mutaciones del coronavirus

La aparición de variantes del coronavirus de propagación potencialmente más rápida ha aumentado la inquietud respecto a la trayectoria del virus, justo cuando se distribuyen las vacunas que muchos esperan pondrán fin a la pandemia.

La variante que causó más alarma fue encontrada por primera vez en Inglaterra, lo que llevó a nuevas restricciones de viaje para los viajeros del Reino Unido y, a partir del lunes, a un nuevo e importante bloqueo nacional en ese país. Pero ya se ha detectado en 30 paîses, incluyendo los Estados Unidos.

El primer caso conocido en los Estados Unidos fue identificado el 29 de diciembre, en Colorado, en alguien sin historial de viajes. Otro caso fue encontrado al día siguiente en San Diego. Nueva York anunció que su laboratorio de salud pública identificó un caso el lunes, también en alguien sin historial de viajes.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, le dijo a PBS Newshour la semana pasada que sospechaba que la variante ya estaba aquí, pero añadió que "no parece tener ningún impacto en la virulencia o lo que llamamos la mortandad del virus". No hace que la gente se ponga peor. Y no parece tener ningún impacto en la naturaleza protectora de las vacunas que estamos usando actualmente".

Los Estados Unidos ahora requiere que las personas que lleguen aquí desde el Reino Unido por avión presenten un resultado negativo en una prueba de PCR o antígeno no más de 72 horas antes de su salida.

Los expertos en enfermedades infecciosas señalan que los virus siempre mutan. Este virus, como muchos otros, adquiere y pierde constantemente rasgos genéticos a medida que se propaga.

"No me sorprendería la existencia de nuevas cepas adicionales en la población, que aún no se hayan identificado", dice James Dickerson, PhD, director científico de Consumer Reports.

Esto es lo que sabemos sobre las variantes que causan preocupación en este momento.

¿Por qué mutan los virus?

Los virus como el SARS-CoV-2, que causa COVID-19, hacen copias imperfectas de sí mismos a medida que se transmiten de persona a persona o de animal a persona, lo que lleva a constantes mutaciones y nuevas variantes, dice Peter Katona, MD, especialista en enfermedades infecciosas y profesor clínico de medicina en la Facultad de Medicina David Geffen de UCLA. Estas mutaciones no suelen brindar ventaja alguna al virus. Sin embargo, a veces una mutación puede hacer que un virus sea más transmisible o que cambie la gravedad de la enfermedad que causa el virus.

¿Cómo ha mutado el coronavirus?

El virus SARS-CoV-2 surgió por primera vez en China y continuó mutando a medida que se extendía por todo el mundo. Una variante que probablemente era más contagiosa surgió en Europa, dice Katona. La infecciosidad de esa variante ayudó a que se extendiera rápidamente por Europa y Estados Unidos, donde se convirtió en una de las cepas más dominantes.

La variante que se investiga en el Reino Unido tiene una gran cantidad de mutaciones, según el informe del ECDC, que incluyen cambios en la proteína S (spike protein) que usa el coronavirus al infectar las células. Después de comparar la cantidad de casos de coronavirus en el Reino Unido con los casos previstos mediante modelos informáticos, los científicos creen que esta variante podría ser hasta un 56% más infecciosa que las variantes existentes.

Pero mientras que estos modelos parecen indicar que la nueva variante se está propagando más rápidamente que las cepas anteriores del virus, las personas que viajan durante las vacaciones también podrían representar el aumento en el número de casos. Los científicos necesitan más información antes de saber si esta variante es más infecciosa y en qué grado, dice Gregory Poland, MD, profesor de medicina y enfermedades infecciosas y director del Grupo de Investigación de Vacunas de la Clínica Mayo.

No hay datos que indiquen que esta variante del virus cause que la gente se enferme más. Pero una variante más infecciosa provocaría más muertes y casos graves a largo plazo, ya que los casos podrían crecer exponencialmente, poniendo a los sistemas hospitalarios ya sometidos a una mayor presión, dice Poland. 

¿Dónde se están propagando las mutaciones actuales?

Los casos de la variante que se está investigando en el Reino Unido se encuentran principalmente en Kent, las regiones de Londres y el sureste de Inglaterra, según el ECDC. Pero esta versión también se ha identificado en Gales, Dinamarca, Bélgica, Holanda, Australia, Canadá y otros lugares, lo que indica que también se ha extendido a nivel internacional. El primer caso conocido en Estados Unidos fue identificado el martes, en Colorado, en alguien sin historia de haber viajado.

