el congreso de los EE.UU.

El paquete de ayuda ante el COVID-19 de $ 1.9 billones firmado por el presidente Joe Biden el 11 de marzo, llamado Ley del Plan de Rescate Estadounidense, o ARP (American Rescue Plan), es un mecanismo legislativo complejo diseñado para facilitar ayuda financiera a los estadounidenses que sufren el impacto económico generado por la pandemia

Para ello, utilizará una variedad de programas y canales que dirigen los fondos a los trabajadores, inquilinos, propietarios de viviendas, padres, estudiantes universitarios, propietarios de pequeñas empresas y otras personas que necesitan ayuda financiera.

En algunos casos, las personas no tendrán que hacer nada para obtener ayuda. En otros, deberán seguir algunos pasos para averiguar si son elegibles, presentar una solicitud a la agencia u organización correspondiente y realizar un seguimiento de su solicitud. 

Hemos dividido el paquete de ayuda en categorías, para ayudarte a entender cómo puedes beneficiarte y acceder a fondos tan necesarios. 

Si bien ya se han comenzado a implementar algunas partes del plan (muchas personas ya han recibido pagos de estímulo económico de $ 1,400, por ejemplo), otras aún están en proceso. Por ello, recomendamos que revises la información de forma periódica. Agregaremos nuevas categorías de ayuda y detalles a esta lista a medida que la información esté disponible.

Haz clic en los siguientes enlaces para ir a las áreas importantes para ti. 

Pagos de impacto económico

¿De qué se trata? Pagos directos de $ 1,400 por persona ($ 2,800 para parejas casadas), más $ 1,400 por cada dependiente, incluidos dependientes adultos. Una familia de 4 miembros, por ejemplo, recibiría $ 5,600. 

¿Quién es elegible? Aproximadamente el 89% de los hogares, según tus ingresos. Tú calificas para recibir el monto total si ganas hasta $ 75,000 para personas solteras (o casadas, que presentan declaraciones de impuestos por separado), hasta $ 112,500 para jefes de familia y hasta $ 150,000 para parejas casadas que presentan declaraciones de impuestos conjuntas. Los pagos se reducen si superas esos montos y se eliminan por completo si ganas más de $ 80,000 para personas solteras, $ 120,000 para jefes de familia y $ 160,000 para parejas casadas que presentan declaraciones de impuestos conjuntas.   

Cómo obtener este beneficio: deberías recibirlo de forma automática si presentaste una declaración de impuestos de 2019 o 2020, o si te registraste para el primer Pago de Impacto Económico en 2020 utilizando el portal de la herramienta Non-Filers para contribuyentes que no presentan declaración de impuestos. Recibirás el pago mediante depósito directo (si tu información bancaria está registrada en el IRS) o por cheque o tarjeta de débito por correo. Verifica el estado de tu pago usando la herramienta Obtener mi pago en IRS.gov. Para obtener más información, visita IRS.gov/eip.

Información importante:

  • Los niños ciudadanos estadounidenses son elegibles para un pago de dependientes de $ 1,400 incluso si sus padres no lo son.

  • A diferencia del primer y segundo pago de ayuda, los dependientes adultos ahora también califican para pagos de $ 1,400, al igual que los estudiantes universitarios que se declaran como dependientes en la declaración de impuestos de sus padres (en cuyo caso el pago se otorga a los padres, no al estudiante).

  • Si eres elegible pero te perdiste el primer y segundo pago, aún puedes recibir los 3. Deberás presentar una declaración de impuestos del año 2020 y reclamar el Crédito de recuperación de reembolso

Beneficios de desempleo

¿De qué se trata? Todos los programas federales de emergencia de beneficios por desempleo que se aprobaron originalmente en marzo de 2020 y luego se extendieron en diciembre de 2020 hasta mediados de marzo de 2021 ahora se han extendido hasta el 6 de septiembre de 2021. El plan también aumentó de 50 a 79 el número total de semanas que están disponibles los beneficios por desempleo. El suplemento federal semanal de los beneficios estatales por desempleo, originalmente de $ 600 y luego reducido a $ 300, se mantendrá en $ 300 hasta el 6 de septiembre.  

