar tu trabajo, comer en un restaurante, asistir a un concierto o un juego de pelota, hacer ejercicio en un gimnasio o viajar. Así que vale la pena que tengas tu credencial a la mano.

La manera más obvia de hacer esto es con la tarjeta de vacunación de los CDC que los proveedores de vacunas suelen entregar cuando recibes la vacuna. Pero muchos empleadores e instalaciones están alentando a trabajadores y consumidores a usar aplicaciones de verificación digital y algunos consumidores podrían preferir no llevar su tarjeta a todas partes, de ahí el atractivo de un “pasaporte” digital de vacunación en tu teléfono celular.

Sin embargo, responder electrónicamente a lo que es básicamente una simple pregunta de sí o no se ha vuelto algo sorprendentemente polémico, confuso y desgastante. Esto se debe a que las reglas varían según el país y el estado y algunos estados se niegan a emitir o incluso permitir dicha credencial. Como si esto fuera poco, diferentes empresas ofrecen sus propias versiones de pasaportes de vacunación contra COVID-19.

"En los Estados Unidos esto es un desastre, porque no hay un planteamiento centralizado", dice Darren Toh, CEO de AOKpass, una empresa con sede en Singapur que trabaja con algunas empresas estadounidenses para verificar que los empleados están vacunados, al igual que con algunas aerolíneas. 

"Es desconcertante", continúa. "Estados Unidos parece ser este conjunto único de personas caóticas que se mueven a diferentes velocidades y en diferentes direcciones. Se puede confrontar con la respuesta de la Unión Europea, que es bastante centralizada".

Algunas ciudades norteamericanas como New York y Los Ángeles requieren que las personas estén vacunadas para ingresar a la mayoría de los espacios interiores, pero en la mayor parte del país, averiguar cuándo es posible que necesites presentar una prueba de vacunación es una confusa adivinanza. Por ejemplo, entre los parques de atracciones en el sur de California, Disneyland no requiere una credencial de vacunación o pruebas recientes de COVID-19, pero Universal Studios Hollywood, 35 millas al norte, sí lo hace.

"Estamos atrapados en este sistema fracturado, desigual y confuso de certificaciones de vacunas improvisadas, y simplemente tenemos que lidiar con esto", dice el doctor Josh Michaud, director asociado de políticas de salud global de Kaiser Family Foundation. "Dependiendo de dónde vivas en los Estados Unidos, es posible que tengas reglas contra el uso de certificaciones digitales de vacunas... Especialmente en estados republicanos, en su mayoría conservadores".

"Pero para los otros estados, donde es opcional, te enfrentas a un montón de diferentes opciones potenciales", continúa. "Una vez que explicas todo eso, básicamente has confundido a las personas".

Dada esta realidad, las siguientes son algunas ideas sobre cómo conocer las opciones que tienen los consumidores para demostrar que están vacunados.

Cómo comprobar que estás vacunado

¿Tienes problemas para conocer las opciones de verificación de vacunas? Ve a nuestra guía de situaciones específicas, más adelante.

El confiable documento impreso

Primero, las buenas noticias: Tu tarjeta de vacunación impresa de los CDC funciona en la mayoría de los lugares, ya sea que quieras asistir a un partido de baloncesto, ir a un concierto o visitar un museo. 

El doctor Chris Beyrer, profesor de salud pública y derechos humanos en la Escuela de Salud Pública Bloomberg Johns Hopkins, lleva a todas partes su tarjeta impresa en su billetera, pero reconoce que confiar en ese documento por sí solo tiene desventajas. "Si lo pierdes o se destruye, no necesariamente hay una manera fácil de recuperarlo", dice.

Otros podrían no querer llevar esa molesta tarjeta a todas partes. Afortunadamente, una foto de ambos lados de la tarjeta de los CDC en tu teléfono, o de forma impresa, suele aceptarse como evidencia de vacunación. "En este caso, más, es más, ten tantas formas del documento como puedas", dice Beyrer.

Prueba digital

En este momento, cerca de 150 millones de estadounidenses también pueden acceder a pruebas digitales de sus vacunas contra COVID-19, de acuerdo con la Iniciativa de Credencial de Vacunación (VCI, por sus siglas en inglés), una coalición de organizaciones públicas y privadas que trabajan en normas de habilitación para tarjetas de salud SMART, un término sofisticado para registros médicos digitales, como historias de vacunación. (Los registros también se pueden imprimir). Sus miembros incluyen las compañías de registros electrónicos de salud Epic y Cerner, así como Microsoft.

