Renueva tu cocina por menos dinero
ILUSTRACIÓN: SAM KALDA, PHOTO: CORTESÍA DE SHERWIN-WILLIAMS

 

Durante el año y pico de la vida pandémica, probablemente hayas pasado más tiempo en tu cocina que nunca y tal vez estés ansioso por hacer un cambio. A lo mejor sea la combinación de colores que te cansó. O las encimeras o mostradores y los cajones desordenados. O la forma en que la temperatura del horno siempre parece estar unos grados más baja.

Pero, ¿cómo decides qué es lo que realmente necesita ser reemplazado y qué es lo que solo necesita un buen reacondicionamiento? Y teniendo en cuenta los costos de todo, desde madera hasta electrodomésticos de uso frecuente, ¿cuál es la mejor manera de modernizar a un precio que puedas pagar?

De acuerdo con el informe de costo vs. valor 2021 de Remodeling, una renovación integral a gran escala para una cocina de 200 pies cuadrados (con materiales de calidad media) cuesta alrededor de $75,000, casi un 10% más que en 2020, probablemente debido a la escasez de mano de obra inducida por COVID y aumentos de precios (potencialmente temporales) para muchos materiales de construcción.

Pero no tienes que gastar tanto para conseguir una cocina que te guste, dicen los profesionales de la remodelación y los diseñadores de interiores con los que hablamos, así como los propios expertos en casas de CR. El truco consiste en concentrar el dinero de la remodelación donde más se necesita.

A continuación, te indicamos cómo averiguar si debes optar por una modernización o un reemplazo para estos elementos clave:    Gabinetes • Electrodomésticos • Encimeras • Pisos • Iluminación.

También compartimos estrategias inteligentes para lograr los cambios que deseas en tu presupuesto.

Verás estimaciones de precios en todas partes, pero los números variarán según los materiales que uses, el tamaño de tu espacio y el costo de la mano de obra si contratas a un profesional. 

Renovar la pintura de tus gabinetes o paredes con un color audaz es una simple actualización de bricolaje por $300 o menos.

Gabinetes

Cualquier cambio que realices en tus gabinetes puede tener un gran impacto en el estilo y la funcionalidad de tu cocina porque ocupan mucho espacio. Si tus gabinetes están en buen estado (las estructuras son sólidas, las puertas están intactas y los cajones se deslizan fácilmente), retocar el exterior transformará su apariencia. Si tus gabinetes se están cayendo a pedazos o si quieres un diferente estilo o diseño de las puertas, considera reemplazarlos. Esta es, la opción más cara, pero existen algunas formas inteligentes de ahorrar.

¿Arreglar lo que tienes?

En qué consiste: cambiar el color de tus gabinetes con pintura es fácil, pero requiere mucho tiempo porque deberás quitar las puertas y los cajones, lijar las superficies y aplicar 2 capas de pintura. “Opta por una pintura de acabado semibrillante”, dice Rico de Paz, que dirige el laboratorio de pruebas de pintura CR. “El alto nivel de brillo hace que los gabinetes parezcan nuevos y les da un acabado resistente a las manchas que se puede limpiar”.

También puedes hacer que un profesional les dé un "cambio de imagen" a los gabinetes existentes, reemplazando las puertas y cajones viejos por otros nuevos y cubriendo el frente y los lados de la estructura del gabinete con un acabado que haga juego, como enchapado de madera o laminado.

Los nuevos herrajes para puertas y cajones son modernizaciones de estilo súper fáciles. Solo asegúrate de que las nuevas manijas sean del mismo tamaño que las originales para no tener que perforar nuevos orificios para tornillos (y rellenar los viejos).

Costos: según HomeAdvisor, una compañía de servicios para el hogar en línea, entre $100 y $300 por los materiales para pintar un espacio de 150 pies cuadrados; entre $4 y $10 por pie cuadrado para contratar a un profesional que restaure los gabinetes; alrededor de $91 a $454 por pie lineal para revestir los gabinetes y entre $2 y $50 por pieza para herrajes nuevos.

¿Quieres algo nuevo?

En qué consiste: comprar gabinetes estándar o semipersonalizados es mucho menos costoso que mandar a construir unidades a la medida. Un contratista o instalador de gabinetes medirá tu espacio, encargará los gabinetes en una sala de exhibición de cocinas o en un centro para el hogar y luego se encargará de la instalación; Ikea y otras tiendas de materiales para la construcción y equipamiento para el hogar también ofrecen servicios de diseño e instalación.

