cancelar el servicio de cable y obtener un servicio de streaming

Hoy en día, somos más los que estamos considerando cancelar el servicio de   televisión de pago y deshacernos del cable. Es una opción muy atractiva, considerando lo cara que se está volviendo la televisión de pago y todos los nuevos servicios de streaming que se ofrecen en la actualidad.

Sin embargo, no todo el mundo estará contento de deshacerse de su paquete de televisión por cable o satélite. La decisión puede ser más complicada de lo que parece a primera vista.

Veamos primero el caso de la cancelación del servicio de TV por cable. Por un lado, el mayor argumento es el aumento del precio del cable. En la actualidad, la factura promedio de la televisión de pago es de casi $110 al mes, según Bruce Leichtman, director del grupo de investigación Leichtman Research Group. Y los precios parecen aumentar cada año. Los altos precios hicieron que 6 millones de suscriptores abandonaran la televisión de pago el año pasado, en la mayor caída de la industria en la historia, según la firma de analistas de Wall Street, MoffettNathanson. 

Si estás pensando en cancelar el servicio de cable, consulta nuestra revisión de antenas de TV de interiores.

Además, cancelar el servicio por cable se vuelve cada vez más atractivo porque los nuevos servicios de streaming están ofreciendo más alternativas a los consumidores. Si deseas canales tradicionales como HGTV y CNN, puedes obtener uno de los servicios de streaming que reemplazan el cable, los cuales existen desde hace unos años. Los servicios de streaming gratuitos ofrecen una gran cantidad de contenido, aunque tendrás que soportar ver anuncios.

Las opciones también incluyen los gigantes ya establecidos, como Netflix, que ahora tiene más de 73 millones de suscriptores en los Estados Unidos, y servicios más nuevos como Disney+, que todavía no ha cumplido un año de antigüedad, pero ya tiene más de 60 millones de clientes de pago. 

Entonces, ¿por qué la advertencia? Por un lado, durante los últimos 12 a 18 meses, los servicios de streaming también han subido sus precios. Siguen siendo más baratos que el cable, pero es posible que no ahorres tanto como esperas.

Y aunque “cancelar el cable” se ha convertido en una frase popular, es probable que no rompas completamente los lazos con tu proveedor de televisión. Esa misma empresa puede proporcionarte la conexión a Internet y el servicio telefónico. Por eso, es complicado separar los precios.

También hay otras razones por las que cortar el servicio del cable puede no ser una opción para ti, comenzando por lo complicado que puede ser elegir las alternativas adecuadas. Aquí verás los detalles de lo que necesitas saber para tomar una decisión que te satisfaga.

Tienes excelentes opciones de streaming

Solo en el último año, las opciones de streaming para los consumidores se han disparado; la cantidad de opciones puede ser abrumadora. Simplemente elegir una alternativa a la televisión por cable puede ser suficiente para disuadir a algunas personas de cortar el cable.

Sin embargo, podemos ayudarte con eso. Aquí tienes un resumen rápido. También puedes hacer clic en los enlaces para obtener más información sobre cada tipo de servicio.

Si básicamente estás buscando replicar lo que obtienes de una compañía de TV de pago tradicional, considera uno de los servicios de streaming por cable. Estos incluyen AT&T TV Now (anteriormente DirecTV Now), FuboTV, Hulu + Live TV, Sling TV y YouTube TV.

El precio de estos servicios varía entre $30 y $65 al mes, y suelen combinar redes de transmisión local en vivo (ABC, CBS, Fox y NBC, y PBS y Telemundo) con una variedad de canales de cable como AMC, CNN y HGTV.

También puedes ver los nuevos servicios de las grandes empresas de medios de comunicación. Es difícil resumirlos, pero se puede decir que como grupo ofrecen una gran cantidad de contenido, desde programación original hasta programas de transmisión y películas. Incluyen: Apple TV, que cuesta $5 al mes; Disney+, que cuesta $7 al mes si se contrata solo o $13 al mes cuando se combina con Hulu y ESPN, y el servicio HBO Max de $15 al mes de la división WarnerMedia de AT&T.

También está CBS All Access, que cuesta $6 al mes, y Peacock, un servicio con publicidad de NBCUniversal que tiene niveles gratuitos y de pago. Estos servicios tienden a aprovechar el contenido de otras de sus empresas matrices y ofrecen una gran cantidad de programas originales. Una opción para quienes deciden cortar el cable: Combinar algunos de esos servicios y armar una sólida variedad de programación por menos de $25 al mes.

Si realmente quieres recortar gastos, hay un número creciente de servicios gratuitos de streaming, que ofrecen programas de televisión y películas si estás dispuesto a ver anuncios. Estos son Crackle, Plex, Pluto, Tubi TV y Xumo. Muchos televisores inteligentes, incluyendo los de LG, Samsung y Vizio, y los dispositivos de streaming como Roku y TiVo, vienen con aplicaciones que ofrecen contenido gratuito.