"Una tarjeta impresa de los CDC, así como una fotocopia, no es un medio de fácil verificación, puede olvidarse y, además está sujeta a falsificación", dice el doctor Brian Anderson, cofundador de VCI y médico jefe de salud digital de MITRE, un contratista público que trabaja en investigación financiada por el gobierno. "Las herramientas digitales de verificación de vacunación, como las tarjetas de salud SMART, contienen un código QR de lectura mecánica verificable, a prueba de falsificaciones y que puedes volver a obtener fácilmente si pierdes una copia impresa o digital".

Sin embargo, las cosas se vuelven confusas cuando tratas de averiguar qué credencial digital debes usar. A diferencia de un pasaporte de los Estados Unidos, que es el mismo para todos los estadounidenses, una credencial digital puede provenir de una de muchas entidades estatales o locales, o docenas de empresas privadas. Pero a diferencia de los pasaportes regulares, las credenciales de vacunación no tienen costo para las personas, ya que el costo corre por cuenta del gobierno o las empresas.

Tu primer paso debe ser verificar si tu estado emite credenciales de vacunación contra COVID-19 o trabaja con una compañía externa. Entre los estados con sus propias verificaciones de vacunación se encuentran New York y California, donde 7.5 millones de residentes habían descargado su tarjeta de salud SMART con código QR a principios de noviembre, según el Departamento de Salud Pública de California. 

La VCI actualmente enumera ocho estados que emiten sus propias tarjetas de salud SMART. En teoría, cualquier estado puede emitir prueba electrónica de su vacunación o permitir que una compañía externa lo haga, porque todos los estados de los Estados Unidos mantienen sus propios registros de vacunas, al igual que la ciudad de New York, Washington, D.C. y San Antonio. Los CDC mantienen una lista de enlaces y contactos para estos registros, conocida como Sistemas de Información de Inmunizaciones.

El Condado de Los Ángeles y la Ciudad de Nueva York (a través de Google Play o Apple Store) también permiten a las personas vacunadas descargar una credencial que ellos patrocinan.

"No estoy realmente seguro de cuál es el punto de esta aplicación", escribió un usuario en una reseña en la tienda Google Play de la aplicación NYC COVID Safe. "¿Tomas una foto de tu tarjeta de vacunación y la almacenas localmente? Tú también podrías crear un directorio de fotos para tu tarjeta de vacunación. Es exactamente la misma cosa". Los portavoces de las alcaldías de Los Ángeles y New York no respondieron a las solicitudes para que declararan respecto al asunto.

Los usuarios de Apple iPhone con iOS 15.1 también pueden descargar credenciales verificables (en lugar de una simple foto de una tarjeta de vacunación) para su aplicación Wallet o Health. Google ofrece una función similar para los dispositivos Android.

Como si las cosas no fueran lo suficientemente confusas, MyIR, una aplicación que se usa en siete estados (Arizona, Louisiana, Maryland, Mississippi, North Dakota, West Virginia, Washington y West Virginia, así como en Washington, D.C.) anunció a fines de octubre que las credenciales digitales de vacunación quedaban suspendidas temporalmente (PDF). (Los residentes de estos estados aún pueden obtener otras credenciales digitales de vacunación). El problema es que MyIR reúne datos procedentes de varios estados y proveedores en lugar de directamente en nombre de cada uno, según VCI, el grupo que trabaja en los estándares para las tarjetas de salud SMART.

"Caos es la palabra correcta", dice Mike Popovich, CEO de STChealth, que gestiona MyIR. "Pareciera que hay una cierta carrera por ganar el control del espacio de las credenciales, lo que supongo que es natural".

Otras dificultades

Una vez que averigües qué opciones están disponibles en tu estado, puede tomar solo unos minutos para que dispongas de tu información, pero también es posible que tengas que invertir un poco de tiempo para obtener tu certificación digital de vacunación. Los sitios web estatales suelen pedir nombre, fecha de nacimiento y número de teléfono móvil o dirección de correo electrónico, pero cada sistema tiene sus propias peculiaridades. 

Por ejemplo, el Portal de Vacunas COVID-19 de North Carolina indica a los usuarios que hagan clic en 'Forgot Your Username' (olvidó su nombre de usuario) la primera vez que accedan al sistema.