O prueba un truco de diseñador para ahorrar algo de dinero de tu presupuesto: compra solo las estructuras para gabinetes de Ikea y agrega puertas, cajones, molduras o herrajes semipersonalizados. Una empresa que brinda este servicio es Semihandmade.

Otras formas de ahorrar: Si quitas los gabinetes viejos tú mismo podrías ahorrar alrededor de $500 en demolición. Si están en buenas condiciones, también puedes donarlos a una organización como ReStore de Habitat for Humanity, o regalarlos en un sitio como Freecycle. Al elegir nuevos gabinetes, quédate con un diseño aerodinámico en lugar de uno ornamentado; estos normalmente cuestan menos. También son más fáciles de limpiar. “Hemos estado especificando más gabinetes estilo Shaker por esta razón”, dice Ariana Lovato, diseñadora de cocinas de la National Kitchen & Bath Association que tiene su sede en la costa central de California.

También considera comprar gabinetes de segunda mano en una tienda de recuperación local, ReStore de Habitat for Humanity o Renovation Angel, que recuperan cocinas de lujo enteras, luego las venden y las envían a todo el país. Comprados de esta manera, los gabinetes personalizados que originalmente costaban $50,000 podrían estar disponibles por menos de $5,000. Incluso con el costo de envío e instalación, podrías ahorrar hasta un 90%, según el estilo y la condición de los gabinetes.

Costos: según HomeAdvisor, $150 a $200 por pie lineal para gabinetes estándar o $75 a $400 para semipersonalizados. La instalación cuesta de 1 a 3 veces el precio de los materiales; Semihandmade estima entre $2,450 y $4,475 por encima del costo de las estructuras de Ikea.


Puedes obtener mejores ofertas en electrodomésticos nuevos si compras en minoristas independientes en lugar de en grandes tiendas.

Electrodomésticos

Reparar puede tener más sentido que reemplazar, especialmente si te gusta el electrodoméstico y tiene menos de 8 años; la reparación costará mucho menos que un modelo nuevo comparable. Pero piensa también en los posibles ahorros de energía. Un refrigerador nuevo con certificación Energy Star podría ahorrarte alrededor de $150 en 5 años.

¿Arreglar lo que tienes?

En qué consiste: es posible que puedas disfrazar un defecto en el acabado con un kit de retoque (para acabados en blanco o negro) o frotando muy suavemente con un producto como Bar Keepers Friend (para acero inoxidable). Para otras reparaciones, intenta diagnosticar el problema con una búsqueda en línea, luego dirígete a un sitio como Repair Clinic para obtener tutoriales (o llama a un profesional).

Costos: las piezas para reparar un dispensador de hielo y agua pueden costarte entre $20 (un pulsador) y $300 (un nuevo dispensador); reemplazar la bomba de drenaje del lavavajillas, entre $50 y $120; e instalar un nuevo elemento de horneado en el horno, de $40 a $120, según Repair Clinic. Agrega entre $80 y $200 si necesitas a un profesional. Primero, verifica la garantía del producto para ver si la reparación está cubierta.

¿Quieres algo nuevo?

En qué consiste: cuando decidas deshacerte de los electrodomésticos viejos (algunas empresas de servicios públicos ofrecen dinero en efectivo para reciclar refrigeradores viejos), el truco consiste en conseguir un buen trato por los nuevos. Esto ha sido más difícil últimamente debido a la interrupción de la cadena de suministro. Los expertos sugieren investigar los productos de minoristas independientes, cuyos vendedores a menudo pueden igualar los precios de las grandes tiendas y pueden renunciar a una tarifa de entrega o retiro. ¿Necesitas reemplazar todo? Comprar un juego de una marca podría ahorrarte hasta un 10%.

También considera comprar un electrodoméstico usado. “Con un poco de trabajo preliminar, puedes encontrar un dispositivo de primera línea por una fracción de lo que costaría nuevo”, dice Jim Nanni, director de pruebas de dispositivos en CR. Ahorrarás entre el 50% y el 90% del precio normal por un electrodoméstico usado en Renovation Angel, y obtendrás entre 35% y 90% de descuento en los modelos de exposición y los modelos nuevos descontinuados en caja según la marca, el estado y la antigüedad. “La demanda se está disparando debido a nuestros precios de artículos de lujo en oferta en un mercado con dificultades de suministro”, dice Steve Feldman, fundador y director ejecutivo de la organización sin fines de lucro.

