graduados de la universidad

¿Acabas de obtener tu título? ¡Felicidades! Ahora es el momento de seguir ese paso inteligente con otro y tomar unos minutos para aprender cómo construir un buen perfil de crédito.

Tener un buen crédito es importante porque te ahorrará dinero a largo plazo. ¿Necesitas obtener un préstamo para un carro o algo más? Obtendrás la mejor oferta, en forma de tasas de interés más bajas, si tu crédito es bueno. También pagarás una tasa de interés más baja en la deuda de tarjetas de crédito.

Un estudio de Consumer Reports descubrió que tu perfil de crédito también es un factor importante en la cantidad que pagas por el seguro de auto, incluso más grande que tu historial de manejo. Y si aún no tienes un trabajo, tener mal crédito puede hacer que un posible empleador piense dos veces antes de contratarte.

MÁS INFORMACIÓN

"Cuentas vencidas y sentencias judiciales son ejemplos de elementos que aparecerían como señales de advertencia durante una verificación de crédito para empleo" en los muchos estados que otorgan a los empleadores el derecho de ver un archivo de crédito como parte del proceso de contratación, dice Bruce McClary. Es vicepresidente de la Fundación Nacional para la Asesoría de Crédito en Washington, DC, que representa los servicios de asesoría de crédito sin fines de lucro.

Desarrollar un buen crédito, lo que haces principalmente pagando todo tipo de facturas de manera oportuna, a la vez resulta en una calificación crediticia más alta, una representación numérica de tu solvencia crediticia. Las puntuaciones de crédito suelen oscilar entre 300 y 850. Cuanto mayor sea la puntuación, menor será el riesgo de que no pagues tus deudas. Si sacaste algún préstamo estudiantil, ya tienes un puntaje de crédito.

Varias empresas crean puntajes de crédito, pero el puntaje de crédito FICO es el que la mayoría de las empresas utilizan al tomar decisiones. Pregunta a tu banco si ofrece un puntaje FICO gratuito o consulta estas otras fuentes.

A continuación te decimos cómo asegurarte de comenzar con el pie derecho para obtener el mejor puntaje de crédito posible.

Busca tu primera tarjeta de crédito

Muchos estudiantes comienzan a construir sus perfiles de crédito mientras están en la universidad convirtiéndose en usuarios autorizados de las tarjetas de crédito de sus padres. O pueden obtener tarjetas de crédito para estudiantes con límites de gastos bajos. Si son menores de 21 años, deben demostrar que tienen ingresos adecuados independientes de sus padres para obtener una tarjeta de estudiante por su cuenta.

Las compañías de tarjetas de crédito a menudo comienzan a enviar nuevas ofertas a los estudiantes después de la graduación. "En la mayoría de los casos, los prestamistas consideran a los graduados como clientes potenciales atractivos debido a su potencial de ingresos de posgrado, entre otros factores", dice McClary.

Tus minoristas favoritos son otra fuente de tarjeta de crédito. A menudo, obtendrás un descuento de introducción en la mercancía solo por registrarte.

Tu banco puede aceptar tu solicitud de crédito, dice Chi Chi Wu, abogada del Centro Nacional de Derecho del Consumidor en Boston, un grupo de defensa que se enfoca en temas de crédito y deuda. "Puede ser una línea de crédito limitada al principio", dice ella.

También puedes buscar ofertas de tarjetas por tu cuenta. Busca tarjetas que cobren tasas de interés competitivas, que no tengan cargos anuales y que ofrezcan reembolsos en efectivo u otros beneficios compatibles con tu estilo de vida y patrones de gasto.

Tu primera tarjeta puede tener un límite de crédito relativamente bajo, pero esto puede aumentar anualmente, siempre y cuando manejes la tarjeta de manera eficaz", dice Janet Alvarez, una experta en finanzas personales y tarjetas de crédito que escribe para el sitio web Wise Bread.

Mantente alejado de las tarjetas de crédito con tasas de interés muy altas que sirven al mercado de crédito de alto riesgo, dice Wu.

Los comercializadores de estas tarjetas se dirigen a los jóvenes con un historial de crédito reducido, pero los cargos que se cobran pueden llegar hasta el 25% de la línea de crédito, potencialmente más altos que los intereses cobrados en el saldo real. Algunas de estas tarjetas requieren un cargo adicional por adelantado antes de que puedas usarlas, dice Wu.

"Muchas personas que reciben este tipo de tarjetas terminan dañando su crédito, no ayudándolo", dice Wu.