Mi propio intento para descargar New York State’s Excelsior Pass fue infructuoso, y el sitio web me indicó que debía llamar a la farmacia donde recibí mis vacunas. Después de llamar dos veces a CVS y 15 minutos en espera pude actualizar el número de teléfono que tenían en el archivo. Luego volví al sitio de Excelsior y recibí un mensaje de error: "Parece que tenemos algunos problemas internos que nos impiden ayudarte". Lo intenté unas horas más tarde y de alguna manera funcionó. 

Hablando en general sobre los esfuerzos de certificación de la vacunación, JP Pollak, cofundador de Commons Project, un grupo sin fines de lucro cuyos proyectos incluyen una credencial de vacunación que puede descargarse a través de la App Store de Apple o Google Play, dice: "Estamos experimentando cada vez más dificultades".

Ramin Bastani, director ejecutivo de Healthvana, que proporciona credenciales digitales de vacunación contra COVID-19 para el condado de Los Ángeles, dice que pequeñísimas diferencias en los datos pueden saturar el sistema. "No es un proceso perfecto", dice. "Puede que te hayas registrado en un área en particular, y tu nombre es James, pero luego en otro lugar, registraste tu nombre como Jim para la segunda dosis. Así que se necesita estandarizar toda la información de alguna manera".

Me encontré con más obstáculos cuando traté de obtener pruebas adicionales de mis vacunas contra COVID-19.

El sistema electrónico de registros de salud Epic ofrece credenciales de vacunación a 64 millones de estadounidenses a través de su sistema MyChart, y ese número aumentará a 100 millones el próximo año, según el ejecutivo de ejecución Nick Frenzer. Pero cuando ingresé a mi cuenta, MyChart mostró información de solo una de mis dos dosis de la vacuna. Frenzer más tarde dijo que hubo una discrepancia entre el registro del estado de New York y el registro de mi proveedor de atención médica.

CVSWalmart y otras grandes cadenas de farmacias también ofrecen registros digitales desde sus sitios web. Cuando intenté descargar mi registro de vacunación a través del sitio web de CVS, recibí un mensaje de "error PM2" relacionado con la verificación de mi identidad. En lugar de invertir tiempo en desenredar el problema, desistí.

Controversia sobre los pasaportes de vacunación contra COVID-19

A la confusión se suma la politización de las vacunas y documentación de COVID-19. 21 estados, incluyendo Florida y Texas, prohibieron los pasaportes de vacunación por completo, según la National Academy for State Health Policy, que mantiene un mapa que muestra varios mandatos estatales y otros detalles relacionados con el COVID.

"En primer lugar, nos oponemos a la idea de un Green Pass nacional", dice Christina Pushaw, secretaria de prensa del gobernador de Florida, Ron DeSantis. "Los registros de vacunación de COVID-19 son información médica privada. No se debería exigir prueba de la vacuna contra COVID-19 para participar en la sociedad y el Green Pass crea una sociedad dividida que no queremos ver en Florida”.

Green Pass es un sistema de credenciales de vacunación que se utilizó por primera vez en Israel, y luego se adoptó en Europa y otros países. 

La postura de la oficina del gobernador de Florida refleja los sentimientos de muchos estadounidenses. Por ejemplo, para agosto, el 39% de los tejanos se oponía firmemente a un pasaporte de vacunación y solo el 33% apoyaba firmemente la idea, según una encuesta de la Universidad de Texas en Austin.. Algunas empresas involucradas en la documentación de la vacuna contra COVID-19 dicen en privado que han sido objeto de acoso o amenazas.

Sin embargo, los residentes de Florida, Texas y otros estados en donde se han prohibido los pasaportes de vacunación aún podrían tener que demostrar su estatus fuera de sus estados de origen, especialmente cuando visitan ciudades con mandatos estrictos de vacunación para muchos espacios públicos. Por ejemplo, cualquier persona que desee visitar el Museo Metropolitano de Arte en la ciudad de New York debe presentar una tarjeta de vacunación impresa de los CDC o una foto de esta, el Excelsior Pass de New York, un registro de vacunación de la ciudad de New York o de una aplicación de vacunas contra COVD-19, o un registro oficial de algún lugar fuera de New York

¿Y qué sucede los que no tienen prueba de haberse vacunado? "Los visitantes que no pueden mostrar su prueba de vacunación son bienvenidos a disfrutar de las ofertas virtuales del Museo", dijo un funcionario del museo

Si vives en un estado que no ofrece credenciales digitales, comprueba si tu farmacia o sistema de salud electrónico vinculado a tu proveedor de atención médica puede proporcionarte una prueba digital. De lo contrario, lleva tu tarjeta impresa cuando sea necesario.

