Cómo afecta la inflación a los consumidores

Para los consumidores, los últimos datos económicos solo confirman lo que ya sabían: Los precios de muchos productos esenciales han subido mucho en las últimas semanas.

El gobierno informó el martes que el índice de precios al consumidor subió un 0.6% en marzo, el mayor incremento mensual en casi una década. El aumento se produce tras meses de precios estables o a la baja, debido a que la economía se desplomó durante la pandemia de COVID-19.

Según Diane Swonk, economista en jefe de la empresa de asesoría fiscal y contable Grant Thornton, uno de los principales factores que impulsan el crecimiento de la inflación es el fuerte aumento del precio de la gasolina, que subió un 9.1%. 

Pero también se registraron aumentos de precios en una amplia gama de categorías, como los alimentos y los grandes electrodomésticos. Aun así, los precios en otras categorías se mantuvieron relativamente estables o incluso bajaron.

Según Mark Zandi, economista en jefe de Moody’s Analytics, es probable que la inflación aumente en los próximos meses a medida que la economía se recupere y la demanda repunte. La escasez de algunos artículos, debido a los problemas de producción relacionados con la pandemia, también hará subir los precios.

Aun así, los precios de los alimentos y la energía fluctúan mes a mes y es probable que el reciente aumento sea temporal. Según Zandi, es problabe que el año que viene por estas fechas, la inflación general se sitúe en un promedio del 2%, considerada por muchos como una tasa de inflación normal.

Por supuesto, incluso la inflación normal supondrá un cambio respecto a los precios estables de la pandemia. Y en el caso de algunos productos y servicios, los consumidores pueden enfrentarse a costos significativamente más elevados. Aquí está el panorama para seis categorías clave y consejos sobre cómo administrar esos gastos.

Energía

Según Patrick DeHaan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy, un sitio web y una aplicación para teléfonos inteligentes que ayuda a los conductores a encontrar las mejores ofertas, los precios de la gasolina al por menor han subido en promedio de $1 a $2.85 por galón en el último año. Esto fue provocado por el aumento de la demanda a partir de finales del año pasado, cuando más automovilistas salieron a la carretera. 

La buena noticia es que es posible que ya se hayan producido los mayores aumentos de precios, dice DeHaan, ya que las compañías petroleras han aumentado la producción de combustible. Aun así, es probable que los precios sigan siendo más altos a medida que se reanuda el crecimiento económico.

Si estás planeando un viaje largo por carretera, ten en cuenta que puedes pagar mucho más si cruzas las fronteras estatales hacia un lugar con impuestos más altos a la gasolina, dice DeHaan. Asegúrate de comprobar los precios de la gasolina con anticipación.

Si estás pensando en comprar un coche nuevo, ten en cuenta el rendimiento del combustible. (Para obtener más información sobre la compra de autos, consulta más abajo).

Alimentos

Aunque el costo de los alimentos subió un 0.6% en marzo, algunos productos registraron aumentos de precio más pronunciados que otros.

Por ejemplo, los precios de la carne molida de res cruda subieron casi un 2%, mientras que los del queso y productos relacionados bajaron un 0.1%.

Asimismo, el costo de las papas frescas aumentó un 3.4%, mientras que el precio de las manzanas frescas solo subió un 0.4%.

Para no salirte del presupuesto, compara los precios y sustituye los ingredientes por otros más baratos siempre que sea posible. Asegúrate de estar en la lista para recibir notificaciones de ofertas de tus tiendas locales y enfócate en los productos de marca blanca, que suelen ser más baratos.

Electrodomésticos grandes

La disminución de la producción y de la cadena de suministro durante la pandemia ha provocado una gran escasez de electrodomésticos. Esto ha hecho que los precios de algunos tipos de electrodomésticos, como lavadoras, estufas y refrigeradores, suban considerablemente.

Aunque los precios acabarán estabilizándose a medida que la pandemia disminuya y la oferta regrese, es probable que no veas grandes descuentos a corto plazo, dice Nish Suvarnakar, principal analista de mercado de Consumer Reports.

Antes de comprar, asegúrate de saber qué características de los electrodomésticos son importantes frente a las que son menos importantes para ti, dice Survarnakar. Asegúrate de comparar precios en tiendas independientes (no solo en las grandes tiendas), ya que pueden ofrecer ofertas comparables y quizás un mejor servicio.

Servicios de telecomunicaciones e Internet

En los últimos meses, los consumidores de telecomunicaciones han tenido un pequeño descanso, ya que los precios de los servicios de telefonía e inalámbricos bajaron ligeramente en marzo, según el gobierno, mientras que los costos de los proveedores de Internet subieron un 1%.

Esto se produce después de que algunos proveedores cumplieron sus promesas el año pasado de suspender los límites de datos y ofrecer otras ventajas a los consumidores durante la pandemia. Pero ahora muchos proveedores de Internet están empezando a subir los precios de nuevo.

Para no gastar tanto, puedes cambiar a un plan de telefonía celular de bajo costo. Y reducir tus gastos de Internet con estos consejos para cortar el cable.

Automóviles

Aunque los precios generales de los coches y camionetas nuevos se han mantenido relativamente estables, el precio de los modelos individuales varía mucho. Los modelos de gama baja han tendido a bajar de precio, mientras que los costos de los modelos de gama alta han subido, según un reciente estudio de Consumer Reports.

Para no salirte de tu presupuesto, enfócate en los modelos de coche más asequibles, puedes encontrar buenas opciones por $25,000 o menos. Y ten cuidado con los costos adicionales, sobre todo con los cargos por destino, que pueden añadir cientos de dólares al precio de la etiqueta. 

Televisores

Los consumidores han disfrutado de un descanso en los precios de los televisores en los últimos meses, ya que los costos se han mantenido relativamente estables, según los últimos datos de la inflación.

Aun así, si no necesitas un nuevo televisor de inmediato, puede valer la pena esperar unos meses para comprarlo.

“El mejor momento para comprar televisores suele ser entre otoño y principios de invierno, debido a las rebajas navideñas y al lanzamiento de nuevos modelos en enero”, dice Samantha Gordon, editora de ofertas de Consumer Reports.

Los miembros de Consumer Reports pueden encontrar más información sobre el mejor momento para comprar una amplia gama de productos utilizando la Guía sobre el mejor momento para comprar de CR

Los compradores decididos también pueden conseguir ofertas en televisores y otros artículos durante el evento Prime Day de Amazon, que se espera que se celebre en el verano, dice Gordon.