Lee la letra pequeña en cualquier solicitud de tarjeta. Los prestamistas están obligados a proporcionar información sobre las tasas de interés, los períodos de pago, las tarifas y otras características de la tarjeta. Puedes encontrar esta información en la página de términos y condiciones del prestamista.

No pidas prestado demasiado

No gastes cerca del límite de endeudamiento de tu tarjeta de crédito, dice Leslie Tayne, una abogada de resolución de deudas con sede en New York y autora de "Life and Debt", un libro de autoayuda de finanzas personales.

"Si lo haces, dependiendo de tu proveedor, puedes quedar atrapado con una gran tarifa además de tu deuda si superas ese límite", dice Tayne.

Trata de mantener el uso de tu tarjeta de crédito a no más del 30% del límite de tu tarjeta de crédito para garantizar que te mantengas en una buena posición crediticia, agrega Tayne.

De hecho, ella y otros recomiendan limitar los gastos cuando comienzas.

Tener prisa por alquilar un apartamento o comprar un auto nuevo puede obligarte a excederte demasiado", dice ella. "No hay vergüenza en vivir en casa por un tiempo. Te da tiempo para acumular ahorros y fortalecer tu crédito".

Paga la deuda a tiempo

Hacer pagos oportunos es una prioridad; son cruciales para desarrollar un buen puntaje de crédito. Es posible que tengas un control limitado sobre el monto de tu deuda estudiantil o el pago de un préstamo de auto cada mes, pero puedes hacer un presupuesto prudente para evitar el gasto excesivo en tu tarjeta de crédito, dice Mike McGrath, vicepresidente de EP Wealth Advisors en Valencia, California.

Tu primer pago es, con mucho, el más importante, dice Alyssa Schaefer, directora de marketing de Laurel Road, una compañía de préstamos en línea.

"La falta de este primer pago hará que tu puntaje FICO caiga drásticamente e inhibirá tu capacidad para calificar para un nuevo crédito o préstamos que pueden ayudarte a reconstruir un mejor historial de crédito", dice ella.

Paga la deuda de tu tarjeta de crédito mensualmente, o al menos paga una gran parte de ella. Por lo menos, trata de pagar la deuda en un plazo de dos meses.

"De lo contrario, puedes meterte en una espiral de deudas sin fin", dice McGrath. "Si caes en este juego tan difícil, puede ser casi imposible pagar las deudas".

No te preocupes por tener 'diversidad' de deuda

El manejo exitoso de algunos tipos de deudas (préstamos estudiantiles, préstamos para autos y tarjetas de crédito, por ejemplo) puede ayudarte a mejorar tu puntaje de crédito. A los prestamistas les gusta ver que puedes manejar una variedad de tipos de deudas.

Pero no tomes préstamos solo para crear ese saldo. Si ya tienes préstamos estudiantiles, por ejemplo, no te vuelvas loco con un préstamo de auto costoso a menos que puedas manejar los pagos.

Cuando se trata de deudas, se trata menos de la diversidad y más de la responsabilidad", dice Schaefer. "La parte más importante de tu historial de crédito es asegurarte de que estás haciendo los pagos a tiempo, no la cantidad de esos pagos o a cuántos prestamistas los haces".

Revisa tu informe de crédito regularmente

Las 3 agencias de informes crediticios más importantes del país, Equifax, Experian y TransUnion, recopilan datos sobre el uso crediticio de todos los estadounidenses. Esa información es la que FICO y otras compañías utilizan para crear puntajes de crédito.

Sin embargo, depende de ti asegurar que la información crediticia que alimenta tu puntaje de crédito sea precisa. La Oficina de Protección Financiera del Consumidor ha descubierto que los informes de crédito a menudo contienen errores importantes, incluida la combinación del historial crediticio de una persona con el de otra persona con el mismo nombre o parecido.

Puedes pagar a las empresas para que revisen regularmente tus informes crediticios en busca de errores, pero no hay razón para gastar dinero de esa manera. Por ley, tienes derecho a un informe de crédito gratuito una vez al año de cada una de las 3 compañías.

Ve a AnnualCreditReport.com para solicitar un informe de una de las compañías; luego 4 meses más tarde, solicita un informe de una segunda empresa y, a partir de entonces, solicita el tercer informe. De esa manera, controlarás tus propios informes de crédito regularmente sin pagarle a un tercero para que lo haga por ti.

Del programa Taller del Consumidor

Las tarjetas de crédito pueden ser herramientas útiles para la mayoría de las personas, si se usan de manera responsable. Octavio Blanco, experto de Consumer Reports, explica en Taller del Consumidor lo que los consumidores deben saber sobre el uso de tarjetas de crédito en lugar del efectivo.


Inscríbete para recibir Lo último - nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.