Por supuesto, también existen “los tres grandes” servicios de streaming: Netflix, Amazon Prime Video y Hulu. Estos tienden a ser algo diferentes de otros servicios de suscripción de pago, ya que muchos de nosotros tenemos uno o más de estos servicios, además de cualquier servicio de TV de pago o streaming.

Y no olvides el poder de una simple antena de televisión. Según donde vivas, podrías obtener la mayor parte de tu programación de forma gratuita, por aire, como en los viejos tiempos.

Si cortas el cable, podrías pagar más por Internet

Los paquetes son el pegamento que nos mantiene a muchos de nosotros ligados a un paquete de televisión de pago. Además de la conveniencia de recibir una sola factura por el servicio de televisión, Internet y teléfono residencial, a menudo recibes un descuento por el servicio de Internet cuando es parte de este tipo de paquetes.

Si separas la banda ancha de la televisión, es probable que descubras que estás pagando más por la misma velocidad de Internet. 

Por ejemplo, en mi área, Altice ofrece un paquete de Optimum que incluye 220 canales de televisión, servicio de Internet de 300 Mbps y servicio telefónico residencial por $75 al mes, más tarifas e impuestos. (La oferta es válida solo por un año).

Pero sin televisión, ese mismo servicio de banda ancha de 300 Mbps, más el teléfono, cuesta $50 al mes. Entonces, con el paquete esencialmente obtengo 220 canales de televisión por solo $25 al mes, una oferta difícil de superar.

Otra cosa que hay que considerar antes de cancelar el cable. Si actualmente pagas por un servicio de Internet de baja velocidad, es posible que debas actualizarlo a un servicio más rápido si decides optar por el servicio de streaming completo, especialmente cuando muchos de nosotros trabajamos o asistimos a la escuela desde casa, o si verás más videos 4K. Y eso probablemente costará más.

Puedes obtener más canales locales

Cuando se lanzaron por primera vez los servicios de streaming por cable, un gran inconveniente fue que a menudo carecían de canales de transmisión locales. Esa situación ha mejorado mucho, pero todavía no se pueden obtener todos los canales locales de un único servicio.

“El número de estaciones locales transmitidas por los servicios de streaming en vivo realmente varía según la ciudad en la que te encuentres y el servicio de streaming que estés usando”, dice Dan Rayburn, analista principal de la empresa de investigación Frost & Sullivan. “Muchos de los servicios de streaming se han esforzado por incluir varias estaciones locales, pero todavía hay una gran brecha para muchos consumidores que no viven en los principales mercados”. 

La mejor manera de saber qué canales obtendrás en tu área es ir al sitio web de cada servicio y escribir el código postal para ver la lista completa de canales.

Con muchos de los servicios, incluso si no se incluyen todos los canales locales, es posible que aún puedas obtenerlos a pedido, lo cual es aceptable si no te importa esperar 1 o 2 días para ver un programa favorito de la red. Pero significa que te perderás la “televisión de citas”, o sea los eventos en vivo y programas como los eventos deportivos y los Premios de la Academia.

Esta falta de canales locales es una de las razones por las que más hogares están usando antenas, que captan señales gratuitas de alta definición por aire. De hecho, Parks Associates, una empresa de investigación, estima que una cuarta parte de todos los hogares estadounidenses con Internet de banda ancha ahora usan una antena de televisión.

El cable es más confiable que el servicio de streaming

Una de las grandes ventajas de la televisión por cable es que proporciona señales consistentes y confiables a tu televisor: Enciendes el televisor y esperas ver la imagen.

Los servicios de streaming no siempre son así, como muchos de nosotros descubrimos recientemente durante la temporada de huracanes, cuando el servicio de Internet no funcionaba incluso después de que se restableciera la energía. Si dependías únicamente del servicio de streaming, no tuviste suerte. En mi vecindario en el noreste, por ejemplo, el servicio de banda ancha de FiOS estuvo fuera de servicio durante 2 días, mientras que algunos clientes del servicio de Internet de Optimum no tuvieron servicio durante cinco días.

Además, la calidad del video que obtienes mediante streaming depende del ancho de banda disponible, que puede variar según la cantidad de usuarios en tu vecindario que están en la misma conexión que tú. Así que puedes obtener una excelente imagen a última hora de la noche o temprano en la mañana, pero puede no ser tan buena después de la cena, cuando hay más personas mirando. Empresas como Netflix ajustarán dinámicamente la calidad del video en función de la velocidad de la conexión y pueden bajar la calidad del video para evitar que se congele o se pixele la imagen.