¿Conveniencia para quién?

La prueba más simple de la vacunación, el certificado impreso de los CDC, requiere el menor esfuerzo para las personas y puede ofrecer la mayor privacidad. "A quien le preocupe la privacidad, puede optar por la opción que no requiere escanear un código QR", dice Lucy Yang, directora comunitaria de COVID Credentials Initiative. "Pero desde una perspectiva de salud pública, las opciones que no requieren verificación de una credencial firmada digitalmente son más propensas al fraude".

La empresa de seguridad cibernética Check Point ha informado que los precios de las tarjetas falsas de los CDC se dispararon hasta $200 cada una a principios del otoño en medio de un auge en la demanda con la llegada de varios mandatos de vacunas. Estados como New York han advertido en contra del uso de tarjetas fraudulentas, y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los estados Unidos ha incautado envíos de tarjetas falsas.

Las empresas que deben verificar muchas credenciales suelen preferir certificados digitales de vacunas contra COVID-19 porque son más rápidos de escanear. En algunas instalaciones, incluyendo las utilizados por equipos deportivos como los Raiders de Las Vegas, Seattle Seahawks, Nashville Predators y Golden State Warriors, se han asociado con CLEAR, una empresa con ánimo de lucro que cotiza en bolsa, cuyas estaciones de control de seguridad podrías haber notado en las terminales del aeropuerto. CLEAR también se acepta como punto de comprobación del estado de vacunación contra COVID-19 para ingresar a Hawái.

CLEAR no tiene acceso directo a los registros estatales de vacunación, por lo que les piden a las personas que lleven su tarjeta e información de los CDC, escaneen los códigos QR emitidos por los estados o se vinculen a un proveedor de vacunas o farmacia que trabaje con ellos.

Privacidad y otras preocupaciones

Muchos expertos en atención médica piensan que un sistema nacional unificado de credenciales de vacunación contra COVID-19 similar al Green Pass de la Unión Europea, o programas similares en algunos países asiáticos, sería mucho más fácil y menos confuso. "Creo que este tipo de enfoques pequeños y con fines específicos probablemente están plagados de problemas", dice Beyrer en el Johns Hopkins. "Es un gran desafío esta forma en que el país está dividido entre estas líneas políticas".

Con tantas empresas privadas y agencias gubernamentales desarrollando rápidamente credenciales digitales de vacunación, algunos expertos temen que estos sistemas incorporen vulnerabilidades de seguridad y privacidad. Es más, las aplicaciones de vacunación normalmente no están cubiertas por las leyes federales que restringen la publicación de información médica. 

"La prueba de vacunación impresa genera menos preocupaciones, al igual que una foto digital de una tarjeta impresa que se muestra en la pantalla de un teléfono", escribió la Electronic Frontier Foundation en un artículo de agosto. "Mucho más preocupantes son las credenciales de vacunación escaneables, que podrían usarse para rastrear los movimientos físicos de las personas a través de los puestos de registro y a lo largo del tiempo".

Kaliya Young, experta en verificación de identidad digital que trabaja en COVID Credentials Initiative, también está preocupada porque la prisa por digitalizar documentos importantes, incluyendo tarjetas de salud y licencias electrónicas de conducir, resultará en diseños defectuosos.

"La digitalización es algo positivo, pero no lo es la falta de discernimiento en las opciones impulsadas por el personal de TI de salud que no se preocupa por la privacidad al impulsar códigos QR estáticos como los de las tarjetas de salud SMART", dice. Young dice que cualquiera que tenga acceso a los códigos QR estáticos pueden copiarlos fácilmente y tal vez alguien que no es el propietario puede usarlo. "Nos quedaremos atrapados en sistemas defectuosos que han creado en sí mismos incumplimientos en cuanto a la privacidad". 

A los expertos de Electronic Frontier Foundation también les preocupa que una empresa como CLEAR pueda combinar los detalles de la vacunación con otra información personal. "No hay un límite lógico en cuanto a la forma en que las identificaciones digitales centralizadas, como las creadas por CLEAR, podrían extenderse a nuestras vidas al facilitar la prueba de vacunación y, con ello, se puedan presentar nuevos vectores para rastrear nuestros movimientos y actividades", escribió el equipo de EFF en el artículo de agosto mencionado anteriormente.