Costos: refrigeradores nuevos con congelador superior (31 pulgadas y más anchos) en nuestras clasificaciones completas comienzan en $775, lavaplatos (24 pulgadas) a $280, placas de cocina vitrocerámica eléctrica (horno único) a $ 465 y cocinas a gas (horno individual) a $400. Agrega de $100 a $500 para la instalación, según HomeAdvisor.

¿Estás comprando un electrodoméstico? Consulta estas opciones de alto rendimiento de nuestras pruebas que también son económicas:


Encimeras (mostradores)

Es posible que puedas mejorar el aspecto de las encimeras gastadas, ya sean hechas de madera, laminado, granito, mármol o cuarzo. Sin embargo, cualquier cosa más allá de los defectos menores probablemente implique reemplazarla.

¿Arreglar lo que tienes?

En qué consiste: ¿tiene laminado? Intenta usar un kit de retoque para rellenar pequeños rasguños o abolladuras. Si toda la superficie se ve imperfecta, puedes restaurarla con un producto formulado para mostradores, como el Countertop Coating de Rust-Oleum. Las encimeras de piedra necesitarán un acabado profesional: pulir los rayones, lijar las manchas y pulir la superficie.

Para actualizar el protector contra salpicaduras, puedes probar los azulejos adhesivos o, si la superficie es plana, papel tapiz desprendible. “Si eres inquilino o estás indeciso, hay revestimientos de paredes adhesivos realmente geniales”, dice Cindy Aplanalp, diseñadora de interiores en Houston.

Costos: para un kit de retoque de bricolaje para encimeras laminadas, $50 en Amazon o Home Depot. El Countertop Coating de Rust-Oleum cuesta $22 por 29 onzas líquidas en Home Depot y en Lowe's. Los azulejos adhesivos cuestan de $3 a $14 por pie cuadrado en Home Depot y en Lowe's. A un profesional le cuesta desde $100 reparar encimeras de piedra, según HomeAdvisor.

¿Quieres algo nuevo?

En qué consiste: tu contratista o instalador de mostradores comenzará quitando las encimeras existentes y tomando medidas para las nuevas. Ahorrarás mucho si optas por el laminado, un material sintético duradero que viene en una variedad de diseños, incluida la piedra artificial sorprendentemente realista.

Si hay más espacio en tu presupuesto, considera usar el material de alto rendimiento de CR, el cuarzo, que está diseñado a partir de virutas de piedra, resinas y pigmentos. Si tienes un espacio pequeño o necesitas una pieza para un área, como una isla, es posible que puedas ahorrar en un material costoso como el cuarzo o el granito comprando un remanente en un depósito de piedra.

Costos: los precios pueden variar ampliamente. Si deseas granito, por ejemplo, un patrón básico en color beige costará menos que algo más exótico, como el Solaris dorado. El laminado cuesta de $5 a $25 por pie cuadrado; cuarzo, de $20 a $60; granito, de $20 a $60. Los precios no incluyen la instalación.


Piso

Puedes ocultar temporalmente algunos daños en la mayoría de los tipos de pisos, pero la madera es la única que puedes restaurar completamente sin reemplazarla.

¿Arreglar lo que tienes?

En qué consiste: un kit de reparación de mosaicos o loseta puede ayudar a rellenar pequeñas roturas (averigua en Amazon o Walmart). Fusiona las muescas y rayones en los pisos de vinilo con un sellador de juntas líquido. Si tienes una mancha en un piso de piedra, intenta pulirla con lana de acero superfina. Para pisos de madera con rayones, busca un kit que tenga bolígrafos de retoque y barras de cera, para agregar un acabado protector a la superficie. Para imperfecciones más grandes, lija ligeramente y luego aplica un tinte del mismo tono.

Si tu piso de madera maciza o contrachapada necesita un rescate, puedes contratar a un profesional para que lo restaure. Una opción de bricolaje más barata: aplica con una brocha una pintura a base de esmalte para suelos o porches, o usa algo como estos marcadores de reparación de pisos, disponibles en Home Depot y Walmart. “Las pinturas para porches están diseñadas para ser resistentes a la intemperie, por lo que deben tolerar bien los derrames”, dice De Paz en CR.