¿Quién es elegible? Más allá de extender los beneficios de desempleo para los trabajadores tradicionales que perdieron sus trabajos, las extensiones del ARP incluyen el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico (PUA), que cubre a los trabajadores por cuenta propia, los trabajadores temporales y otras personas con empleos no tradicionales que normalmente no tienen derecho a los beneficios de desempleo, además del programa de Compensación por Desempleo de Emergencia Pandémica (PEUC), que cubre a los trabajadores que han agotado sus beneficios estatales.

Cómo obtener este beneficio: los beneficios federales por desempleo se administran a través de los programas estatales de seguro por desempleo. Utiliza esta herramienta de búsqueda del Departamento de Trabajo para ponerte en contacto con el programa que te corresponde.

Información importante: el ARP evita un gran impacto fiscal para las personas que recibieron pagos por desempleo en 2020 al eximir de impuestos a los primeros $ 10,200 de beneficios para las personas con ingresos inferiores a $ 150,000.

Si esto te afecta y no has presentado tus declaraciones de impuestos sobre la renta de 2020, que vencen el 17 de mayo de este año, el IRS establece que “proporcionará una hoja de trabajo para los contribuyentes que mandan su declaración en papel y trabajará con la industria de software para actualizar el software tributario actual para que los contribuyentes puedan determinar cómo reportar sus ingresos por desempleo”. Si ya presentaste tu declaración de 2020, el IRS te solicita que no presentes una declaración enmendada hasta que emita las directrices adicionales. 

Créditos tributarios por hijos

¿De qué se trata? Los hogares con menores pueden reclamar hasta $ 3,000 en créditos tributarios por niño entre las edades de 6 y 17 años, y $ 3,600 por niños menores de 6 años, frente al monto anterior de $ 2,000 por niño. 

¿Quién es elegible? El crédito se extendió a familias con hijos de hasta 17 años, frente a la edad máxima anterior de 16 años. El aumento del crédito tributario se reduce gradualmente para las personas que ganan más de $ 75,000, los jefes de familia que ganan más de $ 112,500 y las parejas casadas que ganan más de $ 150,000. 

Cómo obtener este beneficio: el IRS entregará la mitad del crédito como pagos periódicos a partir de julio de 2021 y hasta el final del año. La mitad restante se puede reclamar en tu declaración de impuestos sobre la renta de 2021. 

Información importante: el ARP dispuso que estos créditos fueran “totalmente reembolsables”, lo que significa que te beneficias del crédito incluso si no obtienes suficientes ingresos para pagar impuestos. Por lo tanto, incluso los hogares con ingresos más bajos obtendrán los fondos adicionales, en forma de cheque o depósito directo del IRS. 

Asistencia para el cuidado de niños

¿De qué se trata? El Crédito Tributario por Cuidado de Hijos y Dependientes ayuda a pagar los gastos por el cuidado de los menores de 12 años o menos mientras tú (o, si estás casado y presentas una declaración de impuestos conjunta, tú y tu cónyuge) estés trabajando o buscando trabajo activamente. El crédito se ha ampliado para cubrir hasta el 50% de los gastos de cuidado hasta $ 4,000 en créditos para un niño y $ 8,000 en créditos para 2 o más niños. 

¿Quien es elegible? Las familias trabajadoras que ganan menos de $ 125,000 son elegibles para recibir el crédito total del 50%. El porcentaje se reduce por encima de esa cantidad, aunque lentamente. Incluso las familias con ingresos que alcancen los $ 440,000 al año pueden obtener un crédito por cuidado de niños pequeños. 

Cómo obtener este beneficio: reclámalo en tu declaración de impuestos sobre la renta de 2021. 

Información importante: el crédito fiscal es “totalmente reembolsable”, lo que significa que puedes obtener el monto total incluso si no ganas suficiente dinero para pagar impuestos. 