El portavoz de CLEAR, Ken Lisaius, dice: "CLEAR no vende ni renta información de sus miembros. La seguridad es la columna vertebral de todo lo que hace CLEAR".

Una empresa, iProov, ha desarrollado una credencial de vacunación que se basa en la tecnología de reconocimiento facial. "Sin esta, un visitante tendría que presentar una tarjeta de vacunación y una forma de identificación y esperar mientras la persona en la puerta la observa para corroborar si los nombres coinciden, y luego ver a la persona para volver a corroborar si la foto en la identificación coincide con la persona, un proceso que toma tiempo y esfuerzo para todos," dice Andrew Bud, fundador y CEO de iProov. "Con el reconocimiento facial, la persona simplemente coloca su tarjeta o código QR frente a la cámara, la mira por un instante y luego sigue su camino".

Los defensores de la privacidad a menudo han expresado su preocupación por el reconocimiento facial, pero hasta la fecha el sistema de verificación de vacunación iProov no se está utilizando en los Estados Unidos, dijo Bud, y se utilizaría solo de forma voluntaria, en cualquier caso.

Entonces, ¿qué debes hacer?

La conclusión es que buscar las credenciales de vacunación correctas contra COVID-19 implica algún tiempo y molestias. Averigua si puedes obtener una credencial de vacunación a través de tu estado, la farmacia o clínica en donde te administraron la vacuna, o de tu sistema de registro médico electrónico. Luego, averigua qué pruebas requieren los negocios en el área donde vives, incluyendo actividades como ir al cine, visitar una exposición de museo o viajar. Y ten en cuenta que las reglas de hoy pueden cambiar la próxima semana. 

Viajes en avión: Las aerolíneas deben comprobar el estado de vacunación de sus pasajeros para las rutas internacionales y diferentes aerolíneas ofrecen la opción de verificaciones digitales propias. American Airlines utiliza la aplicación VeriFLY para obtener esta lista de países y Delta ofrece Delta FlyReady. United tiene su Travel-Ready Center. Pero normalmente puedes usar tu tarjeta impresa de los CDC para viajar, como lo he hecho durante el último medio año sin problemas.

Los lineamientos de los CDC para viajes internacionales comienzan con la siguiente advertencia: "No viaje al extranjero hasta que esté totalmente vacunado".

Verificación del empleador: Si tu empleador te solicita prueba de vacunación, él te detallará qué documentos acepta y cómo debes presentarlos. Ford Motor Co., que recientemente anunció un mandato de vacunación para la mayoría de sus trabajadores, está recopilando escaneos digitales o fotos de la tarjeta del CDC, dijo una portavoz. Los trabajadores federales pueden presentar una variedad más amplia de documentos

Instalaciones: Como se destacó a lo largo de este artículo, diferentes museos, salas de conciertos y otros lugares tienen reglas diferentes y, a veces, pueden ser impuestas mediante normas locales en ciudades como New York o Los Ángeles. Por ejemplo, Getty Villa Museum y Getty Center en el área de Los Ángeles requieren prueba de vacunación o prueba negativa y reservaciones anticipadas; Rock & Roll Hall of Fame en Cleveland no solicita una prueba de vacunación, pero requiere la compra anticipada de boletos en línea. Los edificios de Martin Luther King, Jr. National Historical Park en Atlanta se encuentran temporalmente cerrados debido a COVID-19.

"En este punto es importante que las personas investiguen sobre sus destinos con mucha anticipación para ver qué tipo de prueba les pedirán", dice Pollak de Commons Project. "Estamos viendo requisitos que van desde tarjetas impresas de los CDC, imágenes de tarjetas de los CDC hasta requisitos para aplicaciones específicas o formatos de código QR".

Vale la pena que tengas tus credenciales de vacunación porque después de dos años de la aparición de la pandemia, no se espera que el COVID-19 desaparezca de la noche a la mañana.

"Creo que habrá una necesidad constante de esto durante bastante tiempo, ya que la pandemia no está ni cerca de terminar", dice Michaud de Kaiser Family Foundation. "Podría ser algo con lo que tengamos que lidiar aquí en los Estados Unidos, al menos por otro año más o menos. Y dependiendo de las circunstancias, quizás más tiempo".