Costos: alrededor de $20 por kits para retoques, disponibles en las tiendas de materiales para la construcción y equipamiento para el hogar. Para el restaurado profesional, de $3 a $8 por pie cuadrado, según HomeAdvisor.

¿Quieres algo nuevo?

En qué consiste: un sistema de pisos “flotantes” es una excelente forma de ahorrar. Consisten en losetas o tablones que se unen sobre tu piso anterior, lo que te ahorra cientos de dólares en la instalación. Los mosaicos vienen en varios materiales, incluyendo losetas de lujo a prueba de agua, de vinilo y porcelana, en patrones que imitan el aspecto caro de la piedra y la madera, por aproximadamente un tercio del precio. La instalación es apta para el bricolaje (pero puede ser conveniente que un profesional corte las baldosas de porcelana).

Costos: en el caso de la loseta de vinilo de lujo, de $2 a $8 por pie cuadrado; en el de la porcelana, de $5 a $8 por pie cuadrado. Agrega de $3 a $22 por pie cuadrado si deseas que un profesional lo instale, según HomeAdvisor.


Los artefactos de iluminación de diseño pueden agregar actitud (e iluminación) por alrededor de $50 y más

Iluminación

Cambiar las bombillas y agregar un regulador de intensidad puede marcar una diferencia sorprendente. Si deseas reemplazar o agregar un accesorio, es posible que necesites la ayuda de un electricista.

¿Arreglar lo que tienes?

En qué consiste: para empezar, cambia a LED con certificación Energy Star. Aunque un foco LED puede costar más inicialmente, puedes ahorrar $55 dólares en electricidad durante su vida útil en comparación con una bombilla incandescente estándar. Y considera agregar un regulador de intensidad, que “te permite ajustar la intensidad de la luz según tus necesidades”, dice Joe Rey-Barreau, diseñador de iluminación en Lexington, Kentucky.

Costos: entre $1 y $3 por bombilla LED y desde $10 por reguladores de intensidad en Home Depot o Lowe's (más alrededor de entre $100 y $200 por la instalación, según HomeAdvisor).

¿Quieres algo nuevo?

En qué consiste: las lámparas enchufables debajo del gabinete son una manera fácil de dar luz en un área particular de tus encimeras (averigua en Home Depot o Lowe's). Las luces lineales y de tira, que iluminan la superficie de manera uniforme, son buenas opciones.

Agregar un accesorio decorativo puede tener un impacto visual audaz. Si eliges un estilo con cristal, elige vidrio opaco o impreso, dice Laurie Gross, presidente de Gross Electric, una sala de exhibición de iluminación y distribuidora eléctrica en Ohio y Michigan. “Previenen los reflejos y ocultan mejor la suciedad”, dice.

Costos: aproximadamente entre $50 y $100 por iluminación debajo del gabinete; desde $50 para colgantes (en Home Depot o Lowe's, pero pueden costar menos en tiendas vintage o de recuperación). La instalación cuesta entre $95 y $250, según HomeAdvisor.


Cuando necesitas un poco de ayuda con una remodelación de cocina

Mantener tu cocina en perfecto estado requiere conocimientos. La nueva aplicación de gestión del hogar de CR, Upkept, puede ayudarte a realizar un seguimiento de todas las tareas de mantenimiento de tu hogar, incluso en la cocina, y enseñarte cómo hacerlas tú mismo. La aplicación está disponible en la App Store de Apple y en la Play Store de Google; el servicio es gratuito durante 90 días, luego cuesta $4.99 por mes.

Si necesitas un profesional, pide recomendaciones a amigos o en las redes sociales. Consulta con grupos comerciales, como la National Association of the Remodeling Industry, o prueba los directorios de servicios para el hogar, como Angi o Checkbook. Antes de contratar a alguien, pide ver su licencia, comprobante de seguro y algunas referencias (y llámalos a todos). Insiste siempre en un contrato por escrito. Los costos laborales son altos en este momento, por lo que, si puedes, planifica tu proyecto para la temporada baja, cuando los contratistas estén dispuestos a negociar. Y si estás planeando un proyecto futuro, menciónalo. Los contratistas adoran a los clientes habituales.