Crédito tributario por ingreso del trabajo para trabajadores sin hijos

¿De qué se trata? El EITC se ha estructurado durante mucho tiempo para beneficiar principalmente a las familias trabajadoras de bajos ingresos con hijos. Los trabajadores de bajos ingresos sin hijos, por el contrario, históricamente han recibido relativamente pocos beneficios. El ARP cambia esta situación con el objetivo de beneficiar a más trabajadores de primera línea, que quedan incluidos desproporcionadamente en esta categoría, al aumentar el crédito máximo para trabajadores de bajos ingresos sin hijos a aproximadamente $ 1,500, frente al monto anterior de $ 540. También aumenta el límite de ingresos para el crédito de aproximadamente $ 16,000 a aproximadamente $ 21,000 y amplía el rango de edad para la elegibilidad tanto para los trabajadores mayores como para los más jóvenes.

¿Quién es elegible? Los trabajadores de 19 años o más que no son estudiantes de tiempo completo y ganan menos de $ 21,000. 

Cómo obtener este beneficio: reclama el crédito en tu declaración de impuestos sobre la renta de 2021.

Información importante: el monto del crédito tributario por ingreso del trabajo generalmente se calcula como un porcentaje de tus ingresos, pero el ARP se redactó para evitar que disminuya el monto si tus ingresos cayeron debido a la pandemia.

Asistencia alimentaria

¿De qué se trata? La asistencia previa aumentó los beneficios del Programa de Asistencia para la Nutrición Suplementaria (SNAP) por 15%: ARP lo extiende hasta septiembre. También aumenta el valor de los vales del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños (WIC) para la compra de fruta y verduras a $35 por mes por 4 meses.

¿Quién es elegible? Cada estado tienes sus requisitos de elegibilidad, usualmente basados en los límites de ingresos y recursos. Para los requerimientos de elegibilidad, contacta la oficina SNAP por medio del directorio de recursos estatal del departamento de agricultura.

Cómo obtener este beneficio: Haz la solicitud por medio de la oficina estatal de SNAP. La puedes encontrar en la página del departamento de agricultura.

Información importante: La ley extiende el programa de la transferencia electrónica de beneficios (P-EBT) para que las familias con niños que reciben alimentos por la escuela puedan comprar alimentos saludables de forma más fácil durante la pandemia, incluyendo durante el verano.

Asistencia de alquiler

¿De qué se trata? Ayuda de emergencia para cubrir el alquiler, incluido el alquiler atrasado no pagado, y en algunos casos los costos asociados, como servicios públicos. El paquete de ayuda de diciembre de 2020 incluyó $ 25 mil millones en asistencia para el alquiler. El ARP agrega otros $ 21.6 mil millones para inquilinos y pequeños propietarios, así como $ 900 millones en ayuda y asistencia para la vivienda para naciones tribales, nativos de Hawaii y personas que viven en áreas remotas y rurales. El dinero se distribuirá en gran medida a través de unos 600 programas estatales y locales de asistencia de alquiler

¿Quién es elegible? Los criterios básicos de elegibilidad son: enfrentar dificultades financieras relacionadas con la pandemia de COVID-19, correr el riesgo de ser desalojado y tener un ingreso familiar igual o inferior al 80% del ingreso medio en tu área (que puedes encontrar utilizando esta herramienta del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano). Lo que importa son los ingresos actuales, no los ingresos en años anteriores, para poder ayudar a las personas que recientemente perdieron sus trabajos, según la Coalición Nacional de Vivienda para Personas de Bajos Ingresos (NLIHC).   

Cómo obtener este beneficio: comunícate con los programas de asistencia de alquiler de emergencia en tu estado o municipio utilizando esta herramienta de búsqueda de programas y mapas de la NLIHC o llamando al 211, una fuente nacional de información y referencias a servicios sociales locales y otros servicios de asistencia. 

Información importante:

  • Además del alquiler, algunos de estos programas ayudarán a cubrir gastos relacionados, como facturas de servicios públicos e incluso el costo de mudarse a otros alojamientos.

  • Si ya intentaste y no pudiste obtener asistencia para el alquiler, vale la pena volver a intentarlo.   

  • En septiembre de 2020, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron una moratoria nacional para la mayoría de los desalojos por falta de pago del alquiler para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19. Posteriormente se extendió, pero actualmente tiene fecha de vencimiento después del 31 de marzo. Para aprovechar este beneficio, generalmente debes proporcionarle al propietario una declaración de elegibilidad firmada. Visita esta página de la NLIHC para ver una lista de los requisitos de elegibilidad y modelos de declaraciones.