Otros países, incluido el Reino Unido, realizan una secuenciación de virus más rutinaria que los Estados Unidos, Lo que dificulta saber con certeza si la variante ya está aquí. (La secuenciación es el tipo de análisis que hacen los científicos para determinar la variante de un virus que causa un caso o un brote particular). Los virus se han secuenciado en solo 51,000 de los 17 millones de casos de COVID-19 en los Estados Unidos, Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). 

Con esta nueva variante ahora en los Estados Unidos, los funcionarios de salud pública ya están intensificando sus esfuerzos de secuenciación, dijo el 30 de diciembre el Dr. Gregory Armstrong, director de la Oficina de Detección Molecular Avanzada de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), con el objetivo de secuenciar pronto 3,000 virus por semana. Esos datos deberían ayudar a proporcionar una imagen más clara de cuán extendida está la variante en los Estados Unidos.

Sin embargo, si esta variante resulta ser más contagiosa, deberíamos esperar que se propague más, dicen Katona y Poland.

Si bien la gran cantidad de mutaciones en esta variante ha generado dudas sobre su surgimiento, no es la única variante del virus que los científicos están investigando. Una variante evolutivamente distante con algunas mutaciones similares se está extendiendo rápidamente en Sudáfrica, según el ECDC, lo que podría indicar que mutaciones como esta no son poco comunes.

¿Están los niños más afectados por la nueva variante?

Algunos datos han indicado que los niños más pequeños pueden ser menos contagiosos cuando se infectan con COVID-19, aunque se necesita más investigación sobre el tema. En general, los niños han sido más propensos a tener formas asintomáticas o más leves de la enfermedad, según los CDC, aunque pueden contraerla, propagarla y verse gravemente afectados por ella.

Sin embargo, el rápido aumento de las tasas de infección entre los jóvenes del Reino Unido hace que muchos se pregunten si la nueva cepa puede ser más contagiosa para los niños, lo que aumenta la probabilidad de transmisión en general y hace que las escuelas sean más riesgosas.

"La tasa de infección confirmada en niños está en su punto más alto hasta ahora", señaló en Twitter  el Dr. Christophe Fraser, epidemiólogo de enfermedades infecciosas del Big Data Institute de Oxford y profesor del Departamento de Medicina de Nuffield. El lunes, el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció que las escuelas y colegios de ese país cerrarán mientras el Reino Unido trata de controlar el actual brote.

Algunos datos preliminares indican que la nueva variante puede hacer que las personas tengan una carga viral más alta, lo que significa esencialmente que podrían tener más partículas virales para propagarse a otros, según dice Poland en la Clínica Mayo. Si ese es el caso, podría ser la causa de la aparentemente alta infecciosidad de esta variante. Si los niños tenían cargas virales más bajas de las variantes anteriores del coronavirus, pero cargas más altas de este, eso podría explicar por qué las tasas de infección entre los niños están aumentando, dice, pero agrega que necesitamos más investigación para confirmar si ese es el caso o no.

¿Cómo pueden afectar las mutaciones a la vacuna?

Las vacunas enseñan a nuestro sistema inmunológico a responder a un virus al reconocer algún signo clave de este. Las mutaciones que afectan las partes del virus que reconoce el sistema inmunitario pueden ayudar a un virus a menoscabar la eficacia de una vacuna.

Las primeras vacunas que han sido autorizadas en los Estados Unidos para COVID-19, fabricadas por Moderna y una asociación de Pfizer y BioNTech, se dirigen a una proteína en particular, la proteína S, que el coronavirus usa para infectar a las personas. Así que, las mutaciones de esa proteína podrían hacer que una vacuna sea menos efectiva, dice Poland.

Pero incluso si las mutaciones en las variantes actuales del virus tienen algún impacto en la eficacia de las vacunas, es probable que las vacunas aún puedan ser altamente efectivas, dice.

Aun así, es posible que eventualmente necesitemos nuevas vacunas que se dirijan a otras partes del virus SARS-CoV-2, escribió Poland en un comentario para la revista Vaccine, del cual es el editor.

¿Qué debes hacer?

El mismo consejo sobre cómo detener la propagación del virus es aún más crucial si esta mutación se propaga con mayor rapidez. “La medida apropiada es la precaución, seguir los procedimientos existentes para el uso de mascarillas, distanciamiento social y minimizar el número de posibles líneas de exposición”, dice Dickerson de CR.

Cuanto más se propaga el coronavirus, más muta, según Poland y Katona.

"Estamos prolongando innecesariamente la duración y la gravedad de esta pandemia al no seguir un simple paradigma de manos, rostro y espacio", dice Poland. 

 

Nota del editor: Esta historia se ha actualizado para incluir nueva información a medida que cambian los desarrollos. Se publicó originalmente el 22 de diciembre.