Además, ahora que somos más quienes trabajamos o estudiamos en casa, o la usamos como lugar de entretenimiento, estamos compartiendo nuestras conexiones de banda ancha y WiFi con más personas durante períodos más largos del día. Si muchas personas en tu hogar están mirando contenido en una variedad de dispositivos al mismo tiempo, es probable que la calidad se vea afectada.

Incluso tu enrutador inalámbrico puede afectar el rendimiento del video. Los enrutadores más antiguos pueden ser más lentos o usar solo una banda de frecuencia, lo que puede provocar la interferencia de monitores para bebés, teléfonos inalámbricos e incluso hornos de microondas. Los enrutadores de doble banda más nuevos tienen 2 bandas, 2.4 GHz y 5 GHz, para ofrecerte una segunda opción. Si hay zonas muertas en tu hogar donde el WiFi no llega, los enrutadores que crean una red de malla podrían ser útiles. Algunos enrutadores ahora usan la próxima generación de tecnología WiFi, llamada WiFi 6, que proporciona velocidades más rápidas y mejor cobertura. Sin embargo, tus dispositivos también deberán ser compatibles con WiFi6 para aprovechar los beneficios de la nueva tecnología.

Pero a veces el problema ocurre en el propio servicio o en los servidores de las redes. Muchos servicios han sufrido cortes periódicos, incluyendo algunos de alto perfil, como el colapso de las aplicaciones CBS All Access y CBS Sports de las personas que estaban usando dispositivos Roku durante el Super Bowl del año pasado. Más recientemente, tanto Netflix como Hulu tuvieron cortes temporales esta primavera, cuando más personas comenzaron a quedarse en su casa debido a la pandemia de COVID-19. 

Y no se trata solo de eventos deportivos. Los servicios de streaming o los servidores de red pueden saturarse cuando muchas personas intentan conectarse al mismo tiempo. El otoño pasado, en el día de su lanzamiento, Disney+ tuvo problemas durante todo el día. Este mismo problema invadió a HBO algunas veces, como durante la transmisión de episodios de alto perfil de “Game of Thrones” y “True Detective”.

Considera cuántos usuarios tienes

Si tienes un grupo de personas en casa, todas tratando de ver un programa diferente en su propia televisión o computadora portátil, puedes encontrarte con algunas restricciones. Cada servicio de streaming que hemos analizado tiene algunos límites en la cantidad de dispositivos que pueden transmitir contenido al mismo tiempo. Por ejemplo, el plan Orange de Sling TV, de $30 por mes, permite que haya solo un usuario a la vez. El servicio de $30 de Sling Blue permite el acceso de 3 usuarios simultáneamente; puedes obtener un cuarto usuario si combinas los planes Orange y Blue, por $45.

AT&T TV Now y Hulu te limitan a 2 transmisiones simultáneas. AT&T te permite añadir un usuario simultáneo por $5 adicionales al mes, mientras que Hulu + Live TV ofrece una opción de pantallas ilimitadas por $10 al mes, siempre que los usuarios estén conectados en la misma red doméstica. Con YouTube TV, un máximo de 3 usuarios pueden concectarse al mismo tiempo. 

Depende de lo que quieras ver

Aunque todos los servicios añaden nuevos canales con regularidad, no hay garantía de que un servicio brinde todas las redes que tu familia desea ver. Esto es especialmente cierto ya que más empresas que antes solían licenciar sus programas y películas a otros servicios, ahora están cancelando esa opción para ofrecer sus propias ofertas de streaming.

Por ejemplo, Sling TV todavía no tiene CBS y Fox News solo está disponible en algunos mercados. AT&T TV Now no tiene algunos canales de cable importantes, como AMC, Food Network y HGTV. Actualmente, YouTube TV no tiene A&E, Hallmark ni History Channel. Hulu + Live TV no ofrece AMC ni Viacom (Comedy Central, MTV, Nickelodeon).

Sin embargo, esto podría no ser tan diferente para las personas que todavía pagan el servicio por cable. Según Parks Associates, el 54% de los hogares estadounidenses con servicio de Internet se suscribe a 2 o más servicios, mientras que casi una cuarta parte (22%) se suscribe a 4 o más.

Por último, no olvides considerar la compatibilidad con los dispositivos; no todos los servicios están disponibles en cada reproductor de streaming o plataforma de televisión inteligente. Por ejemplo, en este momento ni HBO Max ni Peacock están disponibles en las 2 mayores plataformas de reproducción de streaming: Amazon Fire TV y Roku. Para ver estos nuevos servicios, necesitarás Apple TV o Google Chromecast.


Inscríbete para recibir Salud y Bienestar, el nuevo boletín mensual que te ofrece todo sobre salud, nutrición, condición física ¡y mucho más!  Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.