Asistencia para el propietario

¿De qué se trata? Asistencia de emergencia de 9.9 mil millones para las personas que tienen dificultad para pagar su hipoteca, servicios públicos, seguro hipotecario, y otros gastos de propietario de casa debido a COVID-19.

¿Quien es elegible? Los fondos se distribuirán a través de los estados, que desarrollarán sus propios criterios. Pero al menos el 60% del dinero debe ir a hogares que ganan menos que el ingreso medio en su área o el ingreso medio a nivel nacional, lo que sea mayor, y el resto debe ir a "personas socialmente desfavorecidas" según lo define la Ley de Pequeñas Empresas. Además, los beneficiarios deben adeudar menos en su hipoteca que el límite de "préstamo conforme" de la Agencia Federal para el Financiamiento de la Vivienda para su condado, que se puede encontrar aquí.

Cómo obtener este beneficio: Utiliza esta herramienta en el sitio web del Consejo Nacional de Agencias de Vivienda del Estado para saber cómo se distribuye el dinero en tu estado y cómo solicitarlo.

Asistencia de calefacción y refrigeración

¿De qué se trata? El ARP agregó $ 4.5 mil millones a un programa existente llamado Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Ingresos (o LIHEAP), que ayuda a los propietarios e inquilinos de bajos ingresos a pagar los costos de calefacción y refrigeración.

¿Quién es elegible?  Utiliza esta herramienta para determinar si calificas según los ingresos de tu hogar.

Cómo obtener este beneficio: Encuentra las agencias estatales y locales que entregan fondos LIHEAP utilizando este mapa estado por estado, esta herramienta para encontrar agencias locales o llama al 202-401-9351.

Becas para estudiantes universitarios

¿De qué se trata? El Congreso agregó casi $ 40 mil millones al Fondo de Ayuda de Emergencia para la Educación Superior establecido el año pasado por la Ley CARES. Las facultades y universidades deben asignar al menos la mitad de ese dinero a becas financieras de emergencia para los estudiantes, dinero que no tiene que devolverse. 

¿Quién es elegible? Las universidades deben dar prioridad a los estudiantes con necesidades financieras excepcionales, pero pueden otorgar becas a cualquier estudiante.

Cómo conseguir este beneficio: algunas escuelas están distribuyendo automáticamente becas a estudiantes que ya demuestran necesidades financieras, como aquellos que califican para becas Pell basadas en ingresos. Otras escuelas requieren que los estudiantes soliciten la ayuda. Consulta con tu facultad para informarte sobre el procedimiento a seguir.

Información importante: aún no está claro si los estudiantes internacionales o los estudiantes indocumentados en el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) son elegibles.

Asistencia sanitaria

¿De qué se trata? El ARP eliminará durante dos años las primas de seguro en los planes ofrecidos en el mercado conforme a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para muchos hogares de bajos ingresos y las reducirá para la mayoría del resto de los hogares. (Estos ahorros adoptan la forma de créditos tributarios). En promedio, las primas tendrán una reducción aproximada de $ 85 mensuales por póliza.  

¿Quién es elegible? Después de tener en cuenta los créditos tributarios ampliados, los hogares con ingresos de hasta el 150% del nivel federal de pobreza, es decir, hasta $ 19,000 para una persona soltera y $ 39,000 para una familia de 4, no pagarán primas por un plan de base (benchmark). Y nadie tendrá que destinar más del 8.5% de sus ingresos a las primas de su seguro médico. (Anteriormente, los créditos tributarios para las primas no estaban disponibles para los hogares con ingresos superiores al 400% del nivel federal de pobreza). 

Cómo conseguir este beneficio: ingresa a HealthCare.gov antes del 15 de agosto.  

Información importante:

  • La cobertura de menor costo comienza el 1º de abril y puedes inscribirte durante un período de inscripción especial debido a la pandemia de COVID-19 hasta el 15 de agosto de 2021. 

  • Incluso si tu prima está completamente subsidiada, es posible que debas pagar deducibles, copagos y otros gastos de bolsillo. 

  • Estos cambios en los subsidios a las primas de seguro que se ofrecen en el mercado son temporales; la ley establece su vigencia durante 2021